Daniel Ludueña no se quiere perder el juego de vuelta

Daniel Ludueña entrenó con Santos y piensa en recuperarse para jugar el partido de vuelta de la Final en el Estadio Universitario.
Daniel Ludueña entrenó con Santos y piensa en recuperarse para jugar el partido de vuelta de la Final en el Estadio Universitario.
 Daniel Ludueña entrenó con Santos y piensa en recuperarse para jugar el partido de vuelta de la Final en el Estadio Universitario.  (Foto: Notimex)
Torreón, Coahuila -
  • Lloró por no estar en la ida Fue su propia decisión no salir

Santos Laguna busca curar las heridas que dejó la dura batalla del partido de ida de la Gran Final para llegar lo mejor posible a encarar la vuelta y lograr la hazaña que requieren para poder coronarse campeones finalmente. Es por eso que no tienen tiempo para lamentaciones además de que necesitan de sus mejores hombres, entre ellos Daniel Ludueña, quien de último minuto se decidió no arriesgarlo en el Corona y que pueda ser habilitado para el juego en el Universitario. El “Hachita” entrenó e hizo algunas pruebas físicas en las que se busca retome la fuerza en su pierna derecha.

"Estar fuera es una impotecia y más en estos partido que nadie se quiere perder y lamentablemente me perdí el primero, pero ya estamos trabajando para el día domingo. Hoy salí a entrenar para retomar confianza le pegué a la pelota y me sentí bien. Si Dios quiero voy a estar el domingo.

Explicó que fue él mismo quien decidió no participar el jueves puesto que no sintió la confianza necesaria al no sentirse bien del todo. “Probamos hasta el último en el calentamiento y la verdad no me sentía bien y entrar a la cancha así no servía porque se jugaba mucho, no estanos al cien por ciento no le ayudo al equipo. Yo lo que quería era ayudar a mi equipo. Me dolió mucho pero hay que pensar con la cabeza fría”. Confesó que no le fue fácil salir del cuadro titular en un juego tan importante y que fue tal su desesperación que llegó a las lágrimas por no poder colaborar para la causa guerrera. Si yo hubiera sido egoísta hubiera entrado a la cancha,  pero no es así, yo pienso por mi equipo y si no podía dar lo máximo lo iba  a decir. Recibí el apoyo de todos y eso me deja tranquilo más allá de las lágrimas que se me cayeron por no poder ayudar. La inflamación va bien, yo lo único que quiero es estar el domingo y así va a ser”. Por último declaró que los laguneros no están muertos y puso de ejemplo la experiencia vivida en la serie contra Monarcas Morelia.  “Hace una semana daban como favorito a Morelia después de la ida que nos dejó vivos, este equipo en el interior supo resolverlo muy bien, y para el domingo ellos tienen una ventaja pero nosotros tenemos que salir a ganar. No hay imposibles para este equipo”. Este sábado antes de viajar a Monterrey se le realizarán algunas pruebas más para poder determinar con mayor precisión el grado de su evolución.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×