Chivas debe ser el reflejo de todo el país: Cruyff

No se necesita ser un joven idealista para pretender alcanzar sueños difíciles de conseguir, o al menos, a Johan Cruyff, parecen no pesarle sus 75 años de edad para ser mesurado y cauto en sus...
No se necesita ser un joven idealista para pretender alcanzar sueños difíciles de conseguir, o al menos, a Johan Cruyff, parecen no pesarle sus 75 años de edad para ser mesurado y cauto en sus pretensiones.
 No se necesita ser un joven idealista para pretender alcanzar sueños difíciles de conseguir, o al menos, a Johan Cruyff, parecen no pesarle sus 75 años de edad para ser mesurado y cauto en sus pretensiones.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco -
  • Cruyff pide a los aficionados rojiblancos que apoyen incondicionalmente al "Rebaño Sagrado", que estén con el equipo en las buenas y en las malas

No se necesita ser un joven idealista para pretender alcanzar sueños difíciles de conseguir, o al menos, a Johan Cruyff, parecen no pesarle sus 75 años de edad para ser mesurado y cauto en sus pretensiones. “Yo soy idealista”, reconoce Cruyff en la conversación. No hace falta que lo diga, basta conocer sus sueños, sus deseos. "Nosotros tenemos que ser el ejemplo de México, y el comportamiento del público tiene que ser perfecto, la ayuda del público tiene que ser perfecto, el equipo va a dar todo" El líder del proyecto deportivo del Guadalajara, reconoció que uno de sus deseos en Chivas es que el equipo sea el reflejo de todo el país, y pretende que la institución rojiblanca sea un orgullo de todos los mexicanos. Muy pocas instituciones en el mundo han logrado semejante sueño, y en México, uno de los pocos capaces de conseguirlo, por su popularidad y arraigo, es precisamente el Club Deportivo Guadalajara. “Es una causa quizás no futbolística, es más bien una forma de vivir de todos los mexicanos. Chivas es un orgullo de México y nosotros intentamos que todos los mexicanos, algún día, estén orgullosos de Chivas, porque es un reflejo suyo e intentamos que ese reflejo sea el de todo el país. Es idealismo, puede ser, pero yo soy idealista, y en todos los lugares que hemos ido, lo hemos logrado, ¿porqué ahora no?”, dijo Cruyff, en charla ofrecida al portal de Chivas. Su mensaje lleva altas dosis de enfoque hacia el aficionado. Si Guadalajara será un equipo ejemplar dentro de la cancha, según dijo, su gente también tiene que serlo, y apoyar al equipo en las buenas y malas, y no sólo cuando lleguen los buenos momentos en una Institución ávida de retomar la buena relación con su gente, la cual se ha fracturado en los últimos años. “Nosotros tenemos que ser el ejemplo de México, y el comportamiento del público tiene que ser perfecto, la ayuda del público tiene que ser perfecto, el equipo va a dar todo, pero lógicamente en algún partido se va a perder”, expuso. Reconoció que Chivas es “un polvorín de presiones”, en función a lo poco que ha vivido y conocido en carne propia del día a día del Rebaño. “Este equipo está lleno de presiones, es un polvorín de presiones. Cuando va bien estás arriba y cuando no, te vas abajo del suelo, y eso me gusta porque hay emoción, hay pasión, y sobre todo que el mexicano quiere ser el mejor del mundo, y por lo tanto si va bien, todos están alegres, y si va mal, todo el mundo se hunde. Lo que nosotros tenemos que hacer es que la subida tiene que darse, pero la bajada debe ser mínima, tenemos el equipo que lo puede lograr”, consideró. "Físicamente bien, con ilusiones al cien por ciento y futbolísticamente tiene mucha calidad, pero tampoco creo que Guadalajara se construya en un día, porque esto es un proceso" Si bien Chivas está encaminado a tener un buen arranque, según su percepción, no se olvida de que para esperar los mejores resultados prometidos, será fundamental una buena taza de paciencia para la gente que cuestione cuando las cosas no tomen el ritmo esperado. “Físicamente bien, con ilusiones al cien por ciento y futbolísticamente tiene mucha calidad, pero tampoco creo que Guadalajara se construya en un día, porque esto es un proceso y este se tiene que seguir; hay momentos en que todo va perfecto y otros en que hay bajones, pero esto es parte de la vida y es parte del juego”, dijo. Argumentó sobre el porqué Cruyff decidió invitar a John Van’t Schip al proyecto rojiblanco. Se refirió al Técnico como una persona que puede tener la apariencia, de ser una persona muy simpática, pero también como alguien muy duro. “Él (John Van’t Schip) ha pasado toda la escuela holandesa, además cuando yo entrenaba al Ajax, él jugaba de extremo, y tiene que estar bien vinculado y ver cómo se juega. Un sacrificado en los últimos años es el extremo, porque normalmente hoy el lateral termina siendo extremo. Ha entrenado toda su vida de la manera en que lo hemos hecho nosotros, tiene suficiente experiencia en muchos detalles, equipos diferentes y sobre todo en el sentido de cambiar cosas. A primera vista puede ser muy simpático, pero también puede ser muy duro, y quiere decir que sabe lo que necesita un jugador, domina todas las facetas, ha tomado tres o cuatro ayudantes que cubren perfectamente estos detalles que él necesitaba”, indicó. Sobre el trabajo de este Cuerpo Técnico, reconoció que le gusta la manera en que está trabajando, siempre en función del esquema holandés del cual Cruyff fue forjador como futbolista. “Están haciendo las cosas como pensamos nosotros y como siempre ha sido la escuela holandesa, no hay que equivocarse con la escuela del último año. La escuela antigua es ser atrevido, intentar mandar en el campo, que uno siempre se cuide a sí mismo, ponerse las normas a sí mismo, no que lo haga el contrario”, culminó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×