San Siro dejará de ser un 'patatal' gracias a la hierba sintética

El césped del Estadio Giusepe Meazza, también conocido como San Siro, donde juegan los equipos italianos Milán y el Inter, dejará de ser un 'patatal', como lo definió el barcelonista Dani Alves,...
El césped del Estadio Giusepe Meazza, también conocido como San Siro, donde juegan los equipos italianos Milán y el Inter, dejará de ser un 'patatal', como lo definió el barcelonista Dani Alves, gracias a los implantes de hierba sintética.
 El césped del Estadio Giusepe Meazza, también conocido como San Siro, donde juegan los equipos italianos Milán y el Inter, dejará de ser un 'patatal', como lo definió el barcelonista Dani Alves, gracias a los implantes de hierba sintética.
Roma, Italia (Reuters) -
  • Alvés llamó patatal a la casa del Milán y el Inter en un juego de Champions

El césped del Estadio Giusepe Meazza, también conocido como San Siro, donde juegan los equipos italianos Milán y el Inter, dejará de ser un "patatal", como lo definió el barcelonista Dani Alves, gracias a los implantes de hierba sintética. Después de que el Barcelona presentase una queja formal ante la UEFA por el mal estado del césped de San Siro tras los Cuartos de Final de la Champions League entre los azulgranas y el Milán, que terminó con empate sin goles, se decidió poner una solución. El "patatal" como lo definió el brasileño Alves se convertirá en un auténtico tapete de billar, gracias a una inyección cada dos centímetros de hierba sintética, aseguran desde la sociedad M-I Stadio, que gestiona la estructura. Tras esta operación, el Meazza tendrá cerca el 30 por ciento de césped formado por fibras artificiales, plantadas a 20 centímetros de profundidad, mientras que el resto será hierba natural. Los 350 mil euros que han costado los implantes, realizados por una empresa holandesa, ha sido completamente abonados por los patrocinadores. "El resultado será un excelente terreno de juego y una importante reducción en los gastos de mantenimiento", aseguran desde M-I Stadio, que explican que la operación está en su última fase. En estos días, el San Siro parece un gran laboratorio al aire libre con unas especie de robots blancos que avanzan lentamente inyectando las que serán cerca 20 millones de fibras en el terreno. También los campos de entrenamiento de Inter, en Appiano Gentile, y el del Milán, Milanello, tendrán este tipo de césped mixto para que se acostumbren las piernas de los jugadores y no noten la diferencia. Los primeros que probarán el nuevo césped serán los interistas a primeros de agosto cuando tendrán que afrontar los preliminares de la Europa League.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×