El Torneo Invierno 99 fue el inicio del éxito tuzo y de la debacle celeste

La noche del domingo 19 de diciembre de 1999 fue el inicio de una nueva era para dos instituciones, dos equipos que en su origen están ‘ligados’ pero que el momento que viven es totalmente...
La noche del domingo 19 de diciembre de 1999 fue el inicio de una nueva era para dos instituciones, dos equipos que en su origen están ‘ligados’ pero que el momento que viven es totalmente divergente, Pachuca y Cruz Azul.
 La noche del domingo 19 de diciembre de 1999 fue el inicio de una nueva era para dos instituciones, dos equipos que en su origen están ‘ligados’ pero que el momento que viven es totalmente divergente, Pachuca y Cruz Azul.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • A partir de esa final, Pachuca ha sido cinco veces campeón de México
  • Cruz Azul ha perdido tres Finales de liga, una de Copa Libertadores, una de Concachampions y una de Interliga

La noche del domingo 19 de diciembre de 1999 fue el inicio de una nueva era para dos instituciones, dos equipos que en su origen están ‘ligados’ pero que el momento que viven es totalmente divergente, pues los números y sobre todo los títulos marcan que desde aquella noche Pachuca se convirtió en una escuadra exitosa no sólo a nivel nacional; mientras que Cruz Azul ha vivido una tragedia de la que no encuentra explicaciones.   El partido en el que se disputaba el título del Invierno 99, se convirtió en una imagen de lo que serían los próximos 12 años para ambas entidades del futbol mexicano, pues Pachuca conocía por primera vez la gloria pero Cruz Azul se acercaba a la tristeza y frustración que habría de invadir a jugadores, aficionados, directivos y entrenadores.   El gol de oro de Alejandro Glaría en el minuto 92, ya en tiempo extra, significó el inicio de los éxitos que han permeado a los Tuzos desde aquel año, mientras que en Cruz Azul simbolizó el comienzo de los fracasos y de las Finales perdidas tanto en el futbol doméstico como en torneo de carácter internacional.   Hombres como el “Conejo” Pérez, Juan Reynoso, Omar Rodríguez, Gabriel de Anda, “Lupe” Castañeda, Diego Latorre, Juan F. Palencia, “Matute” Morales, Mauro Camoranesi, Julio C. Pinheiro, entre otros; fueron los que defendieron la playera de la Máquina Celeste en aquella final y quienes vivieron en carne propia el dolor que habría de invadir a los cementeros en los próximos años.   Por los Tuzos, jugadores como Marcelino Bernal, Pablo Hernández Roetti, Alejandro Glaría, Pablo Hernán Gómez, Cesáreo Victorino, Gabriel Caballero, Manuel Vidrio, entro otros, dieron inicio a una historia que en principio parecía un cuento de hadas, pero que conforme pasó el tiempo se convirtió en una historia tan real que Pachuca fue el primer club en lograr algo trascendente para México a nivel internacional.   Desde entonces el éxito ha sido fiel compañero de Pachuca, mientras que la tristeza ha estado de la mano de Cruz Azul. Temporadas han pasado, Finales se han jugado y nada ha cambiado el panorama reciente que estas dos instituciones poseen y que contrasta fríamente con su pasado, como si el destino se hubiera equivocado cambiando los caminos o como si fuera un simple capricho del futbol.   El Invierno de 1999 representó para el equipo de Jesús Martínez el primer título de los cinco que posee hasta el momento en el futbol mexicano, pues después se hizo de los campeonatos del Invierno 2001, Apertura 2003, Clausura 2006 y Clausura 2007, eso sin contar las Finales que perdieron ante Santos y Pumas. Además, Pachuca ha sido cuatro veces campeón de la CONCACAF (2002, 2007, 2008 y 2009/10) lo que le ha permitido jugar tres veces el Mundial de Clubes sin mayor trascendencia.   Sin embargo, es el título de la Copa Sudamericana 2006 lo que cierra con broche de oro los constantes logros que ha tenido la institución hidalguense, ya que más allá de ser el primer equipo mexicano en lograr un título de esa envergadura, lo hizo contra todos los pronósticos y cuando nadie los ponía como un candidato a hacerlo.   En La Noria sucede todo lo contrario. Desde aquel 1999, Cruz Azul ha perdido tres Finales con tres rivales distintos, dos de ellas fueron consecutivas. En el Clausura 2008 perdieron ante Santos, en el Apertura 2008 ante Toluca y finalmente en el Apertura 2009 ante Monterrey. Sin embargo, aunque en otros torneos no han llegado hasta la Final, sí han conocido el amargo sabor de la derrota como lo fue la última eliminación ante Pumas en el Apertura 2010 o las Semifinales del Clausura 2005 cuando cayeron a manos del América por global de 6-2. Finalmente, la rivalidad y el capricho del destino parecen haber recibido un impulso en la Final de la CONCACAF 2008, cuando el 28 de abril del 2010 los Tuzos lograron lo impensado. Luego de que Cruz Azul había ganado la Final de ida, en casa, por marcador de 2-1, Pachuca sólo tendría que ganar por la mínima diferencia en la vuelta para hacerse con un el boleto a su tercer Mundial de Clubes. Transcurrieron 91 largos minutos con el marcador igualado a cero, pero el destino tenía deparada una nueva tristeza para Cruz Azul, pues Edgar Benítez apareció al 92’ para marcar el gol que alargaba la agonía celeste y ampliaba el clamor hidalguense. Este sábado se estará jugando una edición más de un partido que marca el principio del éxito Tuzo y de la debacle cementera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×