León-Chivas, una añeja rivalidad

La historia del futbol mexicano guarda en sus archivos algunos encuentros que se convirtieron en duelos clásicos y que pasaron muchos años para que se repitieran, o que se desgastaron con el paso...
 La historia del futbol mexicano guarda en sus archivos algunos encuentros que se convirtieron en duelos clásicos y que pasaron muchos años para que se repitieran, o que se desgastaron con el paso del tiempo.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • "Chava" Reyes y "La Tota" Carbajal recordaron aquellos partidos donde se forjó lo que ellos llaman Clásico
  • Esta noche se volverá a vivir esa pasión entre los Esmeraldas y el Rebaño Sagrado

La historia del futbol mexicano guarda en sus archivos algunos encuentros que se convirtieron en duelos clásicos y que pasaron muchos años para que se repitieran, o que se desgastaron con el paso del tiempo, y el cambio generacional los guardó en el baúl del olvido.   El primero de toda la historia del balompié mexicano, fue el encuentro entre Atlante y Necaxa. Con los años, dejaron de ser capitalinos, y también perdieron el arraigo. Otro de esos encuentros forjados a la mitad del siglo pasado, fue el duelo entre Chivas y León.   La historia se remonta a las décadas de los años 50 y 60, cuando León ya tenía una historia, sumaba varios títulos de Liga, y el Guadalajara no dejaba de ser el “ya merito”, esa época de ostracismo previa a la andanada de títulos que consolidaron al Rebaño Sagrado como el equipo más popular del país.   Salvador Reyes, leyenda de Chivas y goleador de aquel equipo, recordó cómo se formó esta rivalidad, que después de 11 años se revivirá en el Nou Camp, tras la reaparición intempestiva de La Fiera en el Máximo Circuito.   “En ese entonces el León era el equipo que más campeonatos llevaba ganados, antes de que nosotros empezáramos con la era del ‘Campeonísimo’ y ellos ya tenían varios campeonatos. El León era un equipo grande, por eso se podía llamar a ese partido como Clásico”, recordó el legendario Chava Reyes.   "El León era un equipo grande, por eso se podía llamar a ese partido como Clásico" Antonio Carbajal, guardameta histórico, quien de León para el mundo fue el primer hombre en jugar cinco Copas del Mundo, no dudó en señalar que fue el primer gran Clásico del futbol mexicano.   “Fue el primer Clásico que hubo en realidad, Chivas contra León, ya después vinieron los juegos entre Chivas y América, pero fue producto de la tecnología, no del aficionado, como en aquella época. Desplegábamos muy buen futbol los dos equipos en aquella época”, dijo, recordando aquellos años en que fue futbolista.   Por aquel tiempo, Chivas comenzó a ser el equipo que en cualquier lugar en donde se paraba, provocaba furor y locura por verlos en el verde césped, según el testimonio de Salvador Reyes.   “Eran muy intensos, eran unos agarrones los que nos dábamos con el León. No nada más en aquellas épocas, porque tú sabes que en ésta época como anteriormente, el Guadalajara era el Guadalajara, a donde va, se llena, se alborota la gente, y en aquel entonces iba mucha gente de ahí a vernos, gracias a Dios teníamos la fortuna que ganábamos más que los partidos que perdíamos, eran buenos agarrones”, recordó.   EL GOL ‘FANTASMA’ CONTRA LEÓN Ambos ex futbolistas recordaron aquel episodio en el vetusto Estadio de La Martinica, antigua casa de los Panzas Verdes, donde Chivas se impuso 1-0 en un encuentro donde Crescencio “Mellone” Gutiérrez pateó la pelota, aprovechando que la red junto al poste estaba rota y la mala apreciación del árbitro, se cobró gol a favor de los rojiblancos.   “En La Martinica le ganamos 1-0 al León, con un gol que provocó un ‘bronconón’, fue un gol que se generó gracias a un tiro de ‘Mellone’ Gutiérrez, la pelota entró por fuera, la malla estaba rota, pero el árbitro lo dio por bueno, se mantuvo, pero la pelota entró por fuera, y con ese gol ganamos. Aún se conserva la foto, sale Carbajal en ella haciendo una seña con la mano diciendo que la pelota entró por el otro lado”, contó Chava Reyes.   “La Tota” nunca olvidó el error del árbitro, al grado de que, años después, seguía siendo tema de discusión entre el guardameta y el nazareno.   “Yo le dije al árbitro de ese partido, Manolo Alonso, todavía un año después de aquel partido, que esa pelota nunca había entrado, y el árbitro me dijo de forma tajante: ‘para mí entró, y se acabó’”, mencionó Carbajal a carcajada abierta.   Así lo recuerdan dos leyendas, dos hombres históricos, que le dieron fuerza a un encuentro que pasó de ser una rivalidad regional, a un auténtico Clásico del futbol mexicano y que esta noche volverá a ser una rivalidad de Primera División.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×