Tumultuoso arribo Chiva a la capital

El apoyo no faltará. Apenas hace tres semanas Chivas jugó en la capital del país ante Cruz Azul y en su llegada al hotel de concentración un día antes, cientos de aficionados recibieron al plantel...
El apoyo no faltará. Apenas hace tres semanas Chivas jugó en la capital del país ante Cruz Azul y en su llegada al hotel de concentración un día antes, cientos de aficionados recibieron al plantel con tambores, sombrillas, banderas y cánticos.
 El apoyo no faltará. Apenas hace tres semanas Chivas jugó en la capital del país ante Cruz Azul y en su llegada al hotel de concentración un día antes, cientos de aficionados recibieron al plantel con tambores, sombrillas, banderas y cánticos.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Ciudad de México -
  • Unas 400 personas esperaron al Rebaño Sagrado en el hotel de concentración
  • La policía fue superada por los aficionados que buscaban una fotografía

El apoyo no faltará. Apenas hace tres semanas Chivas jugó en la capital del país ante Cruz Azul y en su llegada al hotel de concentración un día antes, cientos de aficionados recibieron al plantel con tambores, sombrillas, banderas y cánticos que provocaron una inusual pero alegre bienvenida al conjunto tapatío. Para el duelo de vuelta de las Semifinales ante Pumas ocurrió lo mismo.

Unos 400 aficionados al Rebaño Sagrado se dieron cita desde una hora antes que llegara el plantel de las Chivas y comenzaron a poner el ambiente a las afueras del hotel de concentración en el sur de la capital. Poco a poco los alrededores del edificio se fueron pintando de rojiblanco ante las decenas de seguidores chivas que se hicieron presentes para mostrar su apoyo y para conseguir una fotografía.

El arraigo de Chivas fue tal que el personal de seguridad del hotel tuvo que recurrir a la policía para establecer un cerco a través del cual pudiera acceder el autobús al hotel y posteriormente pudieran bajar los jugadores del transporte sin mayor complicación.

Cerca de las 19:15 horas, el inconfundible autobús tapatío apareció en la calle del hotel y de inmediato los gritos, cánticos y porras se desataron. Uno a uno, los jugadores de Chivas comenzaron a bajar y a mandar algunos saludos a los aficionados que habían esperado varios minutos para ver a sus ídolos. Lo complicado de la situación apreció cuando el empuje de los aficionados rompió el cerco de seguridad que se había establecido y comenzaron los empujones y golpes entre algunos seguidores y policías que no pasaron a mayores.

De esa forma, Chivas tendrá un gran apoyo este domingo en la cancha del Olímpico Universitario cuando visite a los Pumas con la intención de hacerse con el boleto disponible para las Final del Clausura 2011.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×