Entre Rayados y Pumas hay cuentas pendientes

El grito de Goya retumbó como pocas veces en la cancha del Tec. Era la noche del 11 de diciembre del 2004. Monterrey tenía la mesa puesta para un gran festejo ante su público por su tercer título...
El grito de Goya retumbó como pocas veces en la cancha del Tec. Era la noche del 11 de diciembre del 2004. Monterrey tenía la mesa puesta para un gran festejo ante su público por su tercer título de Liga... pero Pumas se llevó la Copa.
 El grito de Goya retumbó como pocas veces en la cancha del Tec. Era la noche del 11 de diciembre del 2004. Monterrey tenía la mesa puesta para un gran festejo ante su público por su tercer título de Liga... pero Pumas se llevó la Copa.  (Foto: Notimex)
Monterrey -
  • Se coronó la UNAM en el 2004 en la Sultana del Norte
  • La Pandilla sólo ha perdido una Semifinal en toda su historia

El grito de Goya retumbó como pocas veces en la cancha del Tec. Era la noche del 11 de diciembre del 2004. Monterrey tenía la mesa puesta para un gran festejo ante su público por su tercer título de Liga... pero Pumas hizo lo impensado y se llevó la Copa a CU. La próxima Semifinal del torneo de Apertura llegará con aire de revancha o paternidad entre regios y capitalinos, luego de la afrenta deportiva de hace seis años, cuando los universitarios se llevaron las palmas en tierra ajena, dejando muda a la cancha del Tec. El primer bicampeonato en torneos cortos dejó cuentas por saldar entre rayados y felinos, que se verán las caras por segunda vez en una Liguilla, como hace 12 torneos, cuando chocaron en el partido más esperado del año. Monterrey había sido el equipo del momento en aquella Liguilla del Apertura 2004, con un juego explosivo y vertical, merecedor del rol de favorito para el trofeo de campeón. El cuadro albiazul derrochaba atrevimiento bajo el mando de Miguel Herrera, contando con el mejor momento de Guillermo Franco en el país, Campeón de Goleo individual, y llegaba sin conocer la derrota a la serie por el título. En ella se topó a unos Pumas decididos a todo bajo el mando de Hugo Sánchez y que tras entrar en noveno lugar dejaron en el camino al Superlíder Veracruz y al Atlas que había llegado como cuarto general. El conjunto felino aparecía como Campeón defensor, pero con argumentos que no terminaban de convencer, hasta que –igual que ahora- se transfiguró en Finales y sacó la garra de monarca. La serie resultó intensa. Monterrey fue a la capital del país con el fin de evitar una tragedia, sabiendo que en casa tendría todo para ceñirse la corona. Guillermo Franco, todavía jugando como argentino, puso a vibrar a la Sultana del Norte a través del televisor, al marcar el 1-0 al minuto 20, pavimentando el terreno. Pero al arranque del segundo tiempo la escuadra felina sacó el amor propio y al 49' Joaquín Beltrán igualó los papeles con un remate de cabeza, que batió al meta Juan de Dios Ibarra. El tiempo parecía consumirse y todo pintaba al empate, pero a 10 del final David Toledo volvió a sorprender a Rayados y marcó el 2-1 que hizo enloquecer al inmueble del Pedregal y que dejó la ventaja para el cierre. Aún así la mínima diferencia hacía pensar que Monterrey en casa daría la vuelta hasta el título, pero no fue así. La escena se volcó en apoyo hacia los albiazules, pero la zaga universitaria no dejó nunca de generar futbol y se volvió una amenaza en cada balón largo buscando el 3-1 que liquidara. Y esta combinación llegó al inicio de segundo tiempo, cuando "Kikín" Fonseca sacó un disparo de tres cuartos de cancha, elevado y al centro del marco, que sorprendió a Christian Martínez para acabar como uno de los goles más extraños en el Tec, que silenciando al inmueble y desmoronando la estampa de campeón en casa. Monterrey intentó por todos lados acortar la diferencia, pero a partir de entonces estaba muerto mentalmente Pumas hizo lo necesario para escuchar sin sorpresas el silbatazo final y logró redondear un 2004 a su medida, obteniendo además el pase a la Copa Libertadores 2005. De aquella batalla aún permanecen por Rayados Juan de Dios Ibarra, Jonathan Orozco, Pierre Ibarra, Luis Ernesto Pérez y Jesús Arellano, mientras que por Pumas siguen Sergio Bernal, Efraín Velarde, Alejandro Palacios, Darío Verón, Marco Palacios, Israel Castro, Leandro Augusto, Fernando Espinosa y Fernando Morales. Esta vez nuevamente el duelo perfila para iniciar en México y cerrar en la casa rayada, pero esto no es garantía de nada. Pumas ya dejó fuera a La Pandilla a domicilio, en un episodio que dejó abierto el reto para la siguiente vez que se encontraran en Finales. Esa oportunidad llega esta semana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×