José María Basanta, el 'Guerrero Rayado'

Llegó al futbol mexicano en el A2008 y desde entonces, José María Basanta ha dejado de manifiesto su continuidad y liderazgo en la defensa del equipo de Monterrey, convirtiéndose en una pieza...
 Llegó al futbol mexicano en el A2008 y desde entonces, José María Basanta ha dejado de manifiesto su continuidad y liderazgo en la defensa del equipo de Monterrey, convirtiéndose en una pieza clave para la obtención de los dos títulos.  (Foto: Notimex)
Monterrrey, Nuevo León -
  • El defensa argentino cumplirá este sábado, frente al Atlas, 100 partidos de defender la camiseta del Monterrey en juegos de Liga
  • Desde su llegada se convirtió en el líder de la zaga regiomontana; no tiene ninguna expulsión
  • El delantero que más se le ha dificultado enfrentar en México es Chrisitian Benítez, de Santos

Llegó al futbol mexicano en el Apertura 2008 y desde entonces, José María Basanta ha dejado de manifiesto su continuidad y liderazgo en la defensa del equipo de Monterrey, convirtiéndose en una pieza clave para la obtención de los dos títulos que logró el club en el último año. A seis torneos de su arribo a la Sultana del Norte, el zaguero argentino cumplirá este próximo sábado, cuando su equipo visite al Atlas en la Jornada 8, su primer centenar de partidos en Liga y Liguilla defendiendo la camiseta azul y blanca. En charla con Medio Tiempo, el originario de Tres Sargentos, Buenos Aires, habló de su rápida adaptación y logros en el balompié azteca, así como de las metas que aún tiene por cumplir con los Rayados. "Cuando veo los resultados, los partidos y continuidad que he tenido desde que llegué, agradezco a Dios primero, y después a todo el Cuerpo Técnico, a mis compañeros" “Cuando veo los resultados, los partidos y continuidad que he tenido desde que llegué, agradezco a Dios primero, y después a todo el Cuerpo Técnico, a mis compañeros, a la Directiva que me dan la confianza para tener la continuidad y demostrar día a día el esfuerzo que uno hace para jugar cada partido y que se vayan dando los resultados”. -¿Cuál era tu mayor expectativa del futbol mexicano cuando llegaste a Monterrey?- “Era tener continuidad, el demostrar lo que uno puede dar y quedar en la historia del club con Campeonatos, lo cual se ha ido dando gracias al esfuerzo que uno pone día a día y a no lesionarse”. -¿Hay algo que te haya sorprendido de la competencia en este futbol?- “Cuando vine sabía que es un futbol competitivo, que tiene muchos equipos que pelean siempre arriba y así fue, no es fácil porque muchos jugadores extranjeros que llegan se tienen que ir porque no se adaptan, y en mi caso, esa fue una de las cosas que más valoro, el haberme adaptado tan rápido, gracias a Dios no me costó eso”. Basanta ha ganado la distinción como mejor defensa central tras la obtención de los Campeonatos con el Monterrey, y si bien es un zaguero de gran calidad, confiesa que hay algunos delanteros que le cuesta marcar. “Me cuestan más los bajitos y rápidos, que giran rápido y se me dificultan por el físico mío, pero en si creo que uno le va tomando la mano, la experiencia que van tomandolos partidos te favorecen para cada jugador que vas enfrentar hacerlo de la mejor manera, pero sí, los delanteros de Santos (Christian Benítez y Darwin Quintero) son complicados, son jugadores fuertes, físicamente hay que manejarlos con las manos, porque se te meten por abajo; de los dos Benítez es un poco más difícil por la fuerza que tiene”, explicó. En su trayectoria de dos años y medio en México, Basanta nunca ha recibido una expulsión, y el jugador explica la razón de la limpieza que muestra con los rivales dentro de la cancha. “Sí voy a cada pelota como si fuera la última, pero siempre con el límite que se requiere para no lesionar a un contrario; siempre freno o justo o trato de evitar el contacto cuando sabes que es malo; después, estar muy bien concentrado, tratar de llegar antes a la pelota o manejar la jugada con los pies”, señaló. Durante el 2010, el defensor tuvo una gran actividad con su escuadra, tanto en la Liga como en la Libertadores y, posteriormente en la Concachampions, y aunque el estratega Víctor Manuel Vucetich alternaba su plantel, siempre había un jugador que iba presente en todos los viajes y ese era el argentino. “Uno siempre quiere jugar, cuando a uno le hace feliz algo es lo que quiere hacer y si tienes las condiciones y el cuidado personal te va permitiendo jugar, es lindo siempre jugar, además el entrenador también va viendo quiénes son los que pueden jugar y quién está bien y yo siempre trato de estar al cien para participar. Desde chiquito mis papás me enseñaron que el trabajo al que me dedicara lo hiciera al máximo y con los cuidados que se requieren, y yo me cuido mucho mi cuerpo alimentándome y durmiendo bien” -¿Ha cambiado en algo tu forma de jugar de cuando llegaste?- “Sí, mejoré la ubicación, el hablar más, eso me faltaba. El defensa central es el que ve casi todo el campo de juego y es el que tiene que ordenar y en esos aspectos sí he mejorado mucho”, reconoció. -En menos de tres años que llevas por acá has logrado dos Campeonatos, ¿qué más te falta por conseguir?- “Quiero seguir por el mismo camino, que cada Campeonato que juguemos lo ganemos; seguir con la misma exigencia tanto en lo personal como en lo grupal, ahora tenemos dos torneos muy importantes que estamos jugando y ojalá logremos trascender también. Soy una persona que siempre mira a lo alto y lucha por alcanzar sus objetivos”. -¿Te gustaría echar raíces en Monterrey?- “En realidad me gustaría seguir muchos años más acá con el equipo, pero mi vida seguramente cuando termine va a ser en Argentina y más específicamente en Sargento, mi pueblo. Sí quiero estar mucho tiempo acá, pero no me quedaría a vivir”, señaló el pampero.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×