Cancha mojada, un factor a favor de Chivas

Guadalajara cuenta con un aliado que le permite tomar cierta ventaja, a la desventaja de jugar como local, cada quince días en el pasto sintético del Estadio Omnilife.
Guadalajara cuenta con un aliado que le permite tomar cierta ventaja, a la desventaja de jugar como local, cada quince días en el pasto sintético del Estadio Omnilife.
 Guadalajara cuenta con un aliado que le permite tomar cierta ventaja, a la desventaja de jugar como local, cada quince días en el pasto sintético del Estadio Omnilife.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Todos los factores, por mínimos que se les pueda considerar, funcionan para que un equipo pueda sacar provecho e inclinar la balanza a su favor.

Guadalajara cuenta con un aliado que le permite tomar cierta ventaja, a la desventaja de jugar como local, cada quince días en el pasto sintético del Estadio Omnilife. Muchos argumentaron que el repunte del Guadalajara, fue casi como un milagro atribuido a Johan Cruyff, sin conceder el menor crédito a Ignacio Ambriz y sus métodos para hacer resurgir a un Chivas moribundo, y que no encontraba la llave para poder salir del bache en el cual encontró al equipo cuando asumió como entrenador de éste. Sin embargo, una de las llaves que le han ayudado a encontrar una mejor adaptación –sin que signifique que ello es un valor absoluto e indicativo de la mejoría del equipo en la cancha-, es el poder contar con un césped más favorable, en el cual la pelota corre más rápido y sin el bote que generalmente ocasiona el pasto artificial. A raíz de la llegada de Nacho Ambriz al Guadalajara, éste ordenó que se riegue el pasto, previo a cada uno de sus partidos como local. Apegándose al reglamento de la Federación Mexicana de Futbol, que permite regar la cancha hasta una hora antes de cada partido, así se ha aplicado en cada uno de los juegos en los que Guadalajara ha jugado como local en el campo del Omnilife. Con la cancha mojada, la pelota corre más rápido y no tiene el bote que le hiciera parecer al terreno de juego, como si se estuviera jugando en una superficie dura. De alguna forma, esto ha beneficiado a los jugadores de Chivas para tomarle una mejor adaptación a esta polémica cancha, a la cual se han tenido que adaptar a la fuerza, desde que se mudaron al nuevo estadio rojiblanco. Según exponen los cercanos a Ambriz, el técnico considera seguir aplicando este método en cada ocasión en que tengan oportunidad de jugar como locales en su estadio nuevo, e inclusive, el estratega tiene dispuestas sus prácticas de este miércoles y jueves a las 8:30 horas, con el fin de aprovechar el último riego del día anterior, ya que si la cancha recibe las descargas de agua muy temprano en la mañana, el clima cálido no permitirá al caucho tomarle las ventajas que sí le permite aprovechar bajo otro tipo de circunstancias. ESPARZA REAPARECERÁ ANTE TECOS El defensa de Chivas, Omar Esparza, quien recientemente fue dado de alta y reincorporado a la disciplina de Nacho Ambriz, tras su lesión de rodilla, reaparecerá futbolísticamente ante Tecos, y jugando únicamente 45 minutos. En tanto, un caso que mantiene preocupado al cuerpo técnico es el de Alberto Medina, quien ya va para su tercer partido en el cual no aparecería, dado que presenta molestias musculares, de las cuales no ha podido salir. El “Venado” podría ser sometido a análisis clínico para conocer la magnitud de la lesión que sufrió hace algunos días.  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×