Cambian el balón por el volante; de futbolistas a pilotos

La adrenalina no la cambian por nada, simplemente Bruno Marioni ha encontrado el modo de vivirla lejos de la cancha. Llevados por el deseo y la necesidad de estar constantemente compitiendo, un...
La adrenalina no la cambian por nada, simplemente Bruno Marioni ha encontrado el modo de vivirla lejos de la cancha. Llevados por el deseo y la necesidad de estar constantemente compitiendo, un viejo conocido del futbol mexicano se han alejado.
 La adrenalina no la cambian por nada, simplemente Bruno Marioni ha encontrado el modo de vivirla lejos de la cancha. Llevados por el deseo y la necesidad de estar constantemente compitiendo, un viejo conocido del futbol mexicano se han alejado.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Ciudad de México -
  • Mariano Pernía, argentino naturalizado español, tomó el volante incitado por Marioni
  • El “Barullo” se llevó el subcampeonato el año anterior

La adrenalina no la cambian por nada, simplemente Bruno Marioni ha encontrado el modo de vivirla lejos de la cancha. Llevados por el deseo y la necesidad de estar constantemente compitiendo, un viejo conocido del futbol mexicano se han alejado del futbol para tomar el volante y manejar a más de 200 kilómetros por hora y saciar así su hambre de velocidad. La FIAT Línea Competizione de Argentina ha sido un extraordinario refugio para que Marioni y su concuño, Marino Pernía, quien nació en Argentina y se naturalizó español para jugar un Mundial con la Furia Roja, cumplan una de sus pasiones y le den rienda suelta a la diversión. "Bien muy feliz, disfrutándolo al máximo, algo que tenía ganas de hacer. Tuve la fortuna de conseguir una categoría que no es lo suficientemente exigente para que me permitiera estar ahí y en la FIAT Línea Competizione encontré un lugar donde puedo ir y disfrutar del automovilismo con un poco más de relax de hobbie", expresó el ex jugador de Pumas, Toluca, Estudiantes, Pachuca y Atlas. "Tuve la fortuna de conseguir una categoría que no es lo suficientemente exigente" Quien fuera dos veces campeón de goleo en el futbol mexicano señala que no hay nada que se compare con la satisfacción de convertir un gol o escuchar un estadio entero explotar tras prender una pelota que se cuela en el arco rival. El volante y el balón simplemente han sido sus amigos, porque ambos le han permitido dar sentido a su vida. "Siempre tuve la pasión por el automovilismo y la última parte de mi carrera deportiva celebraba  haciendo un carrito y ya empezaba a sentir el automovilismo más cercano. "Es totalmente diferente (los autos y el futbol). El automovilismo te exige tener una concentración máxima en todo momento, desde que te subes hasta que te bajas, los 30 o 40 minutos que estás en el auto merecen de una concentración máxima porque una distracción puede generar un golpe, un choque o un accidente que puede ser importante. La adrenalina es similar pero son diferentes y se disfrutan de diferente manera", cuenta.   TODO QUEDA EN FAMILIA El gusto por la velocidad y el balón no es único de Marioni, aunque en realidad el delantero tuvo mucho que ver para que su concuño, Mariano Pernía decidiera convertirse en piloto de autos. Con la sangre de su padre, Vicente Pernía, quien fue ícono de Boca Juniors, vistió la playera de la Selección de Argentina y posteriormente una figura del automovilismo, el ex lateral derecho del Atlético de Madrid y seleccionado español, Mariano Pernía fue incitado por el 'Barullo' para convertirse en piloto, algo que no fue mucho problema tras colgar los botines y regresar a la tierra que lo vio nacer. "Yo lo incité a que llegara a mi categoría que está muy bien para aprender, para hacer escuela y ahí se animó Mariano (Pernía). "Además de ser amigos, somos concuños y lo traje para la categoría y tuvo la fortuna de que en la primera carrera comenzó con un triunfo. Él tiene un pasado familiar muy ligado con el automovilismo, su padre además de ser uno de los ídolos de Boca fue un gran piloto y su hermano es uno de los cinco mejores pilotos de Argentina", describe Marioni. El pasado 11 de septiembre, Mariano Pernía hizo su debut en la FIAT Línea Competizione para llevarse el primer lugar en lo que era su estreno. Con un tiempo de 24minutos 11 segundos 778 centésimas, el ex lateral del Atlético de Madrid se llevó la carrera celebrada en Chubut, provincia de Buenos Aires.   EL "BARULLO" TAMBIÉN SE ARMA EN LOS AUTOS Los goles que Marioni marcó con las diferentes playeras que vistió en México hoy los celebra con trofeos, champagne y arriba del pódium. El éxito que Bruno tuvo en las canchas ahora lo acompaña en el asfalto, pues en la temporada del 2010 se llevó el subcampeonato de la categoría con 113 puntos ganados en una competencia en la que estuvieron 26 pilotos y en la que únicamente no sumó unidades en dos de las 12 carreras pactadas. Hoy en día y tras haber corrido nueve de las 12 fechas en el calendario de la FIAT Línea Competizione, Marioni se ubica en el quinto puesto con 65 unidades a 10 de Cristiano Ratazzi, quien marca la pauta en dicha categoría. "El año pasado obtuve el segundo puesto en el campeonato, este año estoy peleando el campeonato nuevamente, así que estoy muy contento y disfrutando muchísimo está gran pasión que tengo", relató.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×