Boy y Atlas, una relación con las mismas necesidades

Hablar de Tomás Boy y del Atlas en un mismo enunciado denota casi el mismo significado. Una persona que busca coronar su capacidad como Director Técnico, así como un club que anhela volver a los...
ESPECIAL_TOMASBOY.mov
Guadalajara, Jalisco, México -
  • El “Jefe” aseguró que ha dirigido a clubes más complicados que Atlas
  • Tampico, Gallos, Rayados, Puebla; Veracruz y Morelia (en dos etapas), sus equipos

Hablar de Tomás Boy y del Atlas en un mismo enunciado denota casi el mismo significado. Una persona que busca coronar su capacidad como Director Técnico, así como un club que anhela volver a los primeros planos.   Será el destino que muchas veces crea el futbol, pero el estratega mexicano y los Zorros vuelven a converger en el mismo sitio pero en diferente tiempo, buscando un objetivo en común: el éxito.   En charla con Medio Tiempo, el ahora entrenador de los rojinegros externó que vive una etapa de plena madurez en su vida, razón por la que espera cumplir con un objetivo que se rompió en su primer periodo con Atlas por no estar de acuerdo con algunas decisiones deportivas que tomó la Directiva encabezada por Fernando Acosta.   “Hay en mi vida situaciones pendientes. Hace poco acabo de terminar un ciclo con Morelia con el que según yo tenía un pendiente de trabajo, lo cumplí cabalmente, me hubiera gustado coronarlo.   “La otra vez que vine (al Atlas en 2007) quedé muy contento con la organización, vi que había personas que les gusta el futbol, siempre está este desafío de lo que los otros no pueden, uno puede hacerlo; no se pudo dar por cuestiones de política y organización en aquel entonces y ese pendiente quedó ahí”, dijo.   Podría decirse que los Zorros “revivieron” al “Jefe” en aquel Apertura 2007 que estuvo en Colomos, ya que estaba borrado del mapa futbolístico, debido a que tenía alrededor cuatro años sin dirigir.   "Falta un poco más de exigencia institucional para los jugadores, que cuando lleguen aquí sepan que representan a un gran equipo" Luego de su fugaz paso por Atlas que sirvió más como aparador, el timonel hizo del Morelia un fuerte candidato al título durante varios torneos. No obstante, eso quedó atrás, y hoy el estilo de Boy es más sereno debido a la experiencia con la que cuenta.   “Pienso que estoy en una etapa buena, importante, logré cosas importantes en el anterior equipo (Morelia), pero pienso que pude haberlo hecho antes, dejé muchos años sin entrenar, no lo pude lograr, a veces la creatividad no fluye tanto con antes, pero en general estoy más experimentado en otras áreas que me permiten estar más tranquilo para tomar mejores decisiones”, comentó. MAYOR EXIGENCIA, PIEZA QUE FALTA EN ATLAS De todos es sabido que Atlas es un equipo que por historia juega bien y trata la pelota de manera vistosa, pero de la misma manera, y más en los años recientes, la falta de compromiso de muchos jugadores ha hecho del club tapatío un conjunto perdedor, situación que Tomás Boy espera que cambie, dado el tipo de institución que representan.   “El Atlas tiene unas instalaciones diferentes, es un equipo muy tradicional al cual le gusta jugar bien, tiene que vender algo cuando juega a sus seguidores que son muchos, siento que falta un poco más de exigencia institucional para los jugadores, que cuando lleguen aquí sepan que representan a un gran equipo, tratan muy bien a los jugadores, a veces hay que exigir más”, dijo.   Sobre un proyecto a largo plazo en la madriguera, el técnico mexicano confía en quedarse mucho tiempo en el club rojinegro, no obstante, en mayo del siguiente año habrá elecciones y eso puede generar cambios. Ante eso, Boy sabe que la continuidad depende únicamente de los buenos resultados de aquí a entonces.   “Son las cosas que pasan en esta organización que a veces suceden, no voy a pensar en eso, sólo tratar de dirigir al club Atlas, no a la política del club, evidentemente cuando eso sucede (las elecciones) cambia la organización. “Si el proyecto sigue estaría encantado siempre y cuando estén los resultados al pie del cañón, si se dan es continuidad, si no se dan es ‘continuismo’, es decir, más de lo mismo”, externó. PROTAGONISMO QUE REPERCUTIRÁ EN CANTERA   Así como los rojinegros por lo general tienen en su platilla la cifra permitida de cinco extranjeros, también es cierto que es una institución que trabaja en demasía las Fuerzas Básicas.   En los distintos equipos de Atlas quizá de los últimos 10 años, siempre hay gran presencia de cantera, pero en la mayoría de los casos los jóvenes no se consolidan, situación que Tomás Boy atribuye a que éstos tienen que llegar en conjunto con el equipo a instancias finales para potenciar la calidad individual de cada jugador hecho en la madriguera.   “(A los canteranos) les hace falta que el equipo juegue bien, que el equipo llegue a alturas importantes para que puedan dar ese salto de calidad que ellos tienen. A veces algunos jugadores tienen que brillar junto con el equipo, no pueden brillar por sí mismos, necesitan ese empujón, hay otros que no necesitan al equipo para brillar”, sentenció.   Por último, y con la experiencia de haber dirigido a seis equipos distintos en el balompié nacional, mencionó que no es tan difícil llegar al Atlas, un club basado en socios, y que en muchas ocasiones resultan ser un problema, más que una solución.   “No (es difícil dirigir al Atlas), siempre se habla de que hay muchas personas que opinan mucho, yo he estado en otras organizaciones en las que es más difícil trabajar”, finalizó Boy.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×