Rayados, por otro aventón al descenso

En sólo 16 años, Rayados cuenta con dos rivales a los que ha dejado matemáticamente sin posibilidades de seguir en Primera División, y este sábado estaría apuntándose técnicamente uno más en caso...
En sólo 16 años, Rayados cuenta con dos rivales a los que ha dejado matemáticamente sin posibilidades de seguir en Primera División, y este sábado estaría apuntándose técnicamente uno más en caso de vencer a los Estudiantes Tecos en el Tec.
 En sólo 16 años, Rayados cuenta con dos rivales a los que ha dejado matemáticamente sin posibilidades de seguir en Primera División, y este sábado estaría apuntándose técnicamente uno más en caso de vencer a los Estudiantes Tecos en el Tec.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León, México -
  • En 1996 Monterrey le dio el último empujón a la División de Ascenso Tigres
  • Puebla corrió con la misma suerte en el Tec en 1999
  • Este 24 de marzo, al igual que ocurrió con los felinos, Tecos podría sentenciar su salida de la Liga

El futbol parece en ocasiones caprichoso, y dentro de estas rarezas a Monterrey le ha tocado el destino de dar un último empujón a dos equipos hacia la División de Ascenso: Tigres y Puebla   Y este próximo sábado, la historia se puede repetir con un rival más a la colección de La Pandilla, ya que enfrentará a Estudiantes Tecos, quienes vienen en caída libre y si no ganan o por lo menos empatan, inminentemente tendrán que estar despidiendo del Máximo Circuito.   Como si fuera un día elegido, la fecha del 24 de marzo vuelve a aparecer con crueldad en manos de los Rayados para decidir el destino de un rival. En ese día, pero de 1996, el equipo marcó el adiós del máximo circuito de su acérrimo rival, los Tigres, que vivieron toda una transformación tras despedirse con una derrota en el Clásico 51.   Hoy la misma serie engloba para Monterrey con un partido que si bien no será definitivo matemáticamente, sí podría en coma al conjunto de la UAG, sotanero indiscutible de la quema de este año. Solo un milagro salvaría a Estudiantes. Si Atlas, su 'escalon' más cercano vence a Xolos pondrá la diferencia entre ellos en 10 puntos solo restando cinco jornadas por jugar.   Así que un triunfo de los de Vucetich estaría prácticamente condenando a la división no deseada por ningún equipo del futbol mexicano a los de la Autónoma de Guadalajara.   Empujar rivales a las llamas no es nuevo para el Monterrey, implacable cuando ha tenido el destino ajeno en sus manos. La historia más conocida,y quizá uno de los Clásicos regios más recordados fue el ocurrido en su edición 51, ya que un 24 de marzo de 1996 se marcó el descenso de Tigres a manos Rayados.   Si bien la historia cuenta que los de las UANL ya estaban al borde del precipicio, matemáticamente Monterrey puso el último clavo en el ataúd con un triunfo que sigue haciendo eco en los pasillos del Volcán.   El cuadro de San Nicolás de los Garza en son de pelea por medio de Omar Arellano puso la ventaja, pero Sergio Verdirame y Luis Miguel Salvador, actual Presidente Deportivo de Rayados, en tres minutos cambiaron todo.   Al silbatazo final de Arturo Brizio Carter, un luto grande se respiró en el graderío, lágrimas y caras largas de todo hincha felino era el colofón de una tarde para la historia ya que se irían a la Primera A, así se llama antes la categoría de ascenso. La batalla del 9 de Mayo de 1999.   Tres años más tarde, a Rayados le tocó vivir su propio infierno, mismo que fue apaciguado en noventa minutos frente al Puebla. Esta vez era el propio Monterrey el que se jugaba el pellejo en el Estadio Tecnológico, volcado ese día más que nunca en incondicional apoyo al equipo del Cerro de la Silla.   Fue el 9 de mayo de 1999, al final del torneo de Verano. Era un mano a mano contra La Franja, quienes llegaron al ITESM con la misión imposible de ganar para seguir con vida, algo que no consiguieron pese a dejar el alma en el campo.   A esa misma hora en la capital del país, Celaya, un tercer involucrado, hacía lo propio ante el América, aunque con la manija de que en un triple empate sería el mejor librado. Si Puebla vencía Monterrey se iba automáticamente.   El duelo fue tenso, sufrido y de pocas emociones. En el segundo tiempo, un histórico de Monterrey, Francisco Javier 'El Abuelo' Cruz volvió para darle vida a su equipo sacando al ídolo del momento Antonio Mohamed.   Rápido como si fuera un chamaco, ‘El Abuelo’ dio un  pase de ‘tres dedos’ al ‘Alvin’ Pérez, quien recortó un zaguero de la Franja y suave a la izquierda del portero hizo el gol de su vida. Era el tanto de la salvación, todo Monterrey estaba en llanto, era el fin de la agonía. Pero sólo dos minutos más tarde, Gilberto Jiménez volvió a encender las alertas al marcar el 1-1, que prevaleció hasta el final. En México Celaya y América empataron 2-2, decretándose así la caída del Puebla, equipo que se valió de la compra de una franquicia para no perder la continuidad.   Así que este sábado, por tercera vez en menos de dos décadas, Monterrey tendrá ante sí uno de los últimos alientos de Estudiantes, plantel que podría unirse a la lista de sentenciados por Rayados, si es que la lógica y el peso de la casa se mantienen como los últimos meses.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×