Cardozo, el 'Diablo Mayor' vuelve al infierno pero ahora como enemigo

José Saturnino Cardozo, regresará al infierno, sólo que esta vez lo hará como enemigo del equipo que lo vio triunfar en la Primera División del futbol mexicano, el Toluca.
 José Saturnino Cardozo, regresará al infierno, sólo que esta vez lo hará como enemigo del equipo que lo vio triunfar en la Primera División del futbol mexicano, el Toluca.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El guaraní es el máximo anotador en la historia del Toluca con 248 goles
  • En su etapa con los Diablos levantó cuatro títulos de la Primera División e igual número de campeonatos de goleo

El "Diablo Mayor", José Saturnino Cardozo, regresará al infierno. Sólo que esta vez lo hará como enemigo del equipo que lo vio triunfar en la Primera División del futbol mexicano: Toluca. Cardozo con la experiencia que lo hace más diablo, buscará ante su ex equipo el triunfo que catapulte a Querétaro hasta la Liguilla, la primera en su historia. Atrás tendrá que dejar el amor que les profesó a los choriceros, con quienes llegó a mediados de la Temporada 1994-1995, cuando aún se disputaban los torneos largos. Su huella seguirá intacta pues como diablo logró el campeonato en el Verano 1998, colaborando con 18 dianas, 13 de ellas en la fase regular y cinco en la Liguilla. Luego, para el Verano 1999 Cardozo Otazú llevaría nuevamente a los Diablos a la Final, la cual terminarían ganando en la tanda de penales frente al Atlas en el cotejo de vuelta. El "Príncipe Guaraní" aportó 20 goles en aquel torneo, superando así lo que había hecho un año antes. Los veranos siempre fueron la especialidad del ariete sudamericano. En el Verano 2000, repitió la cifra de 20 tantos para nuevamente poner al Toluca en lo más alto de México. Su carrera con el cuadro rojo alcanzó su punto más álgido en el Apertura 2002, donde se adjudicó el título de goleo con 29 goles convertidos en la fase regular, imponiendo una marca que de momento se mantiene intacta. Posteriormente, acumularía siete más en la Fiesta Grande, para levantar su último trofeo de campeón del máximo circuito. Entre el Apertura 2002 y el Clausura 2003, Cardozo alcanzó los 58 goles que le valdrían para ser considerado el mejor delantero del mundo por la Federación Internacional de Historia y Estadísticas del Futbol en el 2003. Saturnino no volvió a ser campeón con Toluca, sin embargo, ya se había ganado un lugar en el corazón del público de la Bombonera. El ahora entrenador de los Gallos Blancos de Querétaro se despidió de los Diablos una vez finalizado el Clausura 2005. Desde su partida, nadie ha podido igualar sus números por lo que se mantiene como el máximo goleador en la historia del club con 248 goles anotados en 27 mil 452 minutos disputados en Liga. Pero hoy, todo eso queda atrás, hoy Saturnino es un diablo en el bando del enemigo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×