La 'costumbre' holandesa de separar jugadores

Apenas el pasado domingo, Chivas decidió despedir a Julio Nava y Michel Vázquez, elementos que formaban parte del primer equipo, y que debido a su bajo rendimiento, fueron separados del plantel...
Apenas el pasado domingo, Chivas decidió despedir a Julio Nava y Michel Vázquez, elementos que formaban parte del primer equipo, y que debido a su bajo rendimiento, fueron separados del plantel por decisión del timonel John Van´t Schip.
 Apenas el pasado domingo, Chivas decidió despedir a Julio Nava y Michel Vázquez, elementos que formaban parte del primer equipo, y que debido a su bajo rendimiento, fueron separados del plantel por decisión del timonel John Van´t Schip.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Leo Beenhakker separó a seis jugadores en su segunda estancia en América
  • Michel Vázquez y Julio Nava, las víctimas de John Van´t Schip en Chivas

Apenas el pasado domingo, Chivas decidió despedir a Julio Nava y Michel Vázquez, elementos que formaban parte del primer equipo, y que debido a su bajo rendimiento, fueron separados del plantel por decisión del timonel holandés John Van´t Schip. Luego de la derrota que el cuadro rojiblanco sufrió ante Pachuca en la Jornada 10, tanto Vázquez, como Nava, fueron avisados a través de un mensaje de texto de la determinación tomada por el timonel tulipán apenas horas después de haber regresado del juego disputado en la Bella Airosa. Sin embargo, esta práctica no es nueva entre los Directores Técnicos provenientes de Holanda, ya que en su momento, Leo Beenhakker hizo lo mismo en su segunda estancia con las Águilas del América. En donde seis jugadores entre los que se encontraba Carlos Sánchez, hoy exfutbolista azulcrema que recordó aquel episodio. "Es muy difícil tomar una decisión tan drástica y difícil" “Me marcó mucho Leo Beenhaker. No quiero hablar mal de él porque ya no está en México, pero sus manejos no son buenos. Ahora viene al caso lo que hizo Van´t Schip”, expresó. “Es muy difícil tomar una decisión tan drástica y difícil, muy premeditada, porque a mí me pasó los mismo cuando Beenhakker nos mandó a cinco o seis para una categoría menor, lo que en ese momento era Tigrillos, con la promesa de que iba a estar al pendiente de nosotros. La verdad es que nunca fue así, y eso en lugar de ayudar al equipo, lo acaba de romper”, comentó Sánchez. De tal forma, que es la segunda ocasión que un estratega holandés decide aplicar la rigurosa medida en el futbol mexicano, aunque a la vista de los jugadores, es claro que no tiene su más ligera aprobación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×