Intentos 'Blancos' por regresar a Primera

El regreso del ídolo está cerca. Cuando parece que la oscuridad, el ocaso y el final están cerca, Cuauhtémoc Blanco se las ingenia para salir de las sombras y dar muestra de su ya probada grandeza...
Ciudad de México -
  • El primer intento del “Cuau” fue en el Bicentenario 2010 con Veracruz
  • Blanco busca jugar su décimo sexto torneo en el máximo circuito del futbol mexicano

El regreso del ídolo está cerca. Cuando parece que la oscuridad, el ocaso y el final están cerca, Cuauhtémoc Blanco se las ingenia para salir de las sombras y dar muestra de su ya probada grandeza en el futbol mexicano. Después de tres torneos en la Liga de Ascenso y dos años y medio sin jugar en la Primera División del balompié azteca.   Luego de ser campeón con América, jugar tres mundiales, participar en el futbol español y tener un buen paso en la MLS no había en el panorama un reto más que el futbolista mexicano pudiera tener; sin embargo, el “Cuau” decidió incursionar en la Liga de Ascenso y ponerse como meta el ascender y regresar al máximo circuito por sus propios fueros y con el reconocimiento de haberlo hecho junto con todo un equipo y toda una ciudad. Hoy está más cerca que nunca de cumplir ese compromiso.   Fue el Bicentenario 2010 cuando Blanco regresó al Veracruz, equipo con el que ya había participado en la Primera División durante Apertura 2004 dejando huella imborrable, por lo que el sentimiento lo llevó a comprometerse con la afición jarocha. Penosamente el primer intento del ídolo se quedó sólo en eso. Participó en 14 duelos con el Veracruz para sumar un total de 1260 minutos y marcar cinco goles que sirvieron de muy poco, pues el conjunto jarocho se quedo sin Liguilla y por ende sin la posibilidad de disputar la corona para intentar ascender.   En el verano y luego de jugar el Mundial de Sudáfrica 2010, Cuauhtémoc Blanco decidió no desistir en su intentó por ascender un equipo desde la Liga de Ascenso. De ahí que decidió firmar con los Freseros del Irapuato, y aunque en su presentación se equivocó al comprometerse a subir al Veracruz, hoy los resultados de su esfuerzo y sus intenciones se pueden observar.   En el torneo anterior, Irapuato logró llegar hasta las Semifinales, fase en la que enfrentó al Veracruz y al cual le ganó la Ida por 2-0 en un marcador que parecía poner a los Freseros en la Final por el título y por medio boleto a la Primera División. Sin embargo, en la Vuelta el ex equipo del “Cuau” logró regresar y le dio vuelta la serie al ganar 3-1 y pasar al último partido por mejor posición en la Tabla General.   Blanco no se detuvo. Sí bien la edad y la parte física podían decir lo contrario, sus ganas de cumplir el ansiado objetivo lo llevaron a mantenerse en la “Trinca” un torneo más en este Clausura 2011 en el que ha llevado de la mano a la posibilidad más cercana que ha tenido el equipo para volver a la Primera División.   Con 19 partidos jugados, 1614 minutos y cinco goles, Blanco está más cerca que nunca de la posibilidad de retornar al máximo circuito y no por una transferencia sino por el logro de haber resurgido prácticamente de las cenizas, ascender al Irapuato y de paso hacer más grande la leyenda de uno de los últimos ídolos que ha tenido el futbol mexicano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×