El jugador de Tigres, Éder Borelli busca ser regio al cien por ciento

Haber nacido en Monterrey no es suficiente para nombrarse regiomontano, por lo que el jugador de Tigres, Éder Borelli, busca serlo al 100 por ciento, aunque lo llamen “codo”.
Haber nacido en Monterrey no es suficiente para nombrarse regiomontano, por lo que el jugador de Tigres, Éder Borelli, busca serlo al 100 por ciento, aunque lo llamen “codo”.
 Haber nacido en Monterrey no es suficiente para nombrarse regiomontano, por lo que el jugador de Tigres, Éder Borelli, busca serlo al 100 por ciento, aunque lo llamen “codo”.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • Sus padres son argentinos, por lo que toda su vida ha sido en el país Sudamericano

Haber nacido en Monterrey no es suficiente para nombrarse regiomontano, por lo que el jugador de Tigres, Éder Borelli, busca serlo al 100 por ciento, aunque lo llamen “codo”.

Es “anti-rayado” y sabe que para muchos, esto ya es un gran avance, pero aún así le faltan varios detalles, como el quitarse el acento argentino, conocer algunas palabras que sólo en Monterrey se escuchan, probar el cabrito, la machaca, carne asada, entre otras cosas típicas de la ciudad.

“Desde que nací me fui pronto, como a los seis meses de edad a Argentina y ahora, apenas llegué hace unas semanas a Monterrey, y aunque venía de vacaciones, son pocas las veces que visité la ciudad; aún así, sé mucho de Monterrey, porque siempre me ha contado mi padre y tengo amigos de aquí.

"Quiero ser regio al 100 por ciento, mi acento es argentino porque he vivido todo el tiempo allá, pero espero acostumbrarme y hablar como debe de ser"

“Quiero ser regio al 100 por ciento, mi acento es argentino porque pues he vivido todo el tiempo allá, pero espero acostumbrarme y hablar como debe de ser, quiero que se me pegue el acento regio, golpeado como dicen que se escucha; la comida ya la he probado, es muy rica, sí me gustó el cabrito; también quiero aprender palabras, ‘huerco’ no sé qué es, no sé palabras regias, pero con el tiempo las aprenderé, estoy seguro”, comentó Borelli.

Incluso, al joven defensa de 20 años de edad no le importa que al ser regio, algunos de sus amigos lo llamen “codo”, pues sabe de antemano que esto no es verdad, pese a no saber que ese mote se quedó a raíz de que Monterrey era famoso por la fabricación de “codos” para tubería.

“No sé porqué dicen que son codos los de Monterrey, sí lo he escuchado, pero sé que es una historia nada más, no creo que sea así, nada más puras cargadas (bromas) hacia eso, pero nada más”.

Para Borelli, no es fácil adquirir las características y costumbres regias, pues aunque nació el 25 de noviembre de 1990 en Monterrey, cuando su padre Jorge Borelli era jugador de Tigres, ha vivido prácticamente toda su vida en Argentina, ya que los casi seis meses dejó el territorio mexicano al trasladarse su familia al país sudamericano, de donde son originarios.

Fue así que Éder en el 2008 inició su carrera en el Club Atlético Nueva Chicago, en la Primera B de Argentina, pero siempre con la idea de volver a México y ahí continuar su trayectoria; en el 2010, Gallos Blancos del Querétaro le dio la oportunidad y el destino pondría a Borelli en casa: ‘El Volcán’ Universitario.

Y es que su debut en el futbol mexicano con Gallos ocurrió en un duelo ante Tigres, siendo la fecha uno del Apertura 2010 en el estadio Universitario, en un partido que los auriazules perderían 1-0.

“Para mí es muy importante haber venido a Tigres, porque nací en Monterrey y debuté en ‘El Volcán’; fue increíble jugar en el Uni, con muchísima gente, fue un aliento increíble y ahora estará de nuestro lado.

“Cuando debuté en ‘El Volcán’, sentí una emoción, nervios, porque es un estadio con una afición apoyando en cada momento, se nos hizo muy difícil para nosotros (Gallos), después logramos ganar por cosas del futbol; es un sueño tener esa afición a mi favor, se cumple y quiero quedarme en Tigres por mucho tiempo”, finalizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×