Convertirse en Estudiante, el regalo de Gabriel Pereyra

El volante argentino aseguró que haber llegado a la UAG fue un bonito presente que no piensa desaprovechar; confía en que el club, la directiva y la afición se encariñe con él.
El volante argentino aseguró que haber llegado a la UAG fue un bonito presente que no piensa desaprovechar; confía en que el club, la directiva y la afición se encariñe con él.
 El volante argentino aseguró que haber llegado a la UAG fue un bonito presente que no piensa desaprovechar; confía en que el club, la directiva y la afición se encariñe con él.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Confía en que el club, la directiva y la afición se encariñe con él
  • Gabriel cuando era niño siempre recibió un balón en esta fecha

El mejor regalo de Navidad para Gabriel Pereyra es el haber sido contratado por Estudiantes Tecos, al menos así lo considera el volante argentino, quien no duda en decir que ha sido uno de los mejores presentes en su vida. Es que el mediocampista ya se encontraba en un momento complicado al ser descartado por Puebla, una institución a la que le tiene mucho cariño. “Este es un buen regalo, ir a jugar a Tecos es un gran regalo de Navidad porque estaba en un momento difícil, donde estaba en duda con un equipo que tanto me quiere y no se vislumbraba muchas posibilidades, por muchos aspectos de acá del club y uno era el económico, y bueno que un técnico confíe en mí, que una Directiva confíe en mí y que hasta el último momento estuvieron pendientes para que yo jugara en su equipo, es un lindo regalo y tengo que devolver con rendimiento el próximo semestre”, expresa el “Místico”.

"Este es un buen regalo, ir a jugar a Tecos es un gran regalo de Navidad porque estaba en un momento difícil, donde estaba en duda con un equipo que tanto me quiere y no se vislumbraba muchas posibilidades"

Pereyra sabe que las fechas navideñas son momentos para reflexionar y estar con la familia, y principalmente él piensa en su crecimiento profesional como futbolista y espera ayudar a Estudiantes a que no descienda, ganándose el apoyo de toda la afición zapopana. “Siempre se reflexiona, y uno como jugador siempre piensa en lo futbolístico, nuestra vida gira en torno a eso y en estas fechas va a ser muy especial porque me toca ir a un club nuevo, reto nuevo, conocer gente nueva, a tratar de que la gente de Estudiantes Tecos se encariñe conmigo y es obvio que uno vislumbra cosas importantes, desea que suceda lo mejor y se dé el torneo disfrutándolo dentro de una cancha, jugando bien y ayudando al equipo a que pueda conseguir los objetivos”, comenta. Gabriel recuerda los regalos que recibía en Navidad durante la infancia, y lo que siempre aparecía debajo de su árbol en Nochebuena era un balón que compartía con tres hermanos. “Nosotros somos cinco hermanos, cuatro varones que por más que pidiéramos automóviles de juguete o robots, siempre nos tocaba una pelota para los cuatro, somos muy humildes y la verdad solamente nos daban una pelota para los cuatro hermanos y una muñeca para mi hermana, y lo que siempre quería eran botines, calzado de futbol, siempre me gustaba tener los mejores, usaba mucho los Puma Maradona y todos queríamos tener esos, eso lo deseaba con mucho cariño y siempre me lo terminaba regalando mi abuelo”, rememora Gabriel. Una de las tradiciones que la familia Pereyra realiza en esta fecha del año es que alguien de los integrantes se disfrace de Santa Claus para sorprender a los niños y en esta ocasión le tocó al mediocampista darles esa sorpresa a sus hijos. “Siempre en todas las Navidades uno de mis hermanos se disfraza de Santa Claus, pero ahora como lo vamos a pasar en México yo lo voy hacer, nosotros le llamamos Papa Noel y a mí me va tocar ser él”, menciona Pereyra con alegría.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×