En Guadalajara, las barras se unieron contra la violencia

A unos días de que se dispute el Clásico Tapatío y todo Jalisco se paralice, dos de los lados más representativos de cada equipo, sus barras, hacen un llamado a la no violencia para que ni antes,...
A unos días de que se dispute el Clásico Tapatío y todo Jalisco se paralice, dos de los lados más representativos de cada equipo, sus barras, hacen un llamado a la no violencia para que ni antes, ni durante, ni después del partido, haya desgracias.
 A unos días de que se dispute el Clásico Tapatío y todo Jalisco se paralice, dos de los lados más representativos de cada equipo, sus barras, hacen un llamado a la no violencia para que ni antes, ni durante, ni después del partido, haya desgracias.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Los barristas no tienen disputas entre ellos
  • En las tribunas se jugará “otro partido”

A unos días de que se dispute el Clásico Tapatío y todo Jalisco se paralice, dos de los lados más representativos de cada equipo, sus barras, hacen un llamado a la no violencia para que ni antes, ni durante, ni después del partido, haya desgracias que lamentar. No se quieren, no se pueden ni ver, les molestan los colores del contrario, es más, hasta se odian –deportivamente hablando-, pero tanto la afición rojinegra como la rojiblanca, quieren un fin de semana con saldo blanco. Medio Tiempo platicó con el líder de cada una de las barras de Atlas y Chivas previo al duelo más importante de la Perla Tapatía, en el que por extraño que parezca, se unieron para gritar: ¡Paz! “Siempre lo tratamos de evitar, no queremos violencia, hay gente que no tiene nada que ver y a veces desafortunadamente son los que llevan las consecuencias”, manifestó el “Chiquilín”, una de las cabezas de la Barra 51. En la historia de los Clásicos Tapatíos, siempre hay un episodio gris, desde desmanes en las calles, una pequeña pelea que dejó algunos heridos, hasta batallas campales que terminaron en pérdidas humanas. "Siempre lo tratamos de evitar, no queremos violencia, hay gente que no tiene nada que ver y a veces desafortunadamente son los que llevan las consecuencias" Por más que la mayoría expresa el odio a su rival con cánticos, recriminaciones, burlas y claro hasta mentadas de madre y toda clase de improperios, todo queda ahí; sin embargo, otros de plano manifiestan o desahogan su coraje agrediendo físicamente, lo que a veces detona en peleas muy fuertes. “No falta el cabrón que hace su desmán y ‘despapaye’, pero no por culpa de ellos nos van a catalogar y etiquetar a todos como vándalos, como rijosos, siempre la mayoría vamos a alentar, a apoyar al equipo y hacer las cosas bien”, dijo el “Chiquilín”. Por el bando rojiblanco también está levantada la bandera blanca, para que pase lo que pase, todos los asistentes al Estadio Jalisco y en general en donde se va el encuentro, lo que ganen festejen y punto, mientras que le perdedor acepte la derrota y cada quien se vaya  su casa sin causar desmanes. “También estamos en contra de la violencia, de hecho, hacemos un llamado a todos los aficionados de Chivas que vayan al partido, a que se sujeten a las normas de seguridad que marque el propio Ayuntamiento, la Policía, Protección Civil, para tratar de que no pase nada fuera de lo estrictamente deportivo”, declaró uno de los líderes de la barra del Rebaño, quien pidió el anonimato. Hasta hace poco más de un año, ambos bandos se juntaban mientras que la Policía actuaba como intermediario, sin embargo, poco a poco dichas reuniones se disolvieron y ahora todo se arregla horas previas al partido. Pese a ello y a toda la rivalidad que existe, no ha sido estrictamente necesario que “pacten” una tregua previa a los partidos, pues simplemente no la ven como necesaria. “Anteriormente se reunían las barras de Chivas con nosotros, pero desafortunadamente ya no ha habido reuniones, cada quien hace lo que puede”, afirmó el “Chiquilín”. “Nosotros no tenemos pláticas, ni acercamientos, ni treguas, ni nada con ellos (con las Chivas), cada quien hace lo que quiere, no hay tregua de nada porque no hay broncas, nosotros no vamos a ir a buscarlos y yo creo que ni ellos a nosotros”. Se tiene previsto que un día antes del Clásico Tapatío, se efectúe una reunión entre los líderes de las barras con la Policía y el Ayuntamiento de Guadalajara de manera individual, para definir la logística a seguir el día del partido, como de qué punto saldrán los rojinegros y de cuál los rojiblancos, puntos de reunión, horas de llegada y horas de salida. EL OTRO PARTIDO Como todo Clásico en el mundo, hay dos encuentros: el de la cancha y el de la tribuna, éste último que si bien podría resultar intrascendente, para Zorros y Chivas no lo es. “Hay otro partido en las tribunas, de quien es el que le mete más ingenio, más color a las tribunas, afortunadamente nosotros hemos salido airosos en todos los Clásicos, hasta en las propias caravanas, esos Clásicos los hemos ganado nosotros”, aseguró orgulloso el “Chiquilín”, aunque la respuesta por el bando contrario no se hizo esperar. “Uno es el que se está jugando en la cancha y otro el que se está jugando en la tribuna, en donde también hay un ganador. “Normalmente estamos acostumbrados a ser los que más colorido le pone, los que más hacemos cosas para que luzca, también es un reto que nosotros tenemos; en esta ocasión Atlas es local y seguramente tendrán más facilidades de hacer más cosas, pero veremos qué podemos hacer y esperemos volver a ganar también en la tribuna”, respondió el líder de los rojiblancos. Como cada torneo, ambos bandos se preparan desde mucho antes del partido para innovar en cánticos, sobre todo en contra del “odiado” rival, así como en el colorido que le pondrán al Jalisco. Probablemente en la cancha no se dé un gran encuentro, pero una cosa es segura: en las tribunas el espectáculo está garantizado, pues así nos tienen acostumbrados. Solo falta que el Clásico Tapatío termine con saldo blanco.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×