Del Pumas Campeón ya no queda nada

En abril del 2011 los Pumas cerraron una de sus mejores temporadas desde que se implementaron los torneos cortos y la adornaron levantando el título. Hoy, a casi un año de la séptima estrella el...
En abril del 2011 los Pumas cerraron una de sus mejores temporadas desde que se implementaron los torneos cortos y la adornaron levantando el título. Hoy, a casi un año de la séptima estrella el equipo se desmoronó.
 En abril del 2011 los Pumas cerraron una de sus mejores temporadas desde que se implementaron los torneos cortos y la adornaron levantando el título. Hoy, a casi un año de la séptima estrella el equipo se desmoronó.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Por segunda vez consecutiva, los universitarios se quedarían fuera de la Liguilla
  • La salida de Castro, Leandro, López y Palencia se ve reflejada en sus números
  • En el Clausura 2011 fueron Sublíderes; hoy ocupan el lugar 13 de la Tabla General

En abril del 2011 los Pumas cerraron una de sus mejores temporadas desde que se implementaron los torneos cortos y la adornaron levantando el título. Hoy, a casi un año de que plasmaran la séptima estrella en el escudo universitario, el equipo Campeón del Clausura 2011 se desmoronó en menos de 365 días.   La caída de los números de la escuadra felina está acompañada de la salida de jugadores como Israel Castro, Leandro Augusto, Dante López y Francisco Palencia. Desde su partida, la escuadra auriazul ha sido incapaz de encontrar el rumbo para convertirse en protagonista de la Liga en las últimas dos temporadas.   Con ellos cuatro en la cancha, los Pumas consiguieron su boleto a la Liguilla desde la Jornada 14 en el Clausura 2011, terminando ese torneo en segundo lugar general con 35 unidades. Fueron la tercera mejor ofensiva con 27 goles, sólo por debajo de Tigres y Morelia, y la segunda mejor defensiva permitiendo 13 tantos en 17 jornadas.   Tras proclamarse Campeones, Castro, Augusto y López salieron del club. Los primeros dos vendidos a Cruz Azul y Xolos respectivamente, y el tercero al no llegar a un acuerdo contractual emigró al futbol paraguayo.   Sus bajas se vieron reflejadas en el siguiente torneo, Apertura 2011. La escuadra del Pedregal nunca encontró regularidad, y con 25 puntos, 10 menos que el Clausura 2011, se quedó fuera de la Fiesta Grande y no pudo defender su título.   En esa temporada los universitarios terminaron en la posición nueve de la tabla general con siete partidos ganados, cuatro empatados y seis perdidos. Finalizaron como la penúltima peor ofensiva con 19 goles y fueron la décima defensiva con 25 tantos recibidos, 12 más que en el Apertura 2011.   En diciembre pasado, Juan Francisco Palencia decidió dejar las canchas y se retiró del futbol. Los Pumas no se reforzaron y encararon el Clausura 2012 con jugadores de sus Fuerzas Básicas.   Otra vez, los felinos no encontraron un buen funcionamiento y tras 15 juegos disputados y dos más por jugarse, el equipo universitario se quedará por segunda vez consecutiva fuera de la Fiesta Grande del futbol mexicano, pues para colarse necesita de múltiples combinaciones de resultados, prácticamente imposible de darse.   Hasta el momento, el cuadro dirigido por Guillermo Vázquez se ubica en la posición 13 con 15 puntos, producto de tres victorias, seis empates y seis derrotas. Con 12 goles a favor, dos de ellos autogoles, son la decimoquinta ofensiva del torneo y la cuarta defensiva con 14 goles permitidos.   Además, como local los Pumas viven una de sus peores rachas en los torneos cortos, ya que de siete juegos en el Estadio Olímpico Universitario, sólo han ganado uno, empatado tres y perdido tres. Su último triunfo en casa lo tiene registrado el 15 de enero del 2012, cuando derrotó 3-0 a Monarcas Morelia.   En apenas un año, el Club Universidad se ha caído dramáticamente y se encuentra lejos del nivel que lo llevó a levantar su último campeonato de Liga.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×