Cruz Azul 0-1 Jaguares... Chiapas asegura permanencia por un polémico arbitraje

El descenso se convirtió en más que una sombra para Jaguares, los problemas porcentuales se sentían en la piel felina haciendo que el equipo no pudiera dejar de pensar en la Primera División A.
El descenso se convirtió en más que una sombra para Jaguares, los problemas porcentuales se sentían en la piel felina haciendo que el equipo no pudiera dejar de pensar en la Primera División A.
 El descenso se convirtió en más que una sombra para Jaguares, los problemas porcentuales se sentían en la piel felina haciendo que el equipo no pudiera dejar de pensar en la Primera División A.  (Foto: Notimex)

Medio Tiempo quiere revivir las gestas que dieron origen a las grandes rivalidades en el futbol mexicano, en esta ocasión recordamos la crónica del partido que abrió la polémica y destapó situaciones de espionaje en el arbitraje mexicano. Era el año del 2003 y llegaba el penúltimo partido del torneo de Clausura 2003. Cruz Azul recibía a Jaguares de Chiapas para disputar más que tres puntos en el torneo, pues los celestes buscaban mantener sus opciones de Liguilla, mientras que Jaguares se jugaba la permanencia en Primera División.

La polémica nació días después cuando el periodista José Ramón Fernández señaló que luego de ese partido, la cuenta bancaria de Felipe Ramos Rizo, árbitro del encuentro, había crecido de forma desconocida. Además, se hizo pública la existencia de grabaciones telefónicas en las que tanto Edgardo Codesal como Ramos Rizo veían comprometida su credibilidad.

El hecho marcó el final de sus carreras dentro del futbol pues aunque Ramos Rizo presentó una demanda ante la PGR buscando limpiar su nombre, después ambos dijeron adiós.

Estadio Azul, sábado 10 de mayo del 2003

  • Ramos Rizo no marcó un penal claro a favor de los celestes
  • A Jaguares le vale un triunfo ante Tecos en la última jornada para no descender

El descenso se convirtió en más que una sombra para Jaguares, los problemas porcentuales se sentían en la piel felina haciendo que el equipo no pudiera dejar de pensar en la Primera División A. Por ello, cuando los chiapanecos llegaron a la cancha del Azul lo hicieron acompañados por la garra y corazón buscando una salvación que parecía lejana pero que aún era posible; sólo tenían que lograr un triunfo ante La Máquina para después manejar su destino, en el último duelo ante Tecos en el Víctor Manuel Reyna.

Pero Cruz Azul tenía sueños y objetivos que lo obligaron a dominar el partido desde los primeros instantes del encuentro. La Máquina encontró su primera opción de peligro a los dos minutos de iniciado el cotejo, Juan Carlos Cacho dejó sólo en el área a Zepeda, quien sólo tenía que empujar la pelota; sin embargo, el ex atlista intentó adornarse y colocar la pelota por lo que su disparo salió chorreado, evitando así que el marcador comenzara a moverse.

El embate cementero no tuvo descanso y cinco minutos más tarde de nueva cuenta Cacho puso un "bombón" para Tomás Campos, quien se postró sólo frente Alán Cruz, arquero chiapaneco, para estrellarle el balón y ahogar la posibilidad de la ventaja celeste, así poco a poco se fue comprobando aquel dicho "el que perdona, pierde", pues Jaguares aprovechó el rebote para iniciar la jugada de gol.

Al 8', Lucio Filomeno recibió un pase cerca de la media luna y logró darse la vuelta ante la complacencia de dos defensores que no pudieron quitarle la pelota. Filomeno se postró ante el "Conejo" Pérez, a quien batió con un trallazo que se incrustó en el ángulo superior izquierdo. Oxígeno puro y la esperanza se pintaba de color naranja.

Con un gol era suficiente para Jaguares por eso se formó de inmediato una auténtica muralla. Rafael Márquez Lugo fue el hombre sacrificado, prácticamente en la guerra y sin fusil, el delantero mexicano se dedicó a recibir la pelota en tres cuartos de cancha, producto de los despejes de la zaga, para cuidarlo y tratar de dar un poco de aire al "camión naranja" que se postró sobre su propia área.

Cruz Azul intentó e intentó pero siempre se encontró con nueve jugadores que defendían a toda costa el gol conseguido, por lo que así se fue disolviendo la primera mitad.

La tónica de la segunda parte fue muy similar, ni Cacho ni Palencia ni Zepeda tuvieron la puntería necesaria para emparejar el marcador, las oportunidades se perdieron y el ánimo celeste se fue mermando con el paso de los minutos. Jaguares con una defensa épica soportó todos los embates del local y aunque estuvieron a punto de marcar el segundo gol en un par de contragolpes, su objetivo siempre fue defender a toda costa el gol que les permitía soñar.

Fue en el segundo tiempo cuando la polémica arbitral se originó. Felipe Ramos Rizo no marcó un claro pénalti de Franz Torre sobre Víctor Gutiérrez que habría cambiado el panorama del partido. Los reclamos de Enrique Meza no se hicieron esperar, el timonel celeste fue expulsado al igual que Sergio Bueno, entrenador chiapaneco.

La desesperación llegó a Cruz Azul a los 74 minutos cuando Ricardo Osorio se hizo expulsar por doble tarjeta amarilla, La Máquina bajó los brazos y prácticamente se resignó a sufrir una derrota que los dejó con muy pocas posibilidades de calificar a la Liguilla y con la Copa Libertadores como el objetivo más importante. Jaguares obtuvo un triunfo de oro que le permitirá manejar la situación porcentual en su último duelo del torneo frente a los Tecos.

LO QUE DIJERON

Meza señaló que nadie puede descartar de la Liguilla a Cruz Azul

A pesar de la dolorosa derrota que tuvieron ante Jaguares de Chiapas, el técnico de La Máquina Celeste, Enrique Meza, señaló que aún hay una jornada por disputar en el torneo mexicano, por lo que nadie debe dar a su equipo por descalificado, aunque las posibilidades se hayan reducido.

"No me gustó mi equipo, pero aún nos queda un partido y nadie puede descartarnos. Me pareció que había un penal, reclamé y me expulsaron", aseguró el "Ojitos".

Hoy fue una tarde desafortunada: Guillermo Álvarez Cuevas

Guillermo Álvarez Cuevas, Presidente de Cruz Azul, no ocultó el dolor que le causó la derrota ante Jaguares de Chiapas, reconociendo que la tristeza era el sentimiento que rondaba en la institución celeste y calificando la tarde como "desafortunada".

"Hay tardes buenas y malas. Hoy fue una tarde desafortunada. Hay un sentimiento de dolor, de tristeza, sobre todo por la gente, que se portó extraordinariamente", aseveró el mandamás cruzazulino.

Sergio Bueno agradeció a la fortuna

El gol de Lucio Filomeno representó más que tres puntos para Jaguares de Chiapas. Por ello, Sergio Bueno, timonel felino calificó como enorme el tanto conseguido y que les permite soñar con quedarse en la Primera División.

"Cruz Azul nos estaba haciendo daño y con fortuna hicimos un enorme gol que nos hace crecer en confianza", indicó Bueno.

ALINEACIONES

Cruz Azul: Óscar Pérez, Norberto Ángeles (Min 46, Víctor Gutiérrez), Melvin Brown, Aarón Galindo, Ricardo Osorio, Alejandro Corona (Min 65’ Marinho Ledesma), Miguel Gómez Palapa (Min. 46, José Alberto Hernández), Tomás Campos, Miguel Zepeda, Juan Francisco Palencia, Juan Carlos Cacho. D.T. Enrique Meza.

Jaguares: Alan Cruz, Ricardo Cadena (Min 75, Edoardo Isella), Miguel Gutiérrez, Omar Monjaraz, Pedro Sarabia, Felipe Ayala, Gilberto Mora, Lucio Filomeno, Luciano de Bruno (Min 46, Franz Torres), Rafael Márquez Lugo, Gustavo Nápoles (Min 60, Carlos Sánchez). D.T. Sergio Bueno.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×