Fue una amarga experiencia: Severo Meza

Tras ser asaltado el pasado domingo por la noche y ausentarse de los entrenamientos el día de ayer, este martes Severo Meza regresó a entrenar con el Monterrey y habló de la amarga experiencia que...
Tras ser asaltado el pasado domingo por la noche y ausentarse de los entrenamientos el día de ayer, este martes Severo Meza regresó a entrenar con el Monterrey y habló de la amarga experiencia que vivió el fin de semana.
 Tras ser asaltado el pasado domingo por la noche y ausentarse de los entrenamientos el día de ayer, este martes Severo Meza regresó a entrenar con el Monterrey y habló de la amarga experiencia que vivió el fin de semana.  (Foto: María Elena Partida)
Santiago, Nuevo León, México -
  • El defensa del Monterrey habló de sus momentos difíciles al ser asaltado el domingo
  • No presenta golpes mayores y todo quedó en un susto
  • Es el segundo rayado que en menos de un año que es víctima de la inseguridad; Ayoví también sufrió un robo en el 2011

Tras ser asaltado el pasado domingo por la noche y ausentarse de los entrenamientos el día de ayer, este martes Severo Meza regresó a entrenar con el Monterrey y compartió parte de la amarga experiencia que vivió en compañía de su familia.

El jugador explicó en breves detalles los momentos que pasó frente a delincuentes que lo cazaron a la entrada de su domicilio, situación de la que al final sufrió sólo un susto al no presentar golpes mayores , y de la que espera librarse jugando el próximo sábado ante Santos.

"No es una grata experiencia. Me asaltaron, me golpearon, pero gracias a Dios estoy bien yo y mi familia. Estoy expuesto a todo como cualquier otra persona, la inseguridad es para todos. Fue un susto, creo que hay que ver para adelante, quiero dejarlo atrás y seguir adelante”, indicó ante los medios.

"No es una grata experiencia. Me asaltaron, me golpearon, pero gracias a Dios estoy bien yo y mi familia" "Yo venía de cenar y justo fue llegando a mi casa cuando sucede todo esto, no me gustaría estar recordando, de esto simplemente saco lo bueno que mi familia y yo estamos bien". El defensa se presentó en la sala de prensa de El Barrial donde apareció con un pequeño parche en la parte derecha de la frente, que fue donde recibió el golpe con la pistola al momento de ser asaltado. Descartó que vaya a recibir ayuda psicológica, pues dijo estar bien y reconoció que tras esta experiencia valora más las cosas, además de que tomará más precauciones para tratar de evitar ser nuevamente víctima de la inseguridad. "Yo normalmente tomaba algunas precauciones, que nadie viniera cerca y ahora hay que tomar un poquito más y ver la mejor manera de dónde puedo estar mejor con mi familia", dijo el originario de Veracruz, quien señaló que esto implicará cambiar de domicilio por seguridad. "Te das cuenta de muchas cosas, lástima que tienen que pasar estas cosas para que veas las cosas de otra forma". Indicó que tanto su esposa como su hijo están asustados tras esta experiencia, aunque al final espera que pronto todo vuelva a la normalidad: "Mi esposa tiene miedo, pero saldremos adelante de esto, ya hablé con ellos y es lo que queremos". -¿Cómo te sientes, estás para jugar el sábado ante Santos?- "Yo creo que es lo mejor que puede pasar. Lo mejor para mi es entrenar, exigirme, seguir con la motivación de seguir jugando. Físicamente estoy bien, simplemente es el golpe que tengo en la frente, estoy en condiciones para ser tomado en cuenta si el profe me requiere. "Me llega la oportunidad, empiezo a jugar, el equipo empieza a tener un buen momento y quiero estar a la disposición si el profe quiere que yo juegue voy a intentar hacer mejor las cosas", explicó el camiseta número dos del Monterrey.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×