Volvió el 'Bofo' seis meses después

Un semestre después de una inactividad obligada, reapareció en una cancha de futbol Adolfo Bautista... o lo que queda de él. Polémico hasta la médula, ave de tempestades, por fin pudo volver a...
Un semestre después de una inactividad obligada, reapareció en una cancha de futbol Adolfo Bautista... o lo que queda de él. Polémico hasta la médula, ave de tempestades, por fin pudo volver a pisar una cancha de futbol gracias a Querétaro.
 Un semestre después de una inactividad obligada, reapareció en una cancha de futbol Adolfo Bautista... o lo que queda de él. Polémico hasta la médula, ave de tempestades, por fin pudo volver a pisar una cancha de futbol gracias a Querétaro.  (Foto: Notimex)
Zapopan, Jalisco -
  • Carlos de los Cobos le brindó la oportunidad de volver
  • Le falta ritmo futbolístico, a pesar de mostrar un buen nivel físico

Un semestre después de una inactividad obligada, reapareció en una cancha de futbol Adolfo Bautista… o lo que queda de él. Polémico hasta la médula, ave de tempestades, por fin pudo volver a pisar una cancha de futbol con el último equipo que le brindó la oportunidad: los Gallos Blancos del Querétaro. Carlos de los Cobos le dio cobijo al jugador que José Saturnino Cardozo echó de los Gallos de un puntapié. Obligado a salir por la puerta de atrás, Bautista Herrera se refugió en los gimnasios, y también en los casinos. Esperó paciente por una nueva oportunidad. Este miércoles, nuevamente vio la luz. El “Bofo” volvió con ilusiones renovadas, esperanzas firmes, pero el mismo futbol. Con el corte de pelo al estilo del atacante italiano Mario Balotelli –una delgada franja de cabello, desde la frente hasta la nuca-, el “Bofo” entró para la parte complementaria del amistoso ante los descendidos Estudiantes Tecos, celebrado en el Estadio Tres de Marzo. Para ese entonces, los de Carlos de los Cobos ya ganaban 1-0. El ímpetu y el deseo fue, como en algunas veces, superior a la calidad. Al “Bofo” le ha pesado estar fuera del verde césped, y aunque físicamente no parece haberle afectado el receso obligado en su carrera, le falta mucho para volver a tomar ritmo de juego. Por momentos, Bautista tuvo marcación personal, pero a pesar de ello, le costó trabajo con la pelota en los pies. De espaldas a la portería, tuvo muchas más complicaciones. Definitivamente, el futbol no se olvida, como el propio Bautista declaró pocas horas antes de entrar en acción; sin embargo, parece que no estará de sobra una repasada a las lecciones aprendidas. No es el mismo “Bofo” de aquella noche de 2005 en el Estadio Jalisco, donde antes de lanzar un zapato a la tribuna poblada de enloquecidos rojiblancos, atónitos por la asombrosa actuación ante Boca Juniors, en la Copa Libertadores de ese año. Al final del partido, cobijado por el personal de prensa queretano, el “Bofo” pudo esquivar a los medios de comunicación: “ya habló ayer”, cayó como justificación para no conocer las impresiones del futbolista, que internamente debió festejar su vuelta al futbol, pero consciente de que le falta mucho para retomar el nivel que alguna vez se le conoció. Un tema musical del ayer recuerda que “20 años no es nada”, aunque para el “Bofo”, parece que seis meses sí fue demasiado.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×