Se divierte América en Cancún

Aunque la sesión de entrenamiento matutino en la pretemporada ha sido fuerte para los jugadores del América, el equipo se divierte en su estancia en Cancún, ya que el buen ambiente se percibe...
Aunque la sesión de entrenamiento matutino en la pretemporada ha sido fuerte para los jugadores del América, el equipo se divierte en su estancia en Cancún, ya que el buen ambiente se percibe entre todos los que integran la plantilla.
 Aunque la sesión de entrenamiento matutino en la pretemporada ha sido fuerte para los jugadores del América, el equipo se divierte en su estancia en Cancún, ya que el buen ambiente se percibe entre todos los que integran la plantilla.  (Foto: Jessika Méndez)
Cancún, Quintana Roo -
  • Los entrenamientos han sido dobles en la pretemporada
  • Enrique Esqueda sintió molestias en la pierna izquierda

Aunque la sesión de entrenamiento matutino en la pretemporada ha sido fuerte para los jugadores del América, el equipo se divierte en su estancia en Cancún, ya que el buen ambiente se percibe entre todos los que integran la plantilla. Hoy el trabajo físico se realizó en el campo de golf del hotel, donde el preparador Axel Bierbaum dirigió la práctica dando la instrucción de que las Águilas trotaran seis kilómetros, para luego darles un breve descanso y finalizar con el recorrido de dos kilómetros más. En ese lapso corto para recuperar fuerzas, los jugadores aprovecharon para jugar con un balón a los “quemados”, como parte de una dinámica para unir más al grupo, siendo Vicente Sánchez, Matías Vuoso y Diego Cervantes los más buscados para tocarlos con el esférico y ser ellos quienes tomaran la pelota para hacer lo mismo con otros elementos. Las risas no paraban dentro de la plantilla, la diversión era al máximo, incluso había jugadores que hasta caían al suelo al querer evitar ser tocados con el balón. Llegó el momento de sentarse en el campo creyendo que ya había terminado la sesión, pero el preparador físico ordenó que recorrieran dos vueltas más de un kilómetro cada una. Ante esto, se escuchó una voz graciosa que decía “no queremos, no queremos”; Bierbaum supo que fue Vicente Sánchez, pero éste respondió con ese mismo tono “así es mi voz, soy Matías, escucha soy Matías y no quiero”, lo cual desató más risas entre los jugadores quienes minutos después accedieron a dar el recorrido que faltaba. Matías Vuoso fue quien llegó al último al terminar esos dos kilómetros de trote, aunque Enrique Esqueda fue quien resintió más el esfuerzo, primero fue de los más rápidos y eso le costó en la vuelta final, por lo que necesitó de hielo en la pierna izquierda; Cervantes también había batallado, pero pronto sacó la casta al sentir las burlas de sus compañeros y terminó bien el trabajo. El portero Guillermo Ochoa y el defensa colombiano, Aquivaldo Mosquera, sólo trotaron cuatro kilómetros, el primero debido a molestias en los tendones de Aquiles y el segundo, porque sigue sin recuperarse totalmente de su lesión en el muslo izquierdo. Por la tarde, el equipo se traslada a las canchas del Atlante para trabajar a puerta cerrada.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×