Tigres 2-0 Atlante… La fiera ganó y acecha boleto a la Liguilla

El olor a Liguilla volvió al aire del Volcán. La Fiesta Grande apartó de nuevo un lugar para Tigres, y todo luego de que los felinos regresaron a la senda del triunfo al doblegar 2-0 al Atlante.
 Sin Pie de Foto  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario -
  • Azulgranas pierden vuelo y “Kikín” se va en blanco

El olor a Liguilla volvió al aire del Volcán. La Fiesta Grande apartó de nuevo un lugar para Tigres, y todo luego de que los felinos regresaron a la senda del triunfo al doblegar 2-0 al Atlante.

Video: Pablo Vásquez | MEDIOTIEMPO (Enviado)

La contundencia volvió a ausentarse del equipo, pero con una ligera mejoría respecto a los últimos partidos el conjunto clavó dos de las incontables llegadas que generó sobre la meta rival, para explotar así el octavo partido sin derrota, pintando un paso sin precedentes en los últimos siete años. Tigres, con un gol en contra en los últimos ocho encuentros, volvió a ser el cuadro imbatible en defensa, y anuló a unos Potros que venían explotando a la ofensiva, y que se fueron el blanco con todo y Francisco Fonseca, el gran morbo de la noche. La tribuna del Volcán volvió a fundirse con el plantel universitario, que se vio favorecido por una polémica expulsión del visitante, y se afianzaron como uno de los equipos que levantan la mano para disputar la corona en la fase final. Así, Tigres rompió una racha de tres juegos sin ganar, y con la victoria arribó a 23 unidades en la cima del Grupo 1, casi separando un sitio en la Liguilla. Atlante en contraste se estancó con 16 en el sector 2, donde puede ser rebasado este domingo por Toluca y América. En su próximo partido Tigres visitará a Pumas, mientras que los Potros recibirán al Atlas. EL PARTIDO La propuesta lavolpista de Miguel Herrera le ofreció a Tigres las mayores libertades que haya visto en su estadio en lo que va del calendario, y con esa fórmula fue un vendaval en el primer tiempo, que perdonó una y otra vez las redes de Moisés Muñoz. Ferretti decidió suplir las bajas por lesión de Damián Álvarez y Manuel Viniegra con Alberto Acosta y Jesús Molina, dos elementos de la cantera, logrando que nadie extrañara a los titulares en el desarrollo del encuentro. Tigres simplemente arrolló a su rival, y para el minuto 20 parecía injusto el 0-0 que prevalecía en el marcador, por la cantidad de opciones en el marco de Muñoz. Al 13’, en la primera oportunidad de peligro, Danilinho recibió un balón filtrado disparó sobre la meta caribeña, y el arquero mandó a córner. Al 16’, Danilinho habilitó a Mancilla en el área chica pero el chileno no pudo rematar claro, y en la contra -sin ángulo- Lobos la puso afuera ante el alarido de la tribuna. Nuevamente Danilinho se plantó con ventaja al 19’ y enfiló sobre Muñoz, pero dejó el balón en el pecho del guardameta. Pero la tónica fue la misma hasta la recta final del primer tiempo, y los regios perdonaron lo que parecía ser una noche para destaparse, para irse al descanso con el sinsabor de dominar a un rival que nunca corrigió defensivamente. Y para el complemento los azulgranas pagaron el pecado de su atrevimiento, encontrando muy pronto la tragedia expiatoria. A los 32 segundos de la reanudación, Alex Diego recibió la tarjeta roja directa por falta dudosa sobre Acosta, que el árbitro Miguel Ángel Flores no dudó en sancionar. A partir de ese momento la banda izquierda felina se volvió una avenida fácil de transitar, generando los mejores momentos de los de casa. Al 54’ Acosta encaró a la zaga y provocó una melé en el área, que culminó con una salvada en la línea de Diego Ordaz, enviando a córner de forma desesperada. En ese cobro, Molina volvió a la vieja costumbre de rescatar a Tigres de los momentos de apremio, ganando por alto una pelota y anidándola con frentazo sólido al centro de la meta, para el 1-0 que puso a vibrar el graderío. Atlante no tenía para responder, y lejos de conservar la meta cayó en la tentación de buscar el empate con un hombre menos, perdiendo la batalla en el medio campo. Al 66’ Acosta salió ovacionado para el ingreso de Acuña, sin cambiar el tenor del encuentro. Cuatro minutos más tarde Acuña mostró que estaba a la altura, y tras un desborde dejó solo a Mancilla para clavar el segundo, pero el chileno perdió un tiempo y dejó su remate en Muñoz. Fue lo último del andino, ya que salió para la entrada de Carlos Ochoa, dividiendo opiniones en la tribuna. Nuevamente Acuña taladró por la izquierda al 76’, pero Ochoa hizo el oso del partido al rematar de palomita sin marca, despejando el balón como un defensa. 'El Tuca' amarró la victoria con la entrada de Sancho al 81’, sacando al anotador del primer gol, Molina, dejando todo listo para el festejo del resultado. Pero cuando todo indicaba el 1-0, Danilinho se creció en el área azulgrana, recortó a dos y tras la faena se barrió para mandar su centro, la pelota cruzó toda el área chica, y Acuña, caminando, anidó a segundo palo el 2-0 que mataba al rival. Lo que siguió fue solo el trámite de un triunfo sentenciado, y el silbatazo final dejó a los regios nuevamente al borde de pelear por el título, con un equipo que se ha ratificado como la fortaleza más sólida del futbol mexicano en materia defensiva. EL ARBITRAJE Miguel Ángel Flores puso muy baja la tarifa para las amonestaciones, pero logró contener el juego rudo en el primer tiempo, aunque para el complemento escribió la mancha de su actuación al expulsar por una jugada peligrosa a Alex Diego, cuando no parecía haber falta. De ahí en fuera mostró buena ubicación, aunque ya con la roja directa había influido indirectamente en el resultado. DIVISIONES INFERIORES Atlante no pudo anotar gol en la Sultana del Norte, y en divisiones inferiores fue goleado 7-0 en la rama Sub-17, mientras que la Sub-20 igualó 0-0.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×