Rugido felino en Clásicos de filiales

Esta mañana en las instalaciones del Barrial se jugaron los Clásicos regios entre las filiales, partidos de la Fecha 14 postergados por compromisos de los de la UANL.
Esta mañana  en las instalaciones del Barrial se jugaron los Clásicos regios entre las filiales, partidos de la Fecha 14 postergados por compromisos de los de la UANL.
 Esta mañana en las instalaciones del Barrial se jugaron los Clásicos regios entre las filiales, partidos de la Fecha 14 postergados por compromisos de los de la UANL.  (Foto: Alejandro Martínez)
Santiago, Nuevo León, México -
  • La Sub-20 de Tigres ganó 3-0 con autoridad a su similar de Monterrey
  • La filial Sub-17 de la UANL sacó un empate a cero goles; en penales ganó 4-3
  • Las cuatro categorías de filiales regias tienen vida de cara a la Liguilla

Esta mañana  en las instalaciones del Barrial se jugaron los Clásicos regios entre las filiales, partidos de la Fecha 14 postergados por compromisos de los de la UANL. En ambas divisiones, los auriazules salieron con la frente en alto  de territorio ajeno. Los menores de 17 años de Tigres, dirigidos por Andrés Carranza, lograron una igualada sin anotaciones y en los penales alzaron los brazos al ganar 4-3. Con este resultado  a dos fechas de terminar el torneo, ambos equipos se mantienen con posibilidades de avanzar a Liguilla; Monterrey es quinto con 31 unidades, mientras que Tigres es octavo con 28 puntos. En punto de las 11:30 horas, inició la actividad de los juveniles Sub-20, donde los favoritos eran los Rayados ya que en puntos eran superiores a los felinos, la diferencia eran seis unidades, sin embargo en el partido aplicó la máxima "En los Clásicos no hay favoritos". En el terreno de juego los de la UANL fueron los mandones de principio a fin, en la cancha el resultado fue claro, 3-0 a favor de los dirigidos por Ángel Cervera. A dos minutos de acabar el primer tiempo, Emanuel Cerda abrió el marcador, dejando a los de rayas tendidos en el campo ya que sus adversarios estaban manejando el partido sin respuesta alguna. Para la parte complementaria siguió el festín auriazul, al 50 anotó Abel Fuentes y diez minutos más tarde lo realizó Alfonso Tamay, quien dedicó la anotación  a su novia, quien se encontraba en la tribuna. El tiempo restante fue historia, Rayados intentaba acercarse pero sin tener claras opciones de gol para por lo menos meterse al partido. Se dio el silbatazo final y ambas categorías siguen con mucha vida en el torneo, los del Cerro de la Silla son terceros, mientras que los felinos subieron al quinto lugar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×