Andrés Guardado todavía le duele al Atlas

En el año del 2005, cuando Daniel Guzmán era el técnico de Atlas, se fijó en un jugador de nombre Andrés Guardado y le dio la oportunidad de debutar. Tras su salida, llegó Rubén Omar Romano y lo...
En el año del 2005, cuando Daniel Guzmán era el técnico de Atlas, se fijó en un jugador de nombre Andrés Guardado y le dio la oportunidad de debutar. Tras su salida, llegó Rubén Omar Romano y lo consolidó como titular.
 En el año del 2005, cuando Daniel Guzmán era el técnico de Atlas, se fijó en un jugador de nombre Andrés Guardado y le dio la oportunidad de debutar. Tras su salida, llegó Rubén Omar Romano y lo consolidó como titular.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • La cantera en los últimos años ha carecido de la formación de jugadores por el sector izquierdo
  • Cerca de 45 millones de pesos, es lo que Atlas desembolsa al año en sus Fuerzas Básicas

En el año del 2005, cuando Daniel Guzmán era el técnico de Atlas, se fijó en un jugador de nombre Andrés Guardado y le dio la oportunidad de debutar. Tras su salida, llegó Rubén Omar Romano y lo consolidó como titular. En el 2007, La Coruña pagó 6 millones de dólares por la carta del jugador y se fue a Europa, y a cinco años de su partida los Zorros han sufrido para encontrar dentro de su cantera a un elemento con características similares a las de Andrés.   Normalmente los clubes que se dedican a la formación de jugadores, se encuentran con un gran problema, pues históricamente escasean elementos zurdos y de calidad, y lo mismo pasa con jugadores a la ofensiva.   Tras la partida de Guardado, en la madriguera del zorro, la cantera no ha podido sacar a otro elemento que venga a solucionarles el problema. Estuvo Jorge Torres Nilo, de condiciones más defensivas, y al poco tiempo fue vendido a Tigres, quien también pagó una fortuna por el jugador. Al no haber futbolistas zurdos en grandes cantidades, aquel futbolista que destaca, de inmediato es pretendido por los clubes con alto poder económico.   Los Rojinegros en estos momentos están apostando a que dos jugadores hechos en casa recuperen o muestren lo que por varios años no se ha podido plasmar en el terreno de juego. Carlos Gutiérrez retorna nuevamente al plantel, y Gregorio Torres, tendrán la obligación de llenar un hueco, que por ahora ha estado acéfalo en cuanto a calidad y aporte al equipo, o lo que un técnico desea: marque diferencia.   Atlas como institución, al año gasta casi 45 millones de pesos en sus Fuerzas Básicas. Conforme han pasado administraciones, buscan la manera de tener mayor eficacia en la formación de jugadores, pero lo cierto, es que encontrar un zurdo en defensa o ataque no ha sido una constante, lo mismo un centro delantero.   ANDRÉS ESPERA MEJORÍA

Andrés Guardado siempre llevará los colores de Atlas impregnados en su piel. A la distancia espera que el equipo tenga mucho mayor fortuna y desea que las cosas cambien lo antes posible por bien de sus aficionados.   “Ahora me he informado que se armaron con jugadores de experiencia, ojalá y eso les ayude para tener mejores resultados. Yo deseo que les vaya muy bien, sobre todo por los aficionados, que siempre están ahí, fieles. Los jugadores que contrataron son de experiencia y eso debe ayudar”, externó el ahora jugador del Valencia a Medio Tiempo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×