Pese a tener ventaja, la historia alerta al América

La alegría en América tras la ventaja que consiguió en la ida de los Cuartos de Final ante Pachuca es difícil disimular entre el plantel, a pesar de ello, un par de experiencias negativas le...
La alegría en América tras la ventaja que consiguió en la ida de los Cuartos de Final ante Pachuca es difícil disimular entre el plantel, a pesar de ello, un par de experiencias negativas le indican al equipo azulcrema que no está nada definido.
 La alegría en América tras la ventaja que consiguió en la ida de los Cuartos de Final ante Pachuca es difícil disimular entre el plantel, a pesar de ello, un par de experiencias negativas le indican al equipo azulcrema que no está nada definido.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • En el Apertura 2005 América perdió la misma ventaja que hoy tiene ante Pachuca
  • Sólo dos de 17 veces que ha tomado ventaja y cerrado en casa, ha perdido la serie

La alegría en América tras la ventaja que consiguió en la ida de los Cuartos de Final ante Pachuca es difícil disimular entre el plantel, y cómo no habría de serlo si para el juego de vuelta con Pachuca pueden perder hasta por dos goles y aún así mantenerse en las Semifinales del torneo. A pesar de ello, un par de experiencias negativas le indican al equipo azulcrema que no está nada definido.   Las Águilas no pueden olvidar el pasado y sí echar un vistazo a la historia del club en las Liguillas, pues si bien las estadísticas favorecen al América cuando se trata de tomar ventaja en la ida y cerrar en casa, y es prácticamente imposible sacarle una eliminatoria cuando se encuentra en la situación que hoy vive, también es cierto que ya ha pasado por momentos amargos cayendo en excesos de confianza.   Desde la instauración de las Liguillas en la Temporada 1970-71, América se ha encontrado 17 veces en la misma posición que hoy, es decir, conseguir ventaja en calidad de visitante y tener el partido de vuelta de local, y sólo en dos ha quedado eliminado, pero precisamente una de ellas con circunstancias muy similares a la eliminatoria actual ante Pachuca. CHIVAS VUELVE A LA VIDA EN LA 82-83   América llegaba como un auténtico monstruo a la Liguilla de la Temporada 1982-83. Bajo el mando de Carlos Reinoso, las Águilas habían alcanzado récord de puntos y goles, además de un claro y contundente Superliderato al dejar una diferencia de 18 puntos con Toluca, su más cercano perseguidor.   Con sólo tres partidos perdidos de los 38 que se disputaron en la Fase Regular del campeonato, América enfrentó en los Cuartos de Final al Atlético Potosino, equipo al que venció 0-2 en el juego de ida celebrado en el Estadio Plan de San Luis, para luego cerrar la serie con un autoritario 4-0 sobre los potosinos y llegar a Semifinales. Todo era confianza.   El rival en la antesala de la Final fue Chivas. Una edición más del Clásico Nacional se presentó en aquella instancia con América como claro favorito. La ida, celebrada el 19 de mayo de 1983 en el Estadio Jalisco, terminó con ventaja de 1-2 para América por lo que todo parecía terminado. No obstante, Chivas llegó al Estadio Azteca y en un partido heroico venció 0-3 a las Águilas para eliminarlas y dar un duro golpe al orgullo azulcrema.   EL DESASTRE DEL APERTURA 2005 CON CARRILLO América era imparable hasta que se encontró con el exceso de confianza. Con la etiqueta de Campeón, las Águilas de Mario Carrillo se clasificaron a la Liguilla del Apertura 2005 como líderes generales para enfrentarse a Tigres en Cuartos de Final y buscar el Bicampeonato.   Todo comenzó bien con un juego de ida en el que Kléber puso el primero a los 40 minutos para que Pável Pardo ampliara el marcador y Cuauhtémoc Blanco pusiera el 0-3 que parecía sellar la serie, aunque en la recta final el brasileño Julio César Santos marcó el de la honra, y el del pase tres días después.   Justo como el próximo sábado se presentará el Pachuca, llegaba Tigres a aquel 1 de diciembre del 2005, con la consigna de ganar cuando menos por tres goles y eliminar al favorito. En un inicio relampagueante, Peralta y Gaitán ya habían puesto dos goles en el marcador y cerca del final del primer tiempo el propio Gaitán puso el 0-3 que metía a Tigres en Semis.   El líder general regresó con gol de Kléber, pero Julio César Santos, el central carioca de los Tigres se levantó en el área al minuto 90 para rematar la cabeza y mandar el esférico al fondo de la portería, silenciando el Estadio Azteca y propinando la peor eliminación en la historia del América.   Así, el conjunto de Coapa tiene las estadísticas de su lado, pues en 15 ocasiones ha podido culminar la obra que comenzó a construir en los juegos de ida, pero también con dos dolorosos recuerdos que no permiten elevar las campanas al vuelo ni pensar en la siguiente ronda sin jugar ante Pachuca en el Estadio Azteca.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×