Chivas 2-1 Tigres... Disciplina holandesa tuvo efecto

Cuando parecía que el panorama y el futuro de Chivas se oscurecían, y que el futuro del Guadalajara no prometía, la dosis de disciplina aplicada en los inicios de la semana, dictados desde la...
CHIVASVSTIGRES.mov
Estadio Omnilife, Guadalajara, Jalisco, México -
  • El Rebaño rompió una racha de seis meses sin ganar en casa
  • Los Tigres acumulan tres encuentros sin conseguir el triunfo

Cuando parecía que el panorama y el futuro de Chivas se oscurecían, y que el futuro del Guadalajara no prometía, la dosis de disciplina aplicada en los inicios de la semana, dictados desde la dirigencia, le sirvieron al plantel rojiblanco para reaccionar. El mensaje enviado desde la dirigencia, expresado por el Cuerpo Técnico, hizo eco en el plantel y fue interpretado de la manera en que se esperaba. Chivas volvió a ganar en su casa después de casi seis meses, al son de 2-1 al equipo del "Tuca". Casualmente, después de que se apretara desde lo más alto de la institución, Chivas manifestó en la cancha ante los Tigres, el mejor encuentro del presente torneo. Y si bien Tigres terminó defendiéndose "como gato boca arriba", el desempeño que Chivas mostró en los 90 minutos del compromiso, dieron la pauta para entender que a los jugadores rojiblancos les vino bien el regaño. Después de la victoria en casa, Chivas llegará con una dosis importante de motivación de cara al Clásico del próximo fin de semana, en el Estadio Azteca, ante el acérrimo rival, las Águilas del América. En el arranque del encuentro, los primeros minutos fueron de un cuadro rojiblanco con personalidad, con presencia en el terreno de juego y un buen dominio de pelota, inclusive con dos ocasiones frente a Enrique Palos, que salieron desviadas del arco felino. Guadalajara mantuvo dominio y posesión de la pelota, ante unos Tigres que no encontraban la forma de contrarrestar que no fuera el contragolpe, sobre el arco de Chivas. Sin embargo, a pesar de que Tigres también tuvo ocasiones frente a Luis Michel, el equipo de Van't Schip supo capitalizar la ventaja que tuvo con la pelota en los pies y se puso temprano al frente en el marcador. Al 22', tras un centro desde la derecha de Jesús "Chapo" Sánchez a segundo palo, apareció Rafael Márquez al remate sólido de cabeza y venció a Enrique Palos. Con la ventaja en el resultado, Chivas sostuvo el dominio del encuentro, ante unos felinos que buscaron mantener la constante, y herir al rival en función a ganarle las espaldas a la zaga rojiblanca, mediante los "latigazos" del contraataque. Cerca de cumplir la primera media hora, ambos cuadros de se vieron obligados a modificar ante las lesiones. Al 27', Xavier Báez tuvo que abandonar el terreno de juego por una lesión en la rodilla izquierda, y en su lugar ingresó Luis Morales. En tanto, a Ricardo Ferretti le costó trabajo recomponer, pues en su equipo, se lesionó Hugo Ayala y obligó a recomponer la zaga, al hacer ingresar a Jesús Dueñas como mediocampista, para colocar a Carlos Salcido en la defensa. Con sus intentos a la ofensiva apegados al contragolpe, los ofensivos de Tigres hicieron cimbrar a la zaga de Chivas, pues al 42' tuvieron la situación más peligrosa con el centro desde la izquierda de Damián Álvarez, salió Luis Michel a intentar cortar el pase, pero se fue en banda y Luis García no llegó al remate de cabeza, mientras el esférico se paseó por el poste izquierdo del guardameta tapatío. En la parte complementaria, Chivas se puso en ventaja al minuto 62', luego de que Guadalajara siguiera insistiendo en la presión a los regiomontanos. Jesús Sánchez apretó la salida de Carlos Salcido, la pelota quedó comprometida y le cayó de rebote a Luis Morales, quien sólo le pegó de media vuelta a la pelota, la cruzó y la mandó a guardar. El segundo gol rojiblanco sirvió a los Tigres para buscar una reacción, y desde entonces no se detuvieron en la búsqueda del gol, teniendo a Lucas Lobos como el principal motor, quien hasta entonces despertó, y revivió a los Tigres. Al 64', Lucas Lobos le pegó de derecha y cruzó su disparo que pegó en el travesaño. Desde ahí vino el intento de remontada de los felinos. El resto del encuentro fue una seguidilla de opciones a favor del cuadro auriazul. Elías Hernández, en dos ocasiones, y Alan Pulido, se encargaron de mantener con vida a los universitarios. De hecho, Pulido, acercó en el marcador a los Tigres. Al 78', entró sin marca para definir tras el centro de Damián Álvarez desde la derecha y remató de cabeza para acercarse y poner el resultado a un gol de distancia. John Van't Schip entendió que no quedaba de otra más que mantener el resultado, e hizo ingresar al terreno de juego a Kristian Álvarez, para lograr contener al ataque universitario. Sin embargo, de poco le sirvió, y la afición de Chiva terminó festejando con gran algarabía, la resurrección de sus jugadores, quienes hacían pensar en que lo vivido a inicio de la semana, sería el epílogo de una lamentable semana, pero que terminó por alentar a pensar en que el Rebaño puede ir al Azteca e imponer sus condiciones ante la escuadra de Miguel Herrera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×