Rayados tuvo una fría despedida

Esta vez no hubo caravanas, ni grandes aglomeraciones en el aeropuerto para despedir al Monterrey en su viaje en la lucha por el campeonato.
Esta vez no hubo caravanas, ni grandes aglomeraciones en el aeropuerto para despedir al Monterrey en su viaje en la lucha por el campeonato.
 Esta vez no hubo caravanas, ni grandes aglomeraciones en el aeropuerto para despedir al Monterrey en su viaje en la lucha por el campeonato.  (Foto: María Elena Partida)
Monterrey, Nuevo León -
  • Solamente una familia acompañó al equipo en el aeropuerto para desearles suerte en la Final

Esta vez no hubo caravanas, ni grandes aglomeraciones en el aeropuerto para despedir al Monterrey en su viaje en la lucha por el campeonato.

Contrario a las cuatro Finales pasadas, donde centenares de aficionados solían acompañar a la escuadra regiomontana en sus autos desde que partían de su casa de entrenamiento hasta antes de tomar el avión, en esta ocasión los seguidores de Rayados se guardaron la pasión, dejando prácticamente solo al conjunto que dirige Víctor Manuel Vucetich.

La escuadra albiazul viajó la tarde de este miércoles rumbo a Torreón para jugar el partido de ida de la gran Final contra Santos Laguna, y lo hizo con plena tranquilidad en su trayecto de El Barrial hasta la Terminal aérea.

Apenas una familia conformada por siete integrantes fue la que manifestó su apoyo al equipo de la Sultana del Norte antes de partir.

Fue en la avenida Morones Prieto, en el municipio de Guadalupe, donde los miembros de la familia Flores hicieron notar su apoyo al Monterrey, al pararse a un costado de la vialidad y ondear sus banderas cuando vieron pasar el autobús que trasladó al equipo.

A partir de ahí, acompañaron muy de cerca a la unidad de transporte en la que viajaban los jugadores y Cuerpo Técnico, para luego seguirlos hasta el aeropuerto donde tuvieron la oportunidad de pedirles autógrafos y tomarse fotografías con algunos elementos albiazules.

Sin embargo, pese a ser pocos, la presencia de estos aficionados no pasó desapercibida en el lugar, ya que gritaron intensamente porras de apoyo para su equipo, deseándoles suerte en el primer partido de la gran Final.

Este gesto fue agradecido por el Presidente del club, Jorge Urdiales, quien viajó junto con el equipo.

Hasta ahora la afición del Monterrey no se ha desbordado en pasión como años anteriores, tal vez porque ya están acostumbrados a que su equipo esté en los primeros planos en los últimos años, o quizá porque se la están guardando para el partido decisivo del próximo domingo en la cancha del Tecnológico.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×