Miles de aficionados en práctica de Tigres y Rayados

Tigres no acostumbra a entrenar a puerta abierta, pero hoy el técnico felino, Ricardo Ferretti, decidió dar acceso al público y más de dos mil aficionados se dieron cita en La Cueva de Zuazua.
 Tigres no acostumbra a entrenar a puerta abierta, pero hoy el técnico felino, Ricardo Ferretti, decidió dar acceso al público y más de dos mil aficionados se dieron cita en La Cueva de Zuazua.  (Foto: María Elena Partida)
Zuazua/Monterrey, Nuevo León -
  • Aprovechan día festivo y aficionados inundan campamentos
  • Los felinos abrieron las puertas de La Cueva de Zuazua
  • Los seguidores Rayados empezaron a calentar el Clásico

La etiqueta de ser la mejor afición de México volvió a quedar acorde de la afición en la Sultana del Norte, ya que más de 6 mil aficionados dedicaron la mañana de este lunes a presenciar entrenamientos de Monterrey y Tigres.

A dos semanas de darse el choque más esperado en la región, y aprovechando la pausa laboral y escolar en el calendario, las porras de ambos equipos se dieron cita en los distintos campamentos, simplemente para ver el paso de sus ídolos en el inicio de actividades rumbo a la Jornada 6.

Ambas instituciones comprendieron la oportunidad en este día de asueto por el aniversario de la Constitución, y abrieron sus puertas para llevarse el cariño de su gente, que respondió en forma masiva impulsando por llevarse el Clásico 93.

MÁS DE 4 MIL HINCHAS CON MONTERREY Mientras cientos de personas aprovecharon el puente festivo para salir de la ciudad, miles de aficionados del Monterrey que se quedaron en la Sultana del Norte acudieron este día al Estadio Tecnológico para apoyar al equipo de Rayados. En este lunes de asueto, el conjunto albiazul entrenó en su cancha de juego, hasta donde llegaron poco más de cuatro mil seguidores entre jóvenes para animarlos con cantos y aplausos, pero además aprovecharon para calentar el Clásico Regiomontano que se jugará dentro de 15 días. Y es que además de gritos de aliento a su escuadra, gran parte de los aficionados presentes, muchos de ellos integrantes de la barra ‘La Adicción’ entonaron alrededor de siete cantos en contra de los Tigres. “Rayados ya salió campeón y los Tigres que chin..a su pu…ma…..que los parió”, “Ole le, Ole la, en 15 días tenemos que ganar”, “Hay que saltar, hay que saltar, el que no salte se va al ‘Volcán’”, además recordaron una vez más que mientras el Monterrey salió campeón, los Tigres los siguieron por televisión. El próximo 19 de febrero Monterrey vivirá su edición 93 del encuentro fraternal, el cual se jugará en la cancha del Tec. Para este duelo de la jornada 7 la escuadra de Ricardo Ferretti llegará en mejor posición que el cuadro de Víctor Manuel Vucetich, al sumar hasta el momento 10 unidades por seis de los Rayados, por lo que ni aunque el conjunto de La Pandilla gane su próximo partido a Jaguares de Chiapas podrá alcanzar en la fecha 6 las unidades que tienen los felinos.

La multitud refleja el apego de los albiazules a sus colores, aunque no es la máxima cantidad que se haya visto en un evento similar. En el 2009 se estima que ocho mil aficionados acudieron al mismo inmueble, en otra práctica celebrada en día de asueto oficial. CONVIVEN CON LA AFICIÓN Después de su práctica de este día, la cual consistió en trabajo físico, incluido trote en la pista de tartán del estadio, donde los ausentes fueron los seleccionados Luis Pérez, Aldo De Nigris, Jesús Zavala y Walter Ayoví, además del lesionado Sergio Santana, los jugadores rayados convivieron con su afición, repartiendo autógrafos y regalándoles balones, incluso Jesús Arellano hasta obsequió la gorra que traía puesta. Alrededor de 25 niños de la escuelita de futbol ‘Leones Arellano’ que patrocina el veterano jugador visitó la práctica del conjunto albiazul, donde se tomó la foto en grupo con el ídolo regiomontano. Los pequeños de las categorías de la 99 a la 2005 también disfrutaron de la convivencia con otros jugadores.

... Y CASI 2 MIL IMPULSANDO A TIGRES

Tigres no acostumbra a entrenar a puerta abierta, pero hoy el técnico felino, Ricardo Ferretti, decidió dar acceso al público y alrededor de dos mil aficionados se dieron cita en La Cueva de Zuazua. Los hinchas de la UANL aprovecharon el día de asueto, y aunque el lugar de entrenamiento está a 50 kilómetros del centro de la Ciudad de Monterrey, esto no fue impedimento para que asistieran en multitud. La práctica felina fue regenerativa, donde el técnico Ricardo Ferretti salió a comandar la sesión hasta que ya el equipo tenía más de 30 minutos en la cancha, ya que se encontraba dentro de las instalaciones con el Presidente Tigre, Alejandro Rodríguez. Mientras tanto, los aficionados apoyaban con cánticos y ondeando sus banderas alrededor de la cancha tres del recinto auriazul, donde se cuenta una pequeña tribuna, la cual no fue suficiente para la cantidad de visitantes. Al salir Ferretti, las porras fueron para él "Tuca, Tuca", decían los miles de seguidores, quienes desde hoy inician a calentar el Clásico Regio, a jugarse el 19 de febrero. Y es que los presenten tenían cánticos donde señalan que el campeonato del Monterrey de 1986, no tiene validez. Otro cántico era donde los aficionados piden a Tigres volver a salir Campeón, luego de que no lo hacen desde 1982. POCOS TIGRES ATENDIERON A SU AFICIÓN Los hinchas de Tigres pedían a gritos a los jugadores felinos que se acercaran a darles autógrafos o posaran para la foto del recuerdo, pero la mayoría de los aficionados que se dieron cita hoy en La Cueva de Zuazua, se fueron del recinto sin obtener lo que esperaban. Y es que el tumulto fue excepcional en el lugar, por lo que el plantel auriazul no pudo atender a todos los presentes; sólo unos cuantas personas tuvieron la suerte de llevarse el recuerdo de sus ídolos. Personal de seguridad de La Cueva no dejó pasar a la afición para la zona donde está el vestidor, por lo que los jugadores aprovechaban esa protección para no pasar cerca de la hinchada y dar autógrafos, ya que eran miles los que pedían la atención. Poco a poco la afición se fue saliendo del lugar de entrenamiento, comprendiendo que sería difícil obtener las rúbricas, pero cerca de 500 personas aún esperaban que a la salida, ya en sus vehículos, los jugadores se detuvieran. Sin embargo, empezaron a desfilar en sus autos y camionetas y nadie se paraba a repartir firmas; así ocurrió cuando Damián Álvarez pasó entre la gente en su carro, el mediocampista no se detuvo. El más esperado era Lucas Lobos y  por lo mismo, los de seguridad comenzaron a sacar a la afición de La Cueva, hasta dejar libre la calle por donde pasaría el argentino. Lobos avanzó unos metros y decidió detener el andar de su camioneta, pero únicamente atendió a muy pocos y de nuevo emprendió su viaje; más atrás, Israel Jiménez también daba su firma, ya que al detenerse el capitán felino, el lateral derecho ya no podía pasar; David Toledo fue otro elemento que brindó unos minutos. Las siguientes prácticas de Tigres volverán a ser a puerta cerrada.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×