Fundadores del Clásico Joven

Con el nivel de juego que manejaron en sus mejores épocas con Cruz Azul y América, Carlos Reinoso y Alberto Quintano forjaron la rivalidad que en buena medida creció gracias a ellos hasta...
Con el nivel de juego que manejaron en sus mejores épocas con Cruz Azul y América, Carlos Reinoso y Alberto Quintano forjaron la rivalidad que en buena medida creció gracias a ellos hasta convertirse en Clásico rápidamente.
 Con el nivel de juego que manejaron en sus mejores épocas con Cruz Azul y América, Carlos Reinoso y Alberto Quintano forjaron la rivalidad que en buena medida creció gracias a ellos hasta convertirse en Clásico rápidamente.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • La Final de la Temporada 1971-72, con triunfo celeste de 4-1 sobre el cuadro de Coapa, detonó la rivalidad a tal magnitud que se convirtió en Clásico
  • Vuelven a enfrentarse en un América-Cruz Azul, pero ahora en distintas posiciones dentro de esos clubes

Con el nivel de juego que manejaron en sus mejores épocas con Cruz Azul y América, Carlos Reinoso y Alberto Quintano forjaron la rivalidad que en buena medida creció gracias a ellos hasta convertirse en Clásico rápidamente. De hecho Reinoso, ahora como entrenador de las Águilas, junto con Quintano, que trabaja como Director Deportivo para Cruz Azul, hicieron que la enemistad llegara a niveles pasionales insospechados, y desde la óptica de Carlos a partir de la goleada celeste 4-1 en la Final de 1972 se forjó este Clásico. "No cabe duda que nosotros hicimos este Clásico, en la Temporada 71-72 se gestó esta gran rivalidad que ahora conocemos como un Clásico, pues en esa temporada a nosotros nos ganaron 2-1 en la Fase Regular, cuando llevábamos muchos partidos invictos y éramos los vigentes campeones, y luego en la Final nos golearon 4-1. "Fueron partidos muy intensos, donde la gente de Cruz Azul ya estaba muy metida con su equipo y la nuestra tan apasionada quedó muy dolida por esos resultados, esas derrotas calaron fuerte no sólo entre el público sino también en el club, entre los jugadores, en los directivos y en el Cuerpo Técnico, entonces para mí, y no tengo dudas de ello, ahí inició este Clásico", recordó el "Maestro", que llegó de Chile para ser uno de los futbolistas extranjeros más importantes de todos los tiempo en el balompié nacional.

"Con Quintano no nos podíamos ni ver en la cancha, era un defensa central de esos que meten la pierna muy fuerte "

Para cruzazulinos de la vieja guardia ese duelo significó el despunte definitivo como equipo grande en el futbol mexicano, y claro que Quintano tiene la visión cementera. Bajo la mirada del ex defensa central chileno, aquel enfrentamiento fue uno de los triunfos más destacados y recalcó que ese partido marcó a los seguidores tanto de Cruz Azul como de las Águilas. "Indudablemente fue un gran triunfo y eso le molesta a la gente, sobre todo a la del América por el 4-1 que ganamos, porque nos estábamos peleando el campeonato en ese partido y logramos sacarlo adelante y fue el inicio del Tricampeonato para nosotros. Entonces ese partido es inolvidable para la gente de Cruz Azul", señaló Quintano. En plenitud de facultades y en los mejores años de sus carreras como futbolistas profesionales, Reinoso y Quintano tenían que olvidarse de su amistad en la cancha para defender a muerte las camisetas de los clubes que habían confiado en ellos. "Con Quintano no nos podíamos ni ver en la cancha, era un defensa central de esos que meten la pierna muy fuerte y cada vez que yo pasaba por su zona me cuidaba de que no me fuera a pegar, y él se calentaba cuando no podía detenerme, por eso era una bonita rivalidad en lo personal también. "Ya afuera del campo nos llevábamos muy bien, compatriota, compañeros en la Selección Chilena, buenos compañeros, viajábamos juntos cada que nos tocaba ir para Chile con la Selección, vaya, una muy buena relación, pero ahí adentro sí nos desconocíamos", recordó el ex mediocampista azulcrema. Instalado Alberto en la defensa central cementera y Reinoso como creativo en el centro del campo americanista, se convirtieron en figuras históricas para sus clubes y ahora ambos se echaron flores, cuando en su momento rivalizaron bastante a la hora de enfrentarse. "Con Carlos me llevo bien, normalmente nos hemos llevado bien. Nada más que cuando se acerca el partido no nos hablamos, habitualmente en la semana del Clásico no nos vemos, hasta después del partido. "(Reinoso) Era un gran jugador, técnicamente muy bien dotado, jugador importante, conductor de los equipos en los que militó, sobre todo el América. Cuando hablo de conductores me refiero a que muchas de las acciones ofensivas partían de sus pies, fue un gran jugador y con un gran temperamento, como dicen 'chiquito pero picudo'. Eso fue Carlos tanto en los clubes en los que jugó como también en la Selección", reveló Quintano. Carlos no quiso quedarse atrás con la repartición de elogios y por eso retomó el tema deportivo y habló maravillas de su compatriota y amigo.

"(Reinoso) Era un gran jugador, técnicamente muy bien dotado, jugador importante, conductor de los equipos en los que militó"

"Fue un gran defensa central, con mucha personalidad, presencia y liderazgo, y sin duda que vino a aportarle mucho a Cruz Azul, fue pieza importantísima para construir la historia de esa institución y desde luego contribuyó para hacer que la rivalidad con el América creciera y que esto se convirtiera en un Clásico", declaró Reinoso. El "Maestro" aprovechó la oportunidad para afirmar que en su historial como jugador y técnico el balance contra Quintano y Cruz Azul es positivo, pues según él se impuso a su compatriota en muchas ocasiones. "No tengo el dato preciso, pero seguro le gané muchos más partidos de los que él ganó, y quizá él tenga como su principal carta ese partido de la Final del 72, pero también hay que recordar que ese juego lo ganó Miguel Marín, arquerazo, a mí me sacó tres disparos de gol y salvó a Cruz Azul de una goleada nuestra, pero esas cosas tiene el futbol y ahí nos tocó perder, pero qué bueno que nació el Clásico ahí", señaló Reinoso. De esta manera, dos hombres fundamentales en el crecimiento de América y Cruz Azul como instituciones de prosapia en el futbol mexicano, volverán a ser rivales en el Clásico Joven, aunque ellos ya mandan desde otro punto al interior de sus clubes. De cualquier manera son referentes obligados cuando se revisa la historia exitosa de cada institución. CLÁSICO JOVEN CON TINTES CHILENOS La estancia de Carlos Reinoso en el banquillo americanista, así como la presencia de los futbolistas Waldo Ponce y Hugo Droguett; además del Director Deportivo, Alberto Quintano en Cruz Azul dan para recordar a los mejores futbolistas chilenos que han tenido la oportunidad de vestir las casacas que este domingo chocarán en la cancha del Estadio Azteca. Por Cruz Azul, nombres históricos como Alberto Quintano y Eladio Vera se unen en la época contemporánea a jugadores como Waldo Ponce, Hugo Droguett y Pablo Galdames; sin dejar de lado a Sandro Castec, Mariano Puyol, Edgardo Fuentes y Hugo González que también tuvieron la oportunidad de jugar para La Máquina Celeste y en su momento vivir la experiencia de un Clásico Joven. Sin duda es el actual Director Deportivo de Cruz Azul, el chileno más identificado por la afición, ya que en aquel Tricampeonato de la década de los 70's aún se guarda en la memoria cementera. Por parte de las Águilas, también son muchos los hombres que han tenido la oportunidad de disputar un juego entre América y Cruz Azul. Carlos Reinoso, es sin duda el más reconocido por la afición, aunque atrás de él hay nombres como los de Iván Zamorano, quien tuvo la oportunidad de marcar gol en el Clásico Joven, justo en la J7 del Invierno 2001. Fabián Estay, Jean Beausejour, Reynaldo Navia, Rodrigo Valenzuela y hasta el "Fantasma" Figueroa son otros elementos que han aportado a la ofensiva americanista, aunque a la defensiva también se distingue el nombre de Ricardo Rojas, quien defendió en varias ocasiones la casaca azulcrema en duelos ante Cruz Azul.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×