Soy mi mayor rival: Aldo de Nigris

Su temperamento es más que una parte de su personalidad. Aldo de Nigris encuentra en su carácter la mejor arma para entrar al campo, y esta semana, recuperado de sus lesiones busca reanudar...
Su temperamento es más que una parte de su personalidad. Aldo de Nigris encuentra en su carácter la mejor arma para entrar al campo, y esta semana, recuperado de sus lesiones busca reanudar objetivos como llegar a Europa y jugar un Mundial.
 Su temperamento es más que una parte de su personalidad. Aldo de Nigris encuentra en su carácter la mejor arma para entrar al campo, y esta semana, recuperado de sus lesiones busca reanudar objetivos como llegar a Europa y jugar un Mundial.
Monterrey, Nuevo León, México -
  • Regresa Aldo con hambre de revancha
  • Si no juega un Mundial lo tomará como un fracaso en su carera
  • No quitará el dedo del renglón para emigrar al futbol de Europa  

Su más reciente batalla la libró contra una pubalgia que lo dejó un mes sin actividad en las canchas, obstáculo que, al igual que todos los que ha vivido a lo largo de su carrera lo han fortalecido y, con ese mismo coraje y entrega con los que ha superado esos retos, Aldo De Nigris continúa luchando para cumplir con los objetivos que tiene en la mira desde hace años.

Y aunque en un par de ocasiones se ha frenado su posibilidad de emigrar a Europa, el delantero regiomontano sigue confiando que esto sucederá algún día, lo mismo que jugar un Mundial, al asegurar que se ve en el de Brasil en el 2014.

El más pequeño de la dinastía De Nigris cree que cumplirá ambos anhelos, pues para él no hay rival más grande para vencer que él mismo, y hoy por hoy trata de reinventarse cada día para continuar siendo un jugador con olfato goleador.

En una charla con Medio Tiempo, el atacante del Monterrey habló de las adversidades que ha enfrentado en su carrera futbolística, mismas de las que pudo salir avante gracias a su coraje y tenacidad.

“En mi carrera he tenido muchos tropiezos, muchos fracasos, al principio  tuve que aguantar críticas, algo que de pequeño, cuando tienes 15 o 16 años es difícil, porque ya de grande con la madurez lo asimilas, pero que de joven te corran de un equipo o te digan que no sirves, pues te pega mucho”, dice Aldo, recordando aquel trago amargo de cuando militaba en la Primera A con Rayados y tuvo que irse de este club puesto que la escuadra albiazul  no quiso comprar su carta que valía apenas unos cuantos dólares.

“Cuando me corrieron de acá me decepcioné, pero gracias a los valores que me dieron mis padres y a que mis hermanos ahí estuvieron, como fue el caso de Toño (Q.E.P.D.) de quien siempre tuve el apoyo y los consejos correctos para salir adelante, pero me dolió mucho porque lo único que quería era jugar futbol, siempre me refugiaba en el futbol si tenía problemas, el futbol siempre me ha dado mucho y yo quiero darle mucho más. Esta carrera es de luchar, de trabajar, yo creo que he mejorado mucho, si tienes buena actitud y entrega siempre vas a mejorar en lo técnico y táctico y estar dispuesto a crecer y aprender cosas nuevas y yo me considero una persona con carácter, perseverante y que entrega siempre el corazón en la cancha”, explicó.

"Esta carrera es de luchar, de trabajar... si tienes buena actitud y entrega siempre vas a mejorar en lo técnico y táctico y estar dispuesto a crecer y aprender cosas nuevas"

El ariete recuerda que de niño hacía de todo por jugar al futbol, pero eso sí, no le gustaba entrenar, además entre risas rememora sobre los tenis que utilizó en un entrenamiento.

“Nunca fui a entrenamientos, no me gustaba, una que otra vez iba porque quería jugar, a veces iba el entrenador por mí a la casa porque yo llegaba nada más al juego y muchas veces el técnico no me metía por respeto a los compañeros, pero cuando el partido se complicaba me daba chance de jugar”.

“La primera vez que fui a entrenar a una cancha de 11, no quería entrar a la cancha porque no tenía tachones, pero don ‘Mike’, que era el técnico me dijo: ‘¡No importa, usa cualquier tipo de tenis!’, y como en ese tiempo jugaba también tenis, pues entré a la cancha con esos, y aunque me resbalaba mucho, metí un gol en ese juego; esos tenis como no eran de marca se me rompieron a la semana”, señala.

Gracias a sus condiciones físicas, y justo cuando su hermano Antonio brillaba con Rayados, Aldo comenzó a proyectarse también en este deporte, y tras ser campeón goleador de la Tercera División con el club Gavilanes, logró llamar la atención del Monterrey, algo que provocó la alegría para la familia, pues se tenía el sueño de que los dos hermanos pudieron jugar juntos. 

Pero tras truncarse esta posibilidad, el menor de la dinastía De Nigris fue comprado en 80 mil dólares por Tigres, el acérrimo rival, escuadra donde el espigado regiomontano pulió muchas cuestiones técnicas y tácticas gracias a la exigencia de Ricardo Ferretti,  quien lo debutó en la Primera División en el torneo Apertura 2002.

"Yo me considero una persona con carácter, perseverante y que entrega siempre el corazón en la cancha"

“Simplemente yo quería hacer mi historia. Toño estaba acá (Rayados) y yo quería estar acá,  por lo que representaba para mí el equipo, pero salir de este equipo fue algo bueno porque es lo que me ha llevado a estar donde estoy ahorita, yo quería ser ídolo como a lo mejor lo soy ahora gracias a todo el trabajo y esfuerzo que he realizado, hace años lo intenté y fue difícil, pero había que seguir trabajando para llegar a este momento porque Dios sabe los tiempos y así lo quiso”.

Tras su paso con los colores felinos, Aldo probó otras fronteras sin mayor suerte, al pasar por los equipos de Veracruz y Necaxa, para finalmente retornar al Monterrey, ya sin resentimientos por lo vivido años atrás con este club, y justamente es en esta escuadra donde ha probado las mieles del éxito al conquistar dos campeonatos y proyectarse a nivel individual, lo que lo llevó a alcanzar la meta llamada Selección Nacional, donde hace apenas  el pasado mes de junio logró una actuación convincente, logrando atraer las miradas de equipos del Viejo Continente.

“Destacar en el Tri (anotó cuatro goles en la Copa Oro) es un sueño hecho realidad, lo cual logré gracias al esfuerzo de todos, no me lo esperaba, pero mi meta es mayor”.

-¿Cuál es el mayor rival que has tenido que enfrentar en tu carrera?- “Yo creo que yo mismo, siempre lo he visto así, porque cuando compites contra otros, como cuando estaba más joven e inmaduro. Donde quieres competir con otros, ahí es donde pierdes, porque te enfocas más en lo que los otros están haciendo, pero lo único es estar siempre al cien por ciento por si te toca jugar y luchar contra ti mismo”.

-¿Es Europa un sueño truncado?- “No, el sueño sigue estando ahí, yo creo que cuando se dé va a ser en el mejor momento, por algo Dios hace las cosas. Yo siempre dije que no es que no me guste estar aquí, pero quiero crecer y jugar en Europa. Tuve ofertas de Turquía, de Grecia, de Rusia, pero yo quería ir a un mejor futbol que el de aquí. Yo estoy enamorado de este equipo (Monterrey) y de la afición que siempre me apoya”

-¿Jugar un Mundial es un sueño o una obsesión?- “Es un sueño, pero yo creo que si en mi carrera no voy a un Mundial, lo consideraré como un fracaso”.

Aldo tiene posibilidades de volver a la carga esta semana. De lograrlo, lo hará con el temperamento a flor de piel, descargando los deseos que aguantó todas estas semanas.

EN CORTO

El balón: "Es mi más grande alegría, el que me hace olvidar todos mis problemas".   El gol: "Mi alimento".   De no ser futbolista: "Yo creo que sería tenista o estaría jugando cualquier otro deporte".   ¿Qué te hace reír?: "Mis hijos y mi hermano Poncho". ¿Qué te puede hacer llorar?: "El recuerdo de mi hermano Toño". ¿Hay jugadores mala leche en el futbol?: "Yo creo que sí, me he topado con algunos". ¿Quién es el mejor defensa que te ha marcado?: "Hiram Mier (en los interescuadras con Monterrey). Un superhéroe: "Superman". Un ídolo: "Mi hermano Toño" ¿Tienes un gol soñado?: "Sea como sea, pero en un Mundial y siendo campeón". ¿Cuál ha sido el mejor gol de tu carrera?: "El que más me ha gustado es el del Clásico (edición 89) en el Uni, el 2-1 que le metí a Tigres". ¿Ahora eres mejor que antes?: "Yo creo que no, es lo mismo, sólo son etapas.de la vida". ¿Qué significa Ricardo Ferretti en tu carrera?: "Es un ejemplo para su profesión porque es muy disciplinado y perfeccionista". Vucetich: "Lo veo como a un padre, es un ser humano ejemplar". ¿Qué significa ser padre?: "Mis hijos (Aldo Patricio y Antonella) son el mayor trofeo que tengo en la vida. Soy un padre súper consentidor". La afición: "Es mi mayor motivación que tengo cada día”. . ¿Te ves jugando un Mundial?: "Sí, el de Brasil". ¿Qué sientes al escuchar corear tu nombre en el Tec?: "Es lo mejor que hay en esta profesión".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×