Será un sábado inolvidable: Sancho

La despedida de las canchas tiene expectante a Antonio Sancho, quien en exclusiva para Mediotiempo compartió su visión después de 17 años de carrera, y la espera del evento que marcará la...
La despedida de las canchas tiene expectante a Antonio Sancho, quien en exclusiva para Mediotiempo compartió su visión después de 17 años de carrera, y la espera del evento que marcará la culminación a su vida como futbolista.
 La despedida de las canchas tiene expectante a Antonio Sancho, quien en exclusiva para Mediotiempo compartió su visión después de 17 años de carrera, y la espera del evento que marcará la culminación a su vida como futbolista.  (Foto: Óscar Adrián Velázquez)
San Nicolás de los Garza, Nuevo León -
  • Atesora volante felino su último juego como profesional
  • Agradece con el corazón a aficionados de Pumas y Tigres
  • Jugará el sábado unos minutos con cada club 

La cuenta regresiva se ha echado a andar, y con ella la ansiedad por un momento que pocos futbolistas asimilan previamente. Será a las 21:00 horas del próximo sábado cuando Antonio Sancho ponga fin a una brillante carrera futbolística, enmarcado por un Volcán a plenitud, convocado en su honor por el acontecimiento.

La línea del tiempo marca sólo dos camisetas, que comparten los términos de felino, universitario y auriazul. En la mano derecha, la playera de sus orígenes, la de los Pumas, con la que se dio a conocer en 1994. En la izquierda, la piel de su madurez, la de Tigres, donde permaneció más tiempo, nueve años en dos etapas.

“No termino de hacerme a la idea la verdad, pero sé que voy a disfrutar mucho ese día”, comenta Toño en mano a mano con Medio Tiempo.

“A veces es como dices, que el futbolista se prepara para el debut, pero no siempre ve el momento de retirarse, pero sí, creo que es un buen momento, y así lo tomo, como el día que se da el paso que tenía que llegar, y empezar una nueva etapa en mi carrera”.

-¿Ya te acostumbraste a ver los entrenamientos desde la banda?- “No, para qué te miento, te mentiría si te digo que ya está uno con esa mentalidad, fueron muchos años de estar activo, de estar como futbolista, y ahora me tocará estar del otro lado, pero me queda este momento, y sé que será muy emotivo, muy conmovedor si me vales la palabra”.

-Siempre has sido mesurado ¿Crees que te puedas quebrar?- “No lo sé, no me quiero adelantar, pero sé que será difícil ya en ese momento saber que es el último juego, será triste, y a la vez de felicidad por poder agradecer tantas cosas que me dio la gente, los equipos y el futbol”.

Con casi 17 años de carrera, Sancho tiene infinidad de anécdotas. Pero de todas ellas valora el enfocarse totalmente al futbol cancha, sin caer en protagonismo por escándalos.

“Traté siempre de enfocarme en esto, y me voy tranquilo por lo que siempre busqué. Creo que fui un jugador que me sacaban mucho la amarilla, pero también mucho por mi función, que primero inicié de volante, y luego fui recuperador, y sí implicaba muchas veces el choque, la falta, pero nunca con mala intención, y creo que muchos jugadores me reconocen eso”.

-¿Cuál patada recuerdas que le diste a un rival con más severidad?- “Así como patada, no… nunca un técnico me mandó a golpear a nadie, pero sí por la rivalidad y por el pique que se tenía, pues Cuauhtémoc Blanco me tocó que en varias ocasiones sí llegué a darle en alguna jugada, aunque te repito, era en medio de partidos muy fuertes y así se tomó. Otro jugador creo que fue Walter Erviti de Monterrey, que dentro del campo vivíamos el Clásico de acá con todo, aunque fuera de la cancha nos llevábamos muy bien, él era muy buena persona”.

Sus momentos dorados son varios, aunque sin cuestionarle, sólo aflora un duelo en que venció al Monterrey, y que fue de los que le dejaron mejor sabor en su trayectoria.

“Recuerdo un Clásico que le ganamos a Monterrey por 6-2, fue un Clásico especial, se había calentado mucho, acababa de llegar Miguel (Herrera) al Monterrey, y sí se dijo de todo, que nos iba a ganar sin problema, y bueno, se disfrutó mucho la goleada en nuestra casa, aunque también estuvieron Clásicos tristes, como cuando perdimos en Semifinales con ellos”.

Pero también están las anécdotas tristes, y una de ellas ocurrió el 10 de diciembre del 2007, justo al inicio de una pretemporada, cuando fue informado del fallecimiento su padre en la ciudad de Querétaro.

“Sí, creo que ése fue el peor día de mi vida, no hay otro momento en mi carrera que recuerde que haya sido más difícil, me tocó estar en Cancún, empezábamos el trabajo y me avisaron de mi papá, así pasa a veces en la carrera, estás lejos, y desafortunadamente son cosas que tienen que pasar, pero nunca terminas de estar listo para vivir, y me tocó estando en el futbol”.

"Sé que será difícil en ese momento saber que es el último juego, será triste, y a la vez de felicidad por poder agradecer tantas cosas"

-¿Qué papel jugará en este adiós?- “Importantísimo, él estará aquí, su recuerdo, sus consejos, él empezó todo esto, me apoyó en mis inicios, le aprendí mucho al inicio de mi carrera, obviamente de mi vida, y el sábado tendrá un lugar especial”.

-¿Ya te imaginaste cómo será despedirte?- “No, sé que habrá sorpresas, viene toda mi familia de México, y no sé, el club está preparando todo, sólo sé que vendrá un momento emotivo, creo que será un sábado inolvidable, y ya. Creo que voy a jugar un poco con cada equipo, aunque no será todo el tiempo con cada uno, porque es el último partido de la pretemporada y los equipos también tienen que prepararse para el torneo”.

-¿Te gustaría que retiraran el número 13?- “No, la verdad que no sería mi deseo, creo que la institución tiene varias formas de hacer un homenaje, y creo que más bien es un buen gesto que alguien juegue con el número que tú utilizaste, así que no me gustaría”.

Sancho ya porta corbata y viste de traje, y a unas horas de saltar al campo como futbolista por última vez, dedica un mensaje profundo para los seguidores al asegurar que se los llevará por siempre en sus futuros retos.

“A toda la gente de todo México, de todos los equipos, decirles gracias, obvio especialmente a la gente de Pumas por todo lo que me dieron y también para Tigres por ser incondicionales, los llevo en el corazón y ahí se quedan conmigo, no tengo palabras para decirles todo lo que valen cada momento que vivimos”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×