Entre Cruz Azul y Pumas, el visitante manda

Cada vez que cementeros y universitarios se encuentran, la localía parece más un lastre que una ventaja; en los últimos cinco años, el cuadro anfitrión ha perdido nueve veces, ganado sólo dos y...
 Cada vez que cementeros y universitarios se encuentran, la localía parece más un lastre que una ventaja; en los últimos cinco años, el cuadro anfitrión ha perdido nueve veces, ganado sólo dos y empatado tres.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Entre cementeros y felinos la única hegemonía clara es de quien funge como visitante
  • En los últimos cinco años, el local ha perdido nueve veces, ganado sólo dos y empatado tres

Cada vez que Cruz Azul y Pumas se encuentran, la localía parece más un lastre que una ventaja. Por los antecedentes y a pesar de su crisis, el cuadro universitario podrá ilusionarse con la posibilidad de salir del bache en casa de La Máquina, pues este ha sido un duelo donde el visitante manda. A pesar de la ventaja que significa jugar ante sus respectivas aficiones, ninguno de estos dos clubes ha logrado consolidar una hegemonía en cancha propia, y prueba de ello es lo sucedido durante los últimos cinco años, en los cuales ha habido 14 duelos entre cementeros y felinos, con sólo dos triunfos para el local, por nueve del visitante, además de tres empates. Actualmente, Cruz Azul padece una racha de casi cuatro años sin vencer a Pumas como local y ello parece una venganza por la larga sequía que los felinos sufrieron en Ciudad Universitaria ante el rival Cementero. “Ha pasado eso, pero yo creo que ahorita como está el equipo, como se ha manifestado en los partidos anteriores me parece que podemos hacer un buen partido, podemos ganar, que es lo que estamos buscando y necesitamos para subirnos un poco más en la Tabla”, señala el cruzazulino Israel Castro.   "Es una parte importante para nosotros que las aficiones estén ahí presentes y a mí me gusta el ingrediente que haya afición del otro equipo" Ex jugador de Pumas, el contención antes sufrió la “paternidad” celeste en C.U. y ahora padece la mala racha de La Máquina en casa ante el conjunto auriazul.   “Ahorita ya (estoy) totalmente asimilado acá, despejado de cualquier otra situación y muy contento la verdad, quiero disfrutar mucho estos partidos y tengo mucha fe que el equipo trascienda este torneo”, agrega. La última victoria azul ante su gente ocurrió en abril del 2008 durante la Jornada 14 del torneo Clausura de aquel año. Ese 2-1 a favor de La Máquina ya luce añejo, porque tras ese resultado, los celestes le han hecho los honores a Pumas en cinco ocasiones más, en los cuales ganó el visitante dos veces y empataron el resto. Pero el gusto que se han dado los auriazules en casa de Cruz Azul todavía no se asemeja al que disfrutó el equipo de Enrique Meza, que durante varios años hizo de Ciudad Universitaria una casa “prestada”. Antes de que vencieran en C.U. durante el Apertura 2010 a Cruz Azul, los universitarios ligaron siete derrotas consecutivas ante La Máquina como locales. La Jornada 7 del Apertura 2004 marcó ese “intercambio” de localías, ya que esa vez Cruz Azul ganó 3-1 en la sede universitaria, donde a partir de ese momento los Cementeros ligaron 7 triunfos consecutivos. Precisamente fue el siguiente partido al del Apertura 2004 el que confirmó la comodidad que ambos equipos sienten como huéspedes, pues en el Apertura 2005 los felinos fueron goleados 5-0 en su propia casa. Castro cree que el poco peso que han tenido los locales radica en que difícilmente alguien se siente visitante, por el importante apoyo de las dos aficiones en cualquiera de los estadios.   “Es una parte importante para nosotros que las aficiones estén ahí presentes y a mí me gusta el ingrediente que haya afición del otro equipo y que esté apoyando, alentando, por una parte unos y los otros también”, señala.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×