Lleva Jonathan Orozco 'talismanes' en sus manos

En los vuelos bajo su arco y en las atajadas de cada balón, Jonathan Orozco recibe una 'ayuda' de sus dos talismanes y máxima inspiración: sus hijos. Y es que en sus guantes, lleva grabados los...
 En los vuelos bajo su arco y en las atajadas de cada balón, Jonathan Orozco recibe una 'ayuda' de sus dos talismanes y máxima inspiración: sus hijos. Y es que en sus guantes, lleva grabados los nombres de Luka y Bastiaan, sus dos pequeños.
Monterrey, Nuevo León -
  • Graba el portero rayado nombres de sus hijos, el segundo apenas nacido hace unas horas
  • Orozco encabeza la zaga menos goleada con 'ayuda'

En los vuelos bajo su arco y en las atajadas de cada balón que impide entrar en su meta, Jonathan Orozco recibe una 'ayuda' de sus dos talismanes y máxima inspiración: sus hijos.

Y es que en los dorsales de sus guantes, que son su mayor accesorio como portero, el guardameta estelar del Monterrey ha mandado grabar los nombres de Luka y Bastiaan, sus dos pequeños, quienes le dan fuerza en sus actuaciones en el campo.

Orozco encabeza actualmente la defensa menos goleada del torneo, y compartió para Medio Tiempo un detalle que lo hace sentir fuerte a la hora de encarar los disparos rivales, y dando un perfil personal para cada mano a la hora de jugar.

Bastiaan, quien apenas nació apenas hace unas horas, está impreso en el lado derecho, en tanto que Luka, de cuatro años, en el izquierdo, de tal forma que Orozco puede presumir las 'atajadas' de sus hijos durante los entrenamientos y en los partidos.

"Ellos son mi inspiración y el nombre de mi hijo Bastiaan será el próximo tatuaje que me pondré también"

Fue hace unas semanas, justo al arranque del Clausura 2012, y ya cuando el embarazo de su esposa Nitze Liliana estaba más avanzado cuando el arquero decidió redondear su dedicatoria permanente a la hora de jugar.

“Ya de antes traía el nombre de Luka en los guantes, pero a partir de esta temporada cuando el embarazo de mi esposa estuvo al cien por ciento le agregué el de Bastiaan porque mis hijos significan todo para mí”, explicó.

“Ellos son mi inspiración y el nombre de mi hijo Bastiaan será el próximo tatuaje que me pondré también”.

El nuevo ritual antes de cada partido o jugada importante vendrá para el guardameta, al besar simbólicamente sus guantes, encomendándose a sus ángeles que lo inspiran desde algún lugar de la tribuna.

Ambos varoncitos son sin duda el mayor orgullo del meta albiazul, quien no oculta su emoción cuando habla de su rol de padre, y sin olvidar de esposo, ahora que puede sentirse pleno en su familia.

“Tanto Luka como Bastiaan, al igual que mi esposa, que ha sido parte fundamental de mi desarrollo, porque ella ha estado siempre detrás de mí para apoyarme, que nada me falte y que me conoce desde que yo no era nadie”.

Con sólo cinco goles recibidos en el 2012, Orozco sueña con mantener este paso con el equipo, y sobre todo que se sepa qué es lo que le da fortaleza cuando enfrenta a los rivales, poniendo sus manos a los cañonazos enemigos.

“Ellos son y siempre serán la parte fundamental, son el motor, sin ellos las cosas no funcionarían igual y estoy agradecido con las dos bendiciones que me ha dado Dios como lo son mis hijos”, subrayó el arquero de Rayados.

Al igual que Jonathan y su hijo mayor, Bastiaan también llevará por segundo nombre el de Emmanuel, que también porta el canterano albiazul, ya que al portero le agrada su significado bíblico de “Dios con nosotros”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×