Con Tena no hay rencillas ni rencores, asegura el ‘Sheriff’ Quirarte

Hace 25 años Fernando Quirarte fue la mecha que encendió la campal en el Azteca entre Chivas y el América que Tena comandaba en la defensa, y hoy en la víspera de dirigir su primer Clásico como DT...
Hace 25 años Fernando Quirarte fue la mecha que encendió la campal en el Azteca entre Chivas y el América que Tena comandaba en la defensa, y hoy en la víspera de dirigir su primer Clásico como DT rojiblanco, asegura que todo ha quedado olvidado.
 Hace 25 años Fernando Quirarte fue la mecha que encendió la campal en el Azteca entre Chivas y el América que Tena comandaba en la defensa, y hoy en la víspera de dirigir su primer Clásico como DT rojiblanco, asegura que todo ha quedado olvidado.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Quirarte y Tena protagonizaron una de las broncas más grandes del futbol mexicano
  • A 25 años de distancia, el asunto quedó en el olvido y se perdonaron

Fernando Quirarte se convirtió en un protagonista de la mecha que se encendió aquella tarde del 17 de agosto de 1986 entre Chivas y América en el Estadio Azteca. Hoy, 25 años más tarde, el “Sheriff” asegura que todo ha quedado en el olvido, que el empujón que le dio a Eduardo Bacas y que originó la gresca que terminó siendo campal, se ha convertido simplemente en una anécdota. Incluso, reveló en charla con Medio Tiempo, que nunca quedaron rencillas con Alfredo Tena después de aquella penosa tarde donde Alfredo R. Márquez decidió expulsar a todos los futbolistas de ambos equipos. "Cuando nos vemos nos saludamos perfectamente. De hecho, él (Alfredo Tena) y yo no nos peleamos nunca, todo es parte de la pasión que se despierta ahí dentro de la cancha y fuera de ella se olvidó, hemos valorado mucho los dos y ahora estamos en posiciones muy diferentes", señaló Quirarte. En aquel encuentro Chivas sufría de más, la desesperación se apoderó de los tapatíos y justo cuando acababan de salvarse del segundo gol americanista los ánimos se calentaron cuando Eduardo Bacas impidió al portero Javier Ledesma realizar su despeje. Ahí apareció Quirarte para encarar a Bacas y con un "pechazo" lo mandó al césped, el árbitro del encuentro, Antonio R. Márquez -que aquella tarde significó su despedida del arbitraje profesional-, le mostró el exilio en rojo al hoy técnico del Guadalajara. Posteriormente, Carlos Hermosillo se acercó a decirle algo a Quirarte, y al encararlo, el veracruzano respondió con una leve patada al central rojiblanco. Al percatarse el árbitro, decidió expulsar también a Carlos Hermosillo, quien en represalia le tiró una patada en el rostro al “Sheriff”. Todo explotó. "Ni con Tena ni con Carlos Hermosillo (tengo rencor), son cosas que pasan en su momento y se olvida, así que a Carlos (Hermosillo) también lo veo y lo saludo, en esa época también había jugadores como Armando Manzo. Son momentos y todo lo demás pasa a segundo término", manifestó. - ¿Crees que ellos también supieron olvidar al igual que tú? “Pienso que sí, porque me han saludado, creo que en ese aspecto Tena ya lo externó y es recíproco lo que yo siento por él en ese aspecto”. Ese y muchos otros más recuerdos, siguen vivos en la mente de Fernando Quirarte, un jugador histórico en Chivas, y que hoy tendrá la oportunidad de dirigir su primer Clásico, aunque no precisamente desde la banca, pues salió expulsado en el último juego de Chivas. "Tengo varios recuerdos que son de buenos, malos y regulares. Cuando nos ganaron en la Final, cuando los eliminamos y ellos eran prácticamente los reyes de todo, la bronca... hay muchas cosas muy bonitas, todas ellas las tengo en el baúl de los recuerdos", resaltó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×