Descenso, golpe a las finanzas de Tecos

Cuando un club pierde su permanencia en Primera División, no solamente se ve afectado un proyecto deportivo, sino las finanzas sufren un duro golpe, caso que le toca vivir a Estudiantes Tecos.
Cuando un club pierde su permanencia en Primera División, no solamente se ve afectado un proyecto deportivo, sino las finanzas sufren un duro golpe, caso que le toca vivir a Estudiantes Tecos.
 Cuando un club pierde su permanencia en Primera División, no solamente se ve afectado un proyecto deportivo, sino las finanzas sufren un duro golpe, caso que le toca vivir a Estudiantes Tecos.  (Foto: Notimex)
Zapopan, Jalisco, México -
  • La franquicia se devalúa a 3 millones de dólares
  • Debe regresar a TV Azteca cerca de 100 millones de pesos por derechos de transmisión

Cuando un club pierde su permanencia en Primera División, no solamente se ve afectado un proyecto deportivo, sino las finanzas sufren un duro golpe, caso que le toca vivir a Estudiantes Tecos. Una franquicia promedio de Primera División puede tener un valor cercano a los 23 millones de dólares, ya contando los derechos federativos de los jugadores, que son propiedad del club. Cuando descienden, el equipo no vale más de 3 millones de dólares y la plantilla se ve reducida a jugadores de baja nómina. Pero no solamente Tecos pierde ese valor, ahora que jugará en la Liga de Ascenso tendrá que regresarle a TV Azteca lo que pagó por adelantado con respecto a los derechos de transmisión que le dio al club zapopano por cinco años. En el contrato está estipulado que si el equipo dejaba de jugar en el Máximo Circuito, tendría que devolver lo que se le otorgó como pago por los derechos televisivos, así que la UAG debe sacar de sus finanzas una cantidad de aproximadamente 100 millones de pesos, que serían alrededor 9 millones de dólares. De los cinco años firmados, sólo se cumplió uno en el que la televisora del Ajusco transmitió los partidos de Tecos hasta su descenso. El detalle es que Azteca le pagó al club universitario por adelantado los cinco años, pero siempre protegiendo su inversión, y en el contrato se encuentra marcada una cláusula donde señala que en caso de descender, el club debe regresar lo que quede pendiente, que son cuatro años. Así que para el cuadro estudiantil, no sólo su franquicia se devaluó, sino también tiene cuentas pendientes con la televisora. Un duro golpe en lo deportivo, pero también en lo económico para la UAG, cuyas finanzas se verán severamente mermadas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×