Un diagnóstico Bueno

Más allá de encontrar a un equipo sumergido en una racha de cuatro derrotas, el ahora timonel del Necaxa, Sergio Bueno, tomó las riendas de un grupo sin aspiraciones, sin ilusiones y con el ánimo...
Más allá de encontrar a un equipo sumergido en una racha de cuatro derrotas, el ahora timonel  del Necaxa, Sergio Bueno, tomó las riendas de un grupo sin aspiraciones, sin ilusiones y con el ánimo prácticamente en el suelo.
 Más allá de encontrar a un equipo sumergido en una racha de cuatro derrotas, el ahora timonel del Necaxa, Sergio Bueno, tomó las riendas de un grupo sin aspiraciones, sin ilusiones y con el ánimo prácticamente en el suelo.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Sergio Bueno tiene a la alza al Necaxa, por haber diagnosticado el problema de raíz en el grupo
  • El tratamiento se basó en el aspecto psicológico

Más allá de encontrar a un equipo sumergido en una racha de cuatro derrotas, el ahora timonel  del Necaxa, Sergio Bueno, tomó las riendas de un grupo sin aspiraciones, sin ilusiones y con el ánimo prácticamente en el suelo. Diagnosticar el problema no fue tarea fácil, pero en pocos días de haber asumido el cargo de Director Técnico, Sergio Bueno pudo identificar la causa por la que los Rayos no eran capaces de electrizar a sus rivales, pues desde que tomó al equipo, se percató de las capacidades no explotadas de los jugadores. El timonel del Necaxa, explotó sus diez años de experiencia como estratega y desde el pasado 31 de enero puso en marcha su plan para darle tratamiento a un equipo que aún sufre por continuar con vida en el Máximo Circuito del balompié azteca. "Encontramos un equipo desorientado, angustiado, preocupado por la situación (del descenso)". “Al momento de llegar nosotros encontramos un equipo desorientado, angustiado, preocupado por la situación, saber que venían de hacer un esfuerzo importante en los partidos que se entregaba en la cancha, pero estaba jugando con mucha intranquilidad, ansiedad y eso provocó que el equipo con esos resultados perdieran la confianza, así que el primer diagnóstico fue ese”. “Pretendimos provocarle al platel un marco diferente de trabajo, de tranquilidad dentro de una exigencia total, fueron las situaciones salteadas, tratar de renovar el compromiso en el plantel, en el equipo y que el grupo pensara simplemente en entrenarse, prepararse a consciencia para llegar lo mejor preparado los días de partido y eso provoca que se sientan confiados de sus capacidades”, expresó Bueno. Uno de los elementos que el estratega no invitó a su equipo de trabajo con Necaxa fue la presión por el descenso. El técnico consideró que levantar al equipo se debe en parte a que ahora los jugadores se han librado de la presión que conlleva luchar por la permanencia porque  “no sirve de nada jugar estresado ni presionado, hay que saber manejar esta situación y jugar con este entorno”. El trabajo que ha realizado con los hidrocálidos no sólo se ha basado en la carga física, técnica o táctica, sino también tuvo que abordar el factor psicológico y a partir de ello “trabajar con otra idea futbolística”, diferente a la que el anterior técnico, Daniel Brailovsky había implementado, misma que no funcionó. Otro de los puntos que ha ayudado a que los Rayos sumen hasta el momento tres victorias y cuatro partidos sin derrota, es el ensamble que existe entre Sergio Bueno y su Cuerpo Técnico,ya que desde hace muchos años vienen trabajando juntos y eso para el timonel “es una forma de trabajar de muy fácil aceptación, asimilación muy práctica que provoca que los jugadores empiecen a entusiasmarse porque se empiezan a percatar que su capacidades futbolísticas”. La calculadora es una de las herramientas que Sergio Bueno y su Cuerpo Técnico no sueltan, pues según el timonel  saben exactamente cuántos puntos son los que necesita su equipo para salvarse, o mínimo para mantenerse vivos en la pelea por el no descenso, así como la diferencia de unidades que tiene con sus rivales directos en la porcentual. “Estamos muy claros de todo, sabemos qué puntos necesita el adversario, si nosotros hacemos 20 puntos en total  o si hacemos 21, 22, 23, 25, sabemos que matemáticamente si hacemos 31 en total, ahí sí estaremos sin depender absolutamente de nada y después todos los demás números, se relativizan. "Sabemos que matemáticamente si hacemos 31 puntos en total, ahí sí estaremos sin depender absolutamente de nada". “Ese panorama está más que claro, pero tampoco te creas que lo tenemos presentes día a día, nosotros estamos más conscientes de prepararnos de entrenarlo, de hacer ver al equipo que centre su atención en el siguiente partido que se preocupe por el adversario y nada más,lo otro va a venir por consecuencia”, manifestó. Bien dicen que la autoridad siempre tiene que dar el ejemplo,y Bueno como el técnico y cabecilla tanto del equipo como de la tan golpeada afición necaxista, se mostró sumamente confiado en que la salvación la obtendrán.Incluso,lo afirmó desde el día en que asumió las riendas de los Rayos. “Sí,por supuesto, en todo momento desde que llegamos acá venimos convencidos de que ese objetivo lo vamos a lograr,y seguimos más firmes que nunca con esa idea, así que de esta situación no puede cambiar.Al contrario, cada vez nos sentimos más fortalecidos y pensamos que estamos dando los pasos necesarios para irnos acercando a esa meta”,finalizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×