La camiseta de América pesa: Brailovsky

Le bastaron tres años a aquel joven argentino de cabellos rizados que huyó de México con el temblor de 1985 y que fue la figura de las Águilas en la Final ante Pumas de la Temporada 1984-85 para...
Le bastaron tres años a aquel joven argentino de cabellos rizados que huyó de México con el temblor de 1985 y que fue la figura de las Águilas en la Final ante Pumas de la Temporada 1984-85 para ganarse a la afición americanista para siempre.
 Le bastaron tres años a aquel joven argentino de cabellos rizados que huyó de México con el temblor de 1985 y que fue la figura de las Águilas en la Final ante Pumas de la Temporada 1984-85 para ganarse a la afición americanista para siempre.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Recordó que en su época había una base muy fuerte de mexicanos producto de las inferiores
  • Exculpó a Michel Bauer del momento actual que vive el equipo

Le bastaron tres años a aquel joven argentino de cabellos rizados que huyó de México con el temblor de 1985 y que fue la figura de las Águilas en la Final ante Pumas de la Temporada 1984-85 para ganarse a la afición americanista para siempre.

Por ello, Daniel “Ruso” Brailovsky tiene autoridad para detectar uno de los grandes males del América en su historia: hay elementos a los que les queda grande la camiseta y por ello no rinden, aunque hayan destacado en otros equipos.

"Estar en América es algo diferente, porque hay jugadores que han triunfado en otros equipos pero cuando se ponen la playera del América desgraciadamente no es lo mismo"

“Estar en América es algo diferente, porque hay jugadores que han triunfado en otros equipos pero cuando se ponen la playera del América desgraciadamente no es lo mismo y las cosas no funcionan. No es culpar a tal a cual jugador, pero es claro que a algunos les pesa y a otros no”, señaló en exclusiva a Medio Tiempo.   LA “23” FUE PARTE DE UNA GRAN ESTRUCTURA   En su época, a principios de los ochenta, Brailovsky recordó lo que distinguió a un América ganador y aplastante en todos los terrenos de juego: fortaleza en la cantera y extranjeros que verdaderamente rindieron. Por ello, el dorsal “23” que portó con las Águilas brilló.

“Pasó hace tanto tiempo, estamos ahora tan viejos”, recordó entre risas. “Más que nada se formó un grupo muy fuerte, muy especial, con jugadores muy importantes que habían nacido en la institución, de las Fuerzas Básicas, y a los que veníamos de afuera nos hicieron más cómodo acoplarnos, ya que había una base firme, sólida y muy segura. Era un equipo bien estructurado y por eso ganamos tres campeonatos. Me parece que yo era un granito de arena, nada más”, recordó.   LOS RESULTADOS DEPENDEN DEL ÁREA DEPORTIVA, NO DEL PRESIDENTE   El “Ruso” señaló que en este momento el menos culpable de la crisis americanista es Michel Bauer, y señaló al área deportiva como responsable de lo que deja de suceder en la cancha.

“El Presidente está para la organización de un club, para que el jugador tenga todo lo que debe de tener, él no juega pero es el encargado de traer al técnico, a un Director Deportivo. La realidad indica que la parte deportiva no debe de depender del Presidente, entonces hay que exculpar a Michel Bauer”.   “Él está para proteger al club, para cuidar el dinero del dueño, para motivar e incentivar a los jugadores. Me parece que se le está culpando de algo de lo que no es culpable; hay otros que deben de tomar la responsabilidad de lo que es la parte profesional de futbol”, sostuvo el argentino.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×