Las claves del 'Piojo' para cumplir la meta azulcrema

En el Apertura 2005, las Águilas llegaron a 38 puntos y fueron líderes generales de la competencia apenas seis meses después de ser Campeones, hoy, a siete años de distancia, Miguel Herrera rompió...
En el Apertura 2005, las Águilas llegaron a 38 puntos y fueron líderes generales de la competencia apenas seis meses después de ser Campeones, hoy, a siete años de distancia, Miguel Herrera rompió la cifra que parecía un obstáculo en Coapa.
 En el Apertura 2005, las Águilas llegaron a 38 puntos y fueron líderes generales de la competencia apenas seis meses después de ser Campeones, hoy, a siete años de distancia, Miguel Herrera rompió la cifra que parecía un obstáculo en Coapa.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El timonel resaltó la actitud que tuvieron los jugadores a su llegada
  • En América todos atacan y todos defienden

El último en lograrlo fue Mario Carrillo. En aquel Apertura 2005, las Águilas llegaron a 38 puntos y fueron líderes generales de la competencia apenas seis meses después de ser Campeones del futbol mexicano. Hoy, a siete años de distancia, Miguel Herrera rompió la cifra que parecía un obstáculo para la institución azulcrema, pero que gracias a cinco “claves”, como el propio "Piojo" las llama, lograron no sólo alcanzar las 31 unidades a falta de una jornada por disputarse, sino ser candidatos al título y tener cerca el liderato general.   La confianza estaba por los suelos. El “Piojo” llegó a revivir el vestidor azulcrema.   “Les reiteré que el intentar es la base de algo, por más que se equivoquen no dejen de intentar, de tratar de hacer las cosas y esa es la base de la confianza, porque te puedes equivocar, pero si tienes la fortaleza mental para seguir adelante, cuando te salgan es cuando vienen lo mejor. Había que retomar la confianza y acá las correcciones son con base en los errores, pero eso es lo que nos hace crecer.   “Por algo llegaron al América y simplemente había que decirle al jugador que su capacidad está intacta y que tiene que seguir intentando. Los errores te enseñan a hacer las cosas lo mejor posible”, indicó en entrevista vía telefónica.   El pésimo torneo anterior debía tener consecuencias y toda la plantilla debía pagarlas. Sin embargo, la seguridad llegó con el timonel, quien les dio la confianza para seguir sólo a quien se comprometiera.   “Lo más importante fue comentarles que nadie estaba transferible, que me iba a quedar con todos, tenía que verlos trabajar y ver si se querían quedar en el equipo para ver si estaban en la idea para formar este equipo.   “Fue decirles que aquí todos caben, que el único que no cabría era el que se sintiera derrotado o el que no quería estar, y me encontré con un grupo unido y con decisión férrea de revertir muchas cosas”, señaló.   El título de goleo sí importa y mucho. La coronación de Christian Benítez como el mejor delantero del futbol mexicano no sólo es un logro individual, sino la tranquilidad de tener un hombre que hace diferencia.   “Nosotros queremos todos los logros de conjunto y aunque este es de forma individual, ‘Chucho’ es el que culmina las jugadas de todo el equipo y es importante porque queremos un equipo que gane todo lo posible”, explicó.   El equilibrio ha llegado para América. Después de seis meses en los que tuvieron a la peor defensa, hoy Aquivaldo, Reyes, Vizcarrondo, Pimentel y Valenzuela se han convertido en una muralla.   “El trabajo y la determinación, hay que hacernos sólidos, trabajé mucho en el recorrido de las líneas, en implantar una nueva idea que es la línea de cinco defensas para dejar menos espacios, tener mejor salida con la pelota y concentración, pero lo principal es que atacamos 11 y defendemos 11, cuando tenemos la pelota todos somos atacantes y cuando no, todos somos defensas y eso ha funcionado muy bien”, indicó.   “No nos equivocamos en la elección de Miguel Herrera”, esas fueron las palabras de Ricardo Peláez, Presidente Deportivo de América, y que representan la seguridad que existe de parte de la Directiva.   “La verdad que estoy agradecido con Ricardo (Peláez) y Yon (De Luisa) de poder estar en un equipo tan importante como América. Era un compromiso demostrarles que no estaban errados, que podía con este proyecto y orgullosísimo de los jugadores que son realmente los culpables de tener este torneo", apuntó Herrera, quien llegó al conjunto de Coapa para romper la barrera de los 30 puntos después de que ningún técnico lo había logrado desde Mario Carrillo en el 2005.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×