Demostraré que puedo ser titular, me gustaría ser otro 'Chicharito': Pulido

En charla con Medio Tiempo el delantero, quien está por cumplir 50 partidos en el Máximo Circuito, se confesó y aseguró que no se achicará ante Luis García. Además dijo que busca demostrar que...
 En charla con Medio Tiempo el delantero, quien está por cumplir 50 partidos en el Máximo Circuito, se confesó y aseguró que no se achicará ante Luis García. Además dijo que busca demostrar que puede ser igual o mejor que Javier Hernández.  (Foto: Óscar Adrián Velázquez)
Monterrey, Nuevo León, México -
  • El delantero quiere demostrar que puede ser igual o mejor que Javier Hernández
  • Va por su consolidación y goles; el sábado cumpliría 50 juegos en Primera División
  • Recuerda con mucho cariño a Daniel Guzmán, quien lo debutó en 2010

Cuando llegó a Tigres a prueba en el 2006 para la Tercera División, Alan Pulido encontró en el club gente que no lo quería; con todo logró quedarse, pero años más tarde estuvo cerca de que le dieran las gracias. Actualmente el tamaulipeco está por cumplir 50 partidos en el Máximo Circuito, con hambre de sobresalir, y convertido en una de las máximas promesas en el ataque auriazul.   Pulido sabe que en un club como Tigres es difícil tener actividad y más cuando se refuerza con extranjeros en la delantera, como en este Apertura 2012 que llegó el español Luis García. Aún así no piensa dejarle el camino libre al ibérico, y que está convencido de poder demostrar su calidad, al grado de ser algún día mejor que Javier “El Chicharito” Hernández, uno de sus ejemplos a seguir.   "Javier Hernández es un jugador que admiro, tiene mucho talento, he convivido con él y quiero ser igual o mejor que él, ¿por qué no?" “Me gustaría ser otro ‘Chicharito”, comenta Alan viendo el paisaje en el Parque Fundidora, a donde acudió para una sesión de fotos con Medio Tiempo.   “Javier Hernández es un jugador que admiro, tiene mucho talento, he convivido con él y quiero ser igual o mejor que él, ¿por qué no?, quiero demostrarle a toda la gente y a mí mismo que soy capaz de asumir la responsabilidad”.   -¿Te ves haciendo un torneo como para tomar la responsabilidad en el ataque?- “Sí, así me siento. Luis García viene a ser titular, pero no voy a bajar los brazos, si no lo he hecho en estos cuatro años, e incluso desde chiquito, ahora que estoy más cerca de conseguir algo importante no voy a bajar los brazos”.   Ganarse la confianza de “Tuca” no es fácil y Pulido lo sabe. Desde que Ferretti tomó el timón previo al Apertura 2010 llegó incluso al borde de la resignación, al escuchar comentarios de que el estratega no suele jugársela con canteranos.   “Me decían que él no era tanto de canteranos, que no se la jugaba con chavos y me empecé a desanimar; pero seguí luchando, en la primera Pretemporada que me tocó con él aprendí de las regañadas que nos ponía, a mí me regañaba mucho, me decía que me moviera para un lado, para otro, que no sólo estuviera ahí.   “Al principio con las regañadas me venía abajo, tenía como 18 años y nunca me había tocado un entrenador así; ahora ya más o menos lo asimilas, él te regaña porque sabe que puedes dar más y estás fallando en cosas fáciles. Ahora ya no me regaña tanto”, platicó.   Pulido hoy está agradecido con Ferretti, considera que lo maduro que hoy es futbolísticamente se lo debe sólo a él; sin embargo, no olvida a Daniel Guzmán, el timonel que le cumplió su sueño de debutar en la Primera División el 27 de febrero del 2010, en un duelo que concluyó 3-0 a favor de Morelia en el estadio Universitario. "Él ('Tuca') te regaña porque sabe que puedes dar más y estás fallando en cosas fáciles. Ahora ya no me regaña tanto" “Daniel me dio la confianza y cumplió mi sueño que desde niño uno se propone, es un buen técnico, lo admiro mucho por todo el carisma que tiene”.   Ahora, ante la falta de nivel físico óptimo de García, este sábado ante Atlante, Pulido llegaría a medio centenar de partidos jugados en la Primera División, y ante todo mantiene la humildad, ya que subraya que no se le olvida todo lo que ha tenido que pasar para que este momento este cerca de cumplirse.   Su gusto por el futbol le venía de origen por su padre Armando Pulido, quien fue portero en Correcaminos. Tal como su progenitor, el canterano universitario quería ser arquero y así fueron sus inicios a los cinco años de edad.   Años después, al ver que su hermano mayor Armando ganaba trofeos por goleador, Alan quiso ser como él y cambió su posición, en la que sintió era lo suyo por su velocidad. De esta manera sobresalió en la Selección de Tamaulipas, inspirado en ser como Walter Gaitán, jugador por el cual empezó su gusto por Tigres.   Con el paso de los años, Alan de pronto dejó abandonado el futbol por las fiestas, mientras su hermano Armando fue visto con la Selección de Tamaulipas en un Nacional, donde Tigres le ofreció estar en la Tercera División, y aceptó.   Transcurrieron dos años de que su hermano mayor se había convertido en felino y Alan quiso probar la misma suerte, pero en el club felino no lo querían.   “Estuve a prueba, al principio no me querían porque dejé de jugar un año porque ya sabes, andaba en fiestas con los amigos, y cuando vine acá no traía el nivel óptimo; tenía como 15, 16 años y finalmente me quedé, pero como uno o dos años más tarde, me acuerdo de un torneo, en el que le dijeron a mi hermano que si no hacía un buen torneo me iban a regresar a mi casa”.   Estuvo muy cerca de que Tigres lo dejara fuera. De su participación en el torneo Copa Dallas dependía su permanencia. Alan se destapó con siete goles que le ayudaron a continuar en los felinos, a firmar para la Tercera División y subir cada seis meses a las categorías superiores.   En ese lapso de tiempo, época en que se hablaba más de su hermano Armando, quien debutó antes que él y se desempeñaba por la banda izquierda, Alan se dio cuenta que su sueño de estar jugando no era imposible, ahora no quería ser como él, sino mejor.   “Me pegó anímicamente que saliera mi hermano de Tigres, pero esto es una carrera individual y quiero ser mejor que él; sé muy bien lo que quiero, tengo un objetivo muy claro y hasta no cumplirlo es hasta que me voy a dar por vencido, mi objetivo es jugar con Tigres, ser tomado más en cuenta y en un largo plazo irme a jugar a Europa, eso no es imposible.   “Es difícil ser titular como delantero, más aquí en Tigres que ocupan plazas de extranjero, vienen muchos refuerzos; me comentaron lo de Chivas y no lo veía mal, porque lo que todo jugador quiere es estar jugando, sí lo pensé, lo estuve analizando, pero finalmente se llegó a un arreglo con Tigres”, señaló.   Actualmente el jugador de 21 años es aconsejado en aspectos futbolísticos y de su vida diaria por el Capitán felino, Lucas Lobos, quien lo alienta a no darse por vencido.   "Yo voy a seguir luchando, quiero poner en dudas al Cuerpo Técnico. Quiero ser mejor" Pulido tiene su objetivo firme, triunfar en su carrera, ser ídolo en Tigres; de no conseguirlo, buscará hacerlo en otro equipo, ya que no piensa renunciar a su máxima ilusión, la de jugar en Europa, de donde ya una vez surgió el rumor de que interesaba al Manchester United.   El sueño no termina ahí, si bien le dolió que lo borraran de Selección Mexicana que iba a Juegos Olímpicos, pero Alan Pulido mantiene la idea de que volverá a ser llamado al Tri y ahora su mirada está en Brasil 2014 para la Copa del Mundo.   Pero más de forma inmediata voltea a la meta de repetir en la titularidad, situación que aprovechó en la Fecha 1 al marcar el primer gol de la victoria sobre Jaguares. Quiere ser constante, y asegura que no aflojará en busca de lograrlo.   “Yo voy a seguir luchando, quiero poner en dudas al Cuerpo Técnico. Quiero ser mejor, y quiero que ‘Tuca’ se ponga a dudar a quién pondrá en la alineación”, finalizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×