Tigres 0-0 Durango... Los felinos terminaron invictos de cara al Clausura 2011

El marcador se quedó en ceros, Tigres no pudo regalarle hoy a su afición un triunfo en el cuarto y último partido de preparación de cara al Clausura 2011, pero aún así los hinchas no se fueron del...
 El marcador se quedó en ceros, Tigres no pudo regalarle hoy a su afición un triunfo en el cuarto y último partido de preparación de cara al Clausura 2011, pero aún así los hinchas no se fueron del todo tristes.  (Foto: Notimex)
San Nicolás de los Garza, Nuevo León -
  • Más de 35 mil aficionados presenciaron el encuentro ante Durango
  • En tiempo de compensación, Alacranes casi vence a los felinos

El marcador se quedó en ceros, Tigres no pudo regalarle hoy a su afición un triunfo en el cuarto y último partido de preparación de cara al Clausura 2011, pero aún así los hinchas no se fueron del todo tristes, pues vieron que el accionar de los felinos ha mejorado. Fue ante Alacranes de Durango con quien los auriazules cerrarían invictos sus cuatro compromisos amistosos, primero con el 1-1 con Atlante, después vendrían los dos triunfos 2-0 con Jaguares y Correcaminos, mientras que hoy se dio el 0-0 en el Estadio Universitario, frente a 35 mil aficionados, quienes en tiempo de compensación se quedaron con el susto de un balón del rival que pegó en el poste. Ligeros abucheos se escucharon desde la tribuna cuando se dio el silbatazo final, pero la mayoría de la afición comprendía que lo importante en este tipo de encuentros no es tanto el resultado, sino el avance del equipo en cuanto al entendimiento dentro de la cancha y en ese aspecto, los universitarios muestran mejoría con mayor actividad ofensiva, aunque es claro que con Lucas Lobos se habría tenido mayor movilidad por el centro. La defensa continúa manteniendo la solidez, aunque cabe destacar que Durango no preocupó mucho a la zaga auriazul, pues cuando tuvo sus llegadas al arco rival no mostró mayor peligro; mientras que la media cancha felina, dejó satisfecho al timonel su doble contención con David Toledo y Manuel Viniegra, siendo el primero de estos el que se enfocara más a la salida. Tigres arrancó con Cirilo Saucedo en la portería, Israel Jiménez de lateral derecho, Jorge Torres Nilo por el izquierdo, Hugo Ayala y Juninho de centrales; Manuel Viniegra y David Toledo en la contención; Francisco Acuña como volante derecho, Danilinho por el izquierdo, mientras que al frente Carlos Ochoa acompañó a Héctor Mancilla. En el caso de Lucas Lobos y Damián Álvarez, presentaron fatiga muscular y entrenaron por la mañana antes del partido, se estima que el lunes se reincorporarán sin problema al trabajo; el contención Jonathan Borsntein sigue en duda para el arranque del torneo, debido a un desgarre en la pierna derecha. El encuentro arrancó y de inmediato Tigres tomó el control del partido, con un Mancilla más participativo y mayor entendimiento, aunque al minuto 10 no pudo concretar de cabeza, cuando Jiménez le envió un centro desde tres cuartos de cancha. Ochoa no se quedó atrás y apareció al 12’ de acción en una descolgada, pero el esférico se le alargó y la oportunidad se perdió. Dos minutos más tarde, Erick Espinoza de Alacranes remató de cabeza, pero Cirilo Saucedo detuvo sin problema. Conforme pasaron los minutos, Mancilla apareció más en el encuentro y al 17’ burla a Daniel Duarte por la banda derecha, para luego llegar a línea de fondo donde logra filtrar centro raso que Acuña sólo empuja para el gol, pero el árbitro Félix López lo anula por un inexistente fuera de lugar. También Danilinho que contra Correcaminos se había mostrado frenado en su movilidad, mostró mejoría, aunque en la primera parte al jugar por izquierda de nuevo recayó mucho en quedarse por la banda, pero deslumbró con jugadas individuales dentro del área. Acuña quiso demostrarle al técnico que quiere seguir en el cuadro y al 32’ desbordó por derecha cediendo a Mancilla dentro del área, quien de media vuelta remató a primer poste, pero el balón pegó por fuera de la red; el joven canterano seguía insistiendo y de nuevo al 35’ actuó para el chileno, que con recorte se quita un defensa y saca disparo desviado. Parecía una lucha de quien debe tener el puesto, si Danilinho o Acuña, pero es claro que Verón es el indicado y faltando cinco minutos para el fin de la primera mitad, lució desde la izquierda cruzando toda el área, para sacar de derecha un tiro a segundo poste que se fue ligeramente desviado. Iniciando la segunda parte, Danilinho se quitó a cuadro rivales cuando nuevamente vuelve a tomar el balón desde la izquierda y cruza toda el área, esta vez sin poder sacar su disparo. Al 54’, cobra el brasileño un tiro de esquina que creó peligro luego de que Viniegra peinara el balón, sin embargo nadie logró cerrar. Al minuto 60 vendría el primer cambio, Alberto Acosta entró por Acuña y se iría a la banda izquierda, de tal manera que Danilinho se iría como volante derecho, donde se mostró con mayor movilidad hacia el centro. Después de eso, Durango se mostró más en el ataque, primero con Paulo Serafín al 65’ disparando de larga distancia y al 72’, Daniel Duarte también pasando por encima el balón sobre la portería; tras esa jugada, vino el cambio de Viniegra para dejar su lugar a Jesús Molina. De nuevo Tigres atacó con Ochoa, que se escapa por el centro y cede para Mancilla dentro del área, pero el chileno se precipita al disparar y la estrella en el portero. A tres minutos del final, Tigres parecía hacer el 1-0, cuando Molina recuperó en media cancha y cedió a Ochoa, quien a su vez dio a Mancilla que se escapó por izquierda rumbo al área, donde al estar solo frente al arquero Edmundo Ríos, trató de evadirlo con un disparo cruzado a segundo palo, pero el balón se estrella en el poste. Más tarde, los universitarios tuvieron la última de peligro, con Mancilla cediendo a Acosta dentro del área, pero el arquero tapa su disparo; el encuentro se iba a quedar en ceros, aunque en tiempo de compensación Luna Vizcarra le dio un gran susto a Tigres, al cobrar tiro libre y pegar el balón con el poste derecho de la portería de Cirilo. Fue así que los auriazules no pudieron darle la alegría a su afición, pero aún la ilusión de tener un buen torneo en el Clausura 2011 sigue vigente.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×