Vergara quiere hacer un cambio en México

El dueño del Club Guadalajara, Jorge Vergara, declaró que quiere y busca un cambio en México con la bandera de la paz.
El dueño del Club Guadalajara, Jorge Vergara, declaró que quiere y busca un cambio en México con la bandera de la paz.
 El dueño del Club Guadalajara, Jorge Vergara, declaró que quiere y busca un cambio en México con la bandera de la paz.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco -
  • Este día llevó a sus Chivas a la cárcel

El dueño del Club Guadalajara, Jorge Vergara, declaró que quiere y busca un cambio en México con la bandera de la paz. "No sé si sea raro (que un equipo haya entrenado en una cárcel), lo que sí sabemos es que en Chivas tenemos la conciencia de hacer la paz, no la violencia" Como parte de ello, el Rebaño entrenó esta mañana en el  CERESO de Puente Grande, Jalisco, hecho que valoró en demasía el empresario. “No sé si sea raro (que un equipo haya entrenado en una cárcel), lo que sí sabemos es que en Chivas tenemos la conciencia de hacer la paz, no la violencia, esto es parte del programa en el que queremos demostrar que el club quiere en verdad hacer un cambio en este país, todos tenemos la responsabilidad de hacerlo”, manifestó Vergara. El empresario aseguró que donará una cancha de pasto sintético al reclusorio, pues las dos que tienen se encuentran en muy malas condiciones. “Ahorita estamos muy emocionados porque Angélica (Fuentes) y yo, por la emoción de estar aquí, le acabamos de anunciar al equipo (de los reclusos) que les vamos a donar una cancha sintética profesional de futbol para que puedan practicar tres turnos al día”, afirmó. Vergara comentó que nunca se sintió mal al ingresar al CERESO y, por el contrario, valoró la convivencia que tuvieron tanto él como todo el equipo con los reclusos, de quienes dijo que todos los deben ayudar. “La verdad que no me sentí incómodo, nos dieron una buena bienvenida la gente del penal, pero sí es impactante el saber que hay gente aquí recluida por muchos años y sin libertad, se equivocó y tienen que pagar las consecuencias. “Hay que ayudar a la gente que esté adentro a que salga bien, es labor de todos los ciudadanos que nos hagamos conscientes de que necesitan ayuda para salir”, declaró el tapatío. Los presos tienen que esperar 15 días para ver los partidos de las Chivas, ya que se cierra la señal para la Zona Metropolitana de Guadalajara cuando juegan de locales, es por ello que el empresario dijo que gestionaría con la cadena que transmite a su equipo, para que pasen los partidos en diferentes puntos del reclusorio. Eso sí, a los bien portados. En ese aspecto, Vergara dijo que le gustaría llevar a un grupo de presos al Estadio Omnilife, “no sería mala idea que fuera para la Final del campeonato”. El empresario aseguró que el chiverío podría volver al CERESO de Puente Grande. Sobre la venta del Saprissa de Costa Rica, Vergara mencionó que hicieron un gran trabajo al frente del equipo, tanto en lo deportivo como en lo económico. “En ocho años logramos ocho campeonatos, un tercer lugar mundial, dejamos un equipo muy sólido financieramente, en Fuerzas Básicas muy sólido, exportamos jugadores, o sea, cumplimos todas las metas que teníamos previstas. “Fue una gran operación para dejarla con empresarios del mejor nivel que hay en Costa Rica”, manifestó. Sobre lo que publicaron algunos medios costarricenses de que el estadio del Saprissa lo dejó muy deteriorado, Vergara advirtió: “Entregamos (el estadio) con una cancha que no existe en toda América, salvo el Omnilife, y el estadio lo mejor posible que se podía tener, ya es responsabilidad de los nuevos dueños, ellos lo sabían, lo vieron y lo aceptaron, entonces, al final de cuentas no hicimos nada fuera de lo correcto”. El empresario dejó su automóvil de lujo en la entrada principal del CERESO, sin embargo, pasó todos los cercos de seguridad y revisiones como el resto de la gente.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×