Carlos Reinoso se mostró feliz por el regreso de Salvador Cabañas a los...

Un día después de que Salvador Cabañas regresara a entrenar con un equipo profesional luego de la agresión que sufrió el 25 de enero del 2010 en el Bar-Bar, Carlos Reinoso, técnico del América, se...
Un día después de que Salvador Cabañas regresara a entrenar con un equipo profesional luego de la agresión que sufrió el 25 de enero del 2010 en el Bar-Bar, Carlos Reinoso, técnico del América, se mostró contento por la recuperación que ha tenido.
 Un día después de que Salvador Cabañas regresara a entrenar con un equipo profesional luego de la agresión que sufrió el 25 de enero del 2010 en el Bar-Bar, Carlos Reinoso, técnico del América, se mostró contento por la recuperación que ha tenido.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Chava comenzó a entrenar desde este jueves con el Libertad de Paraguay

Un día después de que Salvador Cabañas regresara a entrenar con un equipo profesional luego de la agresión que sufrió el 25 de enero del 2010 en el Bar-Bar, Carlos Reinoso, técnico del América, se mostró contento por la recuperación que ha tenido el ex delantero de las Águilas y por la oportunidad que le brinda la vida para volver a entrenarse.   El chileno aseguró que la esperanza de volver a verlo en las canchas aún no está perdida, ya que mientras haya vida, todo puede pasar en el futuro del jugador guaraní. "Me da gusto por él, mientras tenga vida hay esperanza" “Me da mucha alegría, el ‘Gordo’ (Cabañas) fue de la gente que más he querido en el futbol, mi amigo y le deseo lo mejor. Me da gusto por él, mientras tenga vida hay esperanza entonces me da mucha alegría por el ‘Gordo’”, aseguró el timonel azulcrema.   Hace un año, imaginar que el ex seleccionado paraguayo podría regresar a las canchas parecía un sueño guajiro, sin embargo, Cabañas no sólo salvó la vida sino que ahora ya se entrena a la par del Libertad de Paraguay y realiza todos los ejercicios que se ordenan para el primer equipo.   Carlos Reinoso aceptó que nunca pensó que la recuperación del futbolista pudiera alcanzar para regresarlo a un terreno de juego y dejó todo en manos de Dios para saber si en un futuro puede regresar a disputar un partido profesional.   “Estuve en el hospital con él y la verdad fue un evento muy triste, entonces lo único que le pedía a Dios era que recuperara su salud. Después Dios dirá si puede jugar al futbol pero verlo sano o verlo bien te da alegría”, concluyó el estratega andino.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×