Dynamo 3-0 Rayados... La Pandilla sufrió en Houston

En duelo empañado por un mal arbitraje, Rayados sufrió una goleada de 3-0 ante el Houston Dynamo, en duelo amistoso que terminó con dos hombres menos por expulsiones en el primer tiempo.
En duelo empañado por un mal arbitraje, Rayados sufrió una goleada de 3-0 ante el Houston Dynamo, en duelo amistoso que terminó con dos hombres menos por expulsiones en el primer tiempo.
 En duelo empañado por un mal arbitraje, Rayados sufrió una goleada de 3-0 ante el Houston Dynamo, en duelo amistoso que terminó con dos hombres menos por expulsiones en el primer tiempo.
Estadio Robertson, Houston, Texas -
  • Golean a regios, que acaban con dos hombres menos
  • Árbitro norteamericano se roba la noche con decisiones polémicas
  • Duelo de poco provecho para el cuadro de Vucetich 

El Houston Dynamo venció 3-0 a los Rayados del Monterrey este domingo en el estadio Robertson, en duelo que terminó con una total inconformidad de los regios por un arbitraje polémico e ineficaz.

Lo que parecía un ensayo de trámite acabó con molestia para el plantel albiazul, que sufrió las expulsiones de Luis Pérez y Humberto Suazo en el primer tiempo, y de su técnico Víctor Manuel Vucetich en el segundo, por decisiones que llegaron a encrespar los ánimos en el inmueble de la Universidad de Houston.

La noche se la llevó el árbitro Jasen Anno, quien mostró un pésimo nivel y conocimiento de las reglas, y terminó afectando un duelo intenso y ríspido, que al final se cargó para el conjunto de casa.

El cuadro local también sufrió la expulsión de un jugador en el final del partido, pero ya sin tiempo para una reacción del conjunto mexicano.

El duelo se decretó prácticamente en el primer tiempo, cuando el cuadro de la MLS adelantó por dos goles y se llevó la ventaja numérica, haciendo que el complemento navegara en un ritmo semilento.

Pero a todas luces el ejercicio había terminado antes de tiempo para los Rayados, que cuidaron a sus piezas y acabaron con un plantel cargado de elementos de reserva.

La batalla comenzó promisoria para el conjunto norteño, que al minuto 10 había fabricado dos opciones de gol vía Darío Carreño y César Delgado, sin el tino de anidar el 1-0 que marcara la tendencia.

Monterrey inició el duelo con lo mejor de su repertorio, saltando al campo con Orozco, Meza, Morales, Basanta, Osorio, Santana, Delgado, Pérez, Cardozo, Suazo y Carreño, el mejor equipo considerando las ausencias por Selección.

Pero al minuto  12 vio empañada su intención de ganar, cuando Weaver sacó un disparo desde el pico del área por el lado derecho, la pelota rebotó en Basanta y se fue a segundo poste, anidándose ante un Jonathan Orozco que se venció a su izquierda y no pudo medir el rebote.

El 1-0 desconcentró al cuadro albiazul, que empezó a ser presa de las decisiones polémicas, entre ellas la que derivó el 2-0 al marcarse un penalti muy dudoso en una barrida de Severo Meza.

Fue al 22’ cuando Davis capitalizó la pena máxima con disparo de zurda, engañando a Orozco que se venció a mano derecha.

El momento ya era totalmente para los de casa, y el dominio se acentuó al 29’ cuando Luis Pérez fue expulsado por meter un codazo en medio campo, decisión que el central empañó al tener que ir a consultar con su asistente, síntoma que no vio la jugada que tenía frente a él.

Y en medio de reclamos y connatos de bronca en cada falta, Rayados estuvo cerca de descontar en dos jugadas orquestadas por Humberto Suazo, acciones donde el arquero Deric lució con su zaga.

Pero luego el ‘Chupete’ pasó de ser esperanza a complicación, al irse expulsado por una inexistente agresión a un rival, dejando a Rayados con nueve al 44’, y calientes los ánimos sobre el silbante de origen norteamericano.

En el complemento Vucetich decidió cuidar sus piezas antes que buscar enderezar el rumbo, y dejaron el campo Orozco, Delgado y Cardozo, para el ingreso de Juan de Dios Ibarra, Marvin Piñón y César de la Peña, mostrando a una Pandilla más cauta que en el comienzo. Instantes después salieron Osorio y Carreño, y entraron Oscar García y Jesús Manuel Corona.

El 3-0 cayó al 70’ cuando Jason Grey aprovechó una mala salida de Ibarra para llegar a empujar un centro de tiro libre, sellando la victoria para su escuadra.

Ya Monterrey, goleado y en inferioridad, prefirió enfriar las acciones antes que ponerse a buscar el heroísmo, apenas inquietando la meta con un remate de Santana al 75’.

Faltaban cuatro minutos para el final cuando el silbante dejó al Dynamo con 10, por una expulsión de Moffat, que se ganó la segunda amarilla por una plancha en medio campo.

El árbitro decretó el final, y Rayados consumó la penosa goleada para concentrarse ahora en el duelo de la fecha 8, cuando visite al Puebla en la reanudación del Apertura 2011.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×