'Benjamines' son envidia de los grandes

Mientras Tijuana y León se acostumbraron ya a jugar de locales con gradas llenas, en el Azteca y el Omnilife parecen una costumbre los partidos de América y Chivas con tribunas desoladas.
 Mientras Tijuana y León se acostumbraron ya a jugar de locales con gradas llenas, en el Azteca y el Omnilife parecen una costumbre los partidos de América y Chivas con tribunas desoladas.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • América y Chivas tienen porcentajes de asistencia muy por debajo de los de Xolos y León

Los “Benjamines” se convirtieron en la envidia de los “grandes”. Mientras Tijuana y León, los más recientes equipos ascendidos a Primera División, se acostumbraron ya a jugar de locales con gradas llenas, en el Estadio Azteca y el Omnilife parecen una costumbre los partidos de América y Chivas con tribunas desoladas.   Si bien los inmuebles de azulcremas y rojiblancos son de mucha mayor capacidad que los de Xolos y Panzas Verdes, en la mayoría de sus encuentros estos últimos han llevado más gente a sus casas en comparación con los dos clubes de supuesta mayor convocatoria en nuestro país.   En Tijuana, el porcentaje de asistencias es del 112 por ciento y el de León es de 81, ello a diferencia de lo que sucede con el América, que ha jugado ante el 18.27 por ciento de gradas ocupadas y las Chivas con un 51 por ciento de asistencia.   En el caso de los Xolos el número promedio de asistencias supera el 100 por ciento no porque exista sobrecupo en todos sus encuentros sino porque contabilizan la ocupación con todo y palcos.   En lo que al León se refiere, la cantidad de asistentes no es mayor debido a que la directiva ha dejado de vender aproximadamente el 10 por ciento de boletos por motivos de seguridad.   Para este semestre, los Xolos tienen garantizadas al menos un ingreso del 85 por ciento, ya que ese fue el porcentaje de abonos que vendieron antes del inicio del torneo.   Incluso, el último partido ante Atlas del cuadro fronterizo fue el que registró la mejor asistencia en el Estadio Caliente, con más de 22 mil espectadores, ya que se utilizó por primera vez una nueva grada en una de las cabeceras con capacidad para 5 mil aficionados.   Los Panzas Verdes disfrutan una bonanza similar, ya que en la venta para abonados agotan alrededor de 8 mil entradas, más 13 mil aproximadamente para los días en que venden boletos para aficionados con “contraseña” (entradas del juego anterior), por lo que en venta libre normalmente cuentan con tan sólo 2 mil boletos.   De estos cuatro equipos, las Chivas han llevado más gente a su estadio con un total de 150 mil 879 aficionados en sus cinco partidos en el Omnilife, aunque esa cifra apenas supera el 50 por ciento del aforo.   El León es el siguiente equipo que mayor cantidad de apoyo ha disfrutado, con un total de 118 mil 216 espectadores, por 106 mil 766 de Xolos y 95 mil 999 del América, que el próximo sábado tendrá su “prueba de fuego” al recibir al Rebaño en el Clásico Nacional.   “(El Azteca) es un estadio muy grande donde no todos los partidos puedes tener 70 mil, 80 mil personas”, dijo hace unos días el Capitán de las Águilas, Daniel Montenegro.   Y no. Las Águilas en su último encuentro, el del sábado pasado ante Morelia, únicamente contaron con 16 mil 305 personas en la tribuna, una cifra que está lejos de las más pobres de Xolos o León, que como mínimo han tenido 20 mil 700 aficionados (frente a Pumas) o 23 mil 042 frente a Rayados, respectivamente.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×