Es todo un reto reforzar al Tri Olímpico

Más que apuntalar, los refuerzos parece que le han caído de peso a la Selección Olímpica.
Más que apuntalar, los refuerzos parece que le han caído de peso a la Selección Olímpica.
 Más que apuntalar, los refuerzos parece que le han caído de peso a la Selección Olímpica.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  •  De los refuerzos en el equipo mexicano, Jesús Corona ha sido el de mejor nivel, aunque falló en el amistoso contra España

Más que apuntalar, los refuerzos parece que le han caído de peso a la Selección Olímpica. Cuando el plantel iba en ascenso desde que consiguió el oro en Juegos Panamericanos, para luego ganar el Preolímpico y el Torneo de Toulon, el cuadro de Luis Fernando Tena comenzó a descomponerse desde la llegada de Giovani dos Santos, Oribe Peralta y Carlos Salcido, quienes estaban lejos del engranaje que había adquirido el conjunto del “Flaco”. Ya con ellos en el plantel, el saldo de los amistosos ha sido de dos derrotas (contra España y Japón), un empate (frente al León) y una victoria (ante Gran Bretaña). Con el partido ante Corea el próximo jueves como compromiso inminente, el Tri Sub-23 tiene la obligación de recomponer la figura, ya sea con refuerzos obligados a mostrar entendimiento o a permanecer en la banca. Uno de los jugadores que apuntalaron a la Selección Mexicana en Atenas 2004, el mediocampista Israel López, reconoce que el papel de refuerzo es uno de los más difíciles, sobre todo porque en caso de obtener malos resultados esos elementos se convierten en el primer blanco de las críticas. “Como experiencia deportiva fue increíble, es una competencia de alto nivel donde la exigencia es máxima y más aún si vas como refuerzo, como apoyo del equipo”, aseguró. "Como experiencia deportiva fue increíble, es una competencia de alto nivel donde la exigencia es máxima y más aún si vas como refuerzo, como apoyo del equipo". “Aunque en lo deportivo nos fue muy mal y al final eso se convirtió en críticas muy fuertes de mucha gente. La crítica fue negativa pero a la vez justa porque hicimos bien las cosas pero el equipo no se vio bien”. Junto a López, el DT Ricardo La Volpe llevó a Antonio Naelson “Sinha” y Omar Bravo para apuntalar a los menores de 23 años en el 2004. Sin embargo, el Tri no pasó ni siquiera la ronda de grupos. Sin encontrar explicaciones del fracaso, el contención asegura que éste no se debió a las complicaciones por la adaptación, ya que mientras los jóvenes disputaban el Preolímpico para ganarse el boleto a la competencia griega, un buen número de jugadores entrenaba concentrado porque también se preparaban para disputar la Copa América. De ese grupo salieron López, “Sinha” y Bravo, quienes hoy podrán entender a jugadores como Giovani dos Santos, Oribe Peralta y Carlos Salcido, los elementos más señalados luego de las últimas derrotas del Tri Olímpico en la preparación para Londres 2012. Aunque Dos Santos no es propiamente refuerzo porque da la edad Sub-23, sí llegó en ese plan porque no disputó ningún torneo previo por las complicaciones que ello implicaba al jugar en Europa. Su falta de ritmo encuentra respuesta en la poca actividad con el Tottenham, así como en el par de semanas que tuvo de vacaciones previo a integrarse a los entrenamientos del Tri, para los cuales incluso pidió unos días más para ausentarse y supuestamente resolver problemas contractuales en Inglaterra. En tanto, Peralta no luce en su mejor momento por la lesión sufrida en la Final del Clausura 2012, que le obligó a llevar rehabilitación y volver a la actividad de manera paulatina. Si bien Salcido ha mostrado su jerarquía, todavía parece faltarle soltura en el medio campo, ya que el contención llegó al Tri Olímpico a una posición clave, donde debe convertirse en punto de referencia, a pesar de que sus nuevos compañeros no estaban acostumbrados a verlo ahí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×