En Tigres, regresaron para terminar la misión

Lograr un título no es cosa de una sola persona, ni tampoco es un mérito exclusivo de los jugadores; un Campeonato se consigue por trabajo en conjunto, donde se incluyen el timonel, su Cuerpo...
 Lograr un título no es cosa de una sola persona, ni tampoco es un mérito exclusivo de los jugadores; un Campeonato se consigue por trabajo en conjunto, donde se incluyen el timonel, su Cuerpo Técnico, los Directivos.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • En el Invierno 2001 y Apertura 2003, los felinos perdieron la Final 

Lograr un título no es cosa de una sola persona, ni tampoco es un mérito exclusivo de los jugadores; un Campeonato se consigue por trabajo en conjunto, donde se incluyen el timonel, su Cuerpo Técnico, los Directivos, Staff Administrativo, comercial y por supuesto, la afición.   Y para que Tigres hiciera realidad su sueño de ser por fin el gran monarca del futbol mexicano después de 29 de no serlo, tuvieron que regresar al equipo varios elementos clave del club que en el Invierno 2001 y Apertura 2003 dejaron pendiente una misión y en el 2011 la culminaron.   En aquellos torneos, los felinos perdieron dos Finales, ambas bajo la administración del Presidente Alejandro Rodríguez y del Vicepresidente Miguel Ángel Garza; la primera pelea, la del Invierno 2001, con Ricardo Ferretti en el banquillo; estos tres mosqueteros regresaron a Tigres y en menos de 20 meses, le cambiaron radicalmente la cara a Tigres, hasta hacerlo Campeón.   La misión no era nada fácil, “Tuca” salió tras ser eliminado en Semifinales por Rayados en el Clausura 2003, “El Inge” un año después tras no calificar en el Clausura 2004 y Garza en septiembre del 2006, renunciando por no estar conforme con los malos manejos del club en ese entonces.   Durante ese lapso de ausencia de estos tres hombres, Tigres se vino abajo, la UANL cayó a la quema del descenso y por poco se va a la división de ascenso.   Para el Apertura 2009, se contrató a Santiago Martínez como Presidente y Daniel Guzmán como técnico, mientras que Héctor González Iñárritu continuaba de Vicepresidente; esto pensando que ellos podrían hacer una labor similar a la del “Inge”, Garza y “Tuca”.   Sin embargo, el equipo fue de mal en peor, “El Travieso” tuvo toda la libertad de hacer lo que quisiera, trajo a mucha gente consigo, corriendo a muchos que tenía años trabajando en el club, incluso desde aquella época de buenos resultados con Ferretti.   Guzmán tenía par de Auxiliares Técnicos, Jorge Vikingo Dávalos y Mauricio González; dos Preparadores Físicos, Luis Bongiovanni y Marcelo Fernández, y a Luis Manuel González como Entrenador de porteros.   También, llevó al club al Doctor Rafael Murguía, asumiendo el puesto de Jefe de Servicios Médicos del club, poniéndolo por encima de Jesús Negrete, el Doctor que ya estaba en la institución. Le dio las gracias al Fisioterapeuta Josué de la Rosa, quien tenía más de 20 años con Tigres, y fue así que arribó el kinesiólogo Fernando Gilardi.   Por si fuera poco, “El Travieso” también tuvo que ver en que removieran a Francisco Rivas del puesto de Secretario Técnico, dejando en su lugar a Juan Urquiza.   Todos estos cambios no sirvieron para nada a Tigres, pues el equipo seguía en picada; en la cancha había jugadores a quienes llamaban “los amigos de Daniel”; incluso, a Antonio Sancho, quien es ícono del club felino, lo estuvo relegando.   Después de muy malos resultados, Sinergia Deportiva seguía dando continuidad a Guzmán, pues pese a que lo habían cesado, por petición y ruego de Santiago Martínez, el timonel seguía a cargo; y cayó como lo señala el dicho “el pez por su boca muere”, ya que terminó saliendo del club tras declarar que la cementera le pidió perdón.   Fue así el camino para que “El Inge”, Garza y “Tuca” regresaran en mayo del 2010, para completar la misión que dejaron pendiente; para esto, limpiaron lo que había dejado Guzmán, trayendo refuerzos y sacando del plantel prácticamente a todos los elementos que había pedido “El Travieso”.   Y con la llegada de estos tres mosqueteros, regresaron los que Daniel había hecho a un lado, como Josué de la Rosa y “Niño” Rivas, entre otro personal administrativo.   Todo esto, ayudó a que Tigres volviera a los primeros planos, salió de la quema porcentual y se ubico muy arriba en la tabla del cociente; en cuanto a puntos, fue el mejor equipo del 2011, siendo Superlíder del Clausura y Campeón del Apertura, cumpliendo así la misión de hacer feliz a la hinchada felina.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×