Llega Monterrey a la cita

Monterrey llegó este lunes a Salt Lake City y ya tuvo contacto con su primer rival, el frío, que recibió a los regios con contraste climático muy marcado respecto a su punto de partida.
 Monterrey llegó este lunes a Salt Lake City y ya tuvo contacto con su primer rival, el frío, que recibió a los regios con contraste climático muy marcado respecto a su punto de partida.  (Foto: Óscar Adrián Velázquez)
Salt Lake City, Utah -
  • Arriban regios a Salt Lake City y los recibe el frío
  • Se esperan este martes temperaturas bajo cero y aguanieve

Monterrey llegó este lunes a Salt Lake City y ya tuvo contacto con su primer rival, el frío, que recibió a los regios con contraste climático muy marcado respecto a su punto de partida.

Luego de siete horas de viaje, la delegación compuesta por 24 elementos llegó al hotel de concentración en la capital de Utah, encarando un descenso drástico en las temperaturas, primera condición a vencer de cara a esta Final.

Y es que el equipo albiazul, que partió a las 12:30 del día de la Sultana del Norte, experimentó una temperatura cercana a los 40 grados en su práctica matutina, y superior y a los 42 al llegar al aeropuerto.

Por la tarde, cuando el grupo entró al hotel, el termómetro local marcaba seis grados centígrados, aunque con una sensación térmica inferior, dada la humedad en el ambiente y el fuerte viento en el lugar.

Tan pronto el equipo ingresó para su registro, en el exterior del hotel se registró una caída de granizo, que acentuó la escena para los jugadores, muchos de ellos aún en manga corta por la partida desde el norte de México.

Ahora el equipo deberá tomar ese factor en serio para este martes, ya que el pronóstico indica que las temperaturas podrían bajar de cero grados, y se prevé formación de nieve en las inmediaciones, y al menos aguanieve.

Este martes el equipo deberá conocer la cancha de su rival, y por la programación establecida buscará hacerlo a las 19:00 horas locales, cuando ya el sol tendría pocos beneficios para amortiguar la caída en los termómetros.

Algo positivo para el equipo es que en la Sultana del Norte también ha podido experimentar temperaturas así de adversas, y apenas en el mes de enero registró una helada severa en el área metropolitana, que no le impidió entrenar en el Barrial.

El equipo llegó a Utah y de inmediato los elementos se retiraron a sus habitaciones, esperando este martes tener sólo una sesión de entrenamiento en el Estadio Río Tinto.

VIAJAN COMO FAMILIA

Al igual que ocurrió en Finales pasadas, Monterrey decidió contar con una amplia delegación, incluyendo elementos que por salud o reglamento estarán fuera para la Final de vuelta.

Tal fue el caso de Aldo de Nigris y Luis Ernesto Pérez, que por lesiones musculares estarán fuera de actividad alrededor de tres semanas, pero que llegaron con el equipo como apoyo moral.

Otro fue Jesús Zavala, quien fue amonestado en el juego de ida y quedó suspendido para el cotejo en suelo norteamericano. El joven recibió su lugar en el grupo y acompañó a la plantilla con normalidad.

Y el ejemplo de la actitud grupal se dio con el portero Mauricio Aguirre, quien actualmente libra una batalla contra el cáncer y no ha podido entrenar al parejo desde noviembre pasado.

Mauricio llegó con el grupo portando ropa de concentración, y se vio gustoso de compartir los instantes previos al partido crucial.

Monterrey busca su cuarto título bajo las órdenes de Víctor Manuel Vucetich, y aunque el momento deportivo no le sonríe, al menos procede con las mismas actitudes que lo enmarcaron en las Finales de Liga contra Cruz Azul y Santos, y en la Interliga contra América.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×