De la calle, a defender a México en un Mundial

Drogadicción, alcoholismo y conflictos económicos son algunos de los problemas que enfrentaron y que tratan de dejar atrás los jóvenes que conforman la Selección Mexicana que participa en la...
Drogadicción, alcoholismo y conflictos económicos son algunos de los problemas que enfrentaron y que tratan de dejar atrás los jóvenes que conforman la Selección Mexicana que participa en la décima edición de la Homeless World Cup.
 Drogadicción, alcoholismo y conflictos económicos son algunos de los problemas que enfrentaron y que tratan de dejar atrás los jóvenes que conforman la Selección Mexicana que participa en la décima edición de la Homeless World Cup.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Los jugadores tuvieron que pasar varios filtros para llegar a la Selección
  • Son originarios de Aguascalientes, Sonora, Guerrero, Chihuahua, Michoacán y Chiapas

Drogadicción, alcoholismo y conflictos económicos son algunos de los problemas que enfrentaron y que tratan de dejar atrás los jóvenes que conforman la Selección Mexicana que participa en la décima edición de la Homeless World Cup, que se celebra en el Zócalo capitalino.   Desde hace un mes Antonio Rivera, Erik Sandata, Ezau Ruelas, José Moreno, Félix García, Álvaro Orellana y Alfonso Villa entrenan con dos objetivos: tratar de levantar el trofeo de campeones e intentar cambiar su manera de vivir.   Pero el camino no ha sido fácil, además de las dificultades que les ha tocado vivir, los siete futbolistas tuvieron que pasar por varios filtros para ser elegidos en el combinado nacional. Fue un proceso el cual los llevó a eliminarse en torneos regionales, estatales y nacionales, para al final ser convocados por el Director Técnico, Abraham Miranda.   Antonio Rivera, 23 años, Aguascalientes

“Llegue aquí porque yo vivo en uno de los barrios más conflictivos en Aguascalientes. Es un lugar donde hay mucho vandalismo, mucho narcomenudeo, soy de los pocos que puede presumir que no soy drogadicto, fui alcohólico en su momento pero ya eso se quedó atrás.   “Me ha cambiado mucho este torneo, primero que nada quiero ser campeón del mundo y después lo que venga, estoy muy agradecido con este tipo de torneos porque te cambian la vida. De estar abajo y salir se siente muy bien”.   Erik Sandata, 21 años, Chihuahua

“Como en Ciudad Juárez hay mucha delincuencia, yo tuve que dejar la escuela para empezar a trabajar y aparte tuve problemas con el alcohol, aunque no me considero alcohólico también eso me calificó para entrar a este proyecto.   “Primero que nada el campeonato y después de eso por mi y por mis compañeros mejorar nuestra vida en varios aspectos. Siento que ya estoy medio grande para buscar ser futbolista profesional pero si llegara una oportunidad claro que la tomaría”.   Ezaú Ruelas, 22 años, Sonora

“Gracias a Dios yo nunca he estado envuelto en drogadicción, sí he tenido problemas, problemas familiares, económicos pero gracia a Dios he podido salir adelante, con mucho esfuerzo y sacrificio  pero sí he podido salir adelante”.   “Es un torneo que nos ha dejado muchas experiencias muy bonitas. Quiero sobresalir en mi vida aprovechando esta experiencia y tratar de divulgar este torneo en mi estado. Me gustaría divulgarlo e inculcar el deporte con los niños”.   José Moreno, 21 años, Chihuahua

“Sí… tuve problemas de drogas y alcohol y por eso fue que entré en este torneo”.   “Quiero aprovechar el torneo y sacar buenas cosas, dejar todo aquí y tratar de salir adelante como persona, regresar a la escuela y todo eso”.   Félix García, 20 años, Guerrero

“En mi adolescencia tuve unos pequeños problemas de pobreza y carencia, y ese fue una de las cosas por las que al entrevistarme me dijeron que concordaba con este programa que ellos están trabajando”.   “El título primero y también sacar muchas experiencias buenas, tratar de ser una buena persona, luchar día con día para poder salir adelante y enseñar en mis estado a que gente como yo puede superarse si te lo propones”.   Álvaro Orellana, 22 años, Chiapas

“Yo tenía problemas con mis padres y caí en problemas de alcoholismo… y eso fue un punto para que me tomaran en cuenta y por eso estoy acá participando con la Selección muy contento de estar aquí”.   “Queremos ser campeones y personalmente quiero terminar de cumplir mis sueños, la meta que traigo desde pequeño que es jugar en nivel profesional y creo que tengo los recursos para poder lograrlo y voy a seguir luchando hasta lograrlo”.   Alfonso Villa, 22 años, Michoacán

"No gracias a Dios yo no he caído en ninguna de esas cosas. A mí me invitaron unos amigos y por eso estoy aquí".   "Hemos hecho una familia tenemos un mes conociéndonos y todo eso es lo que nos vamos a llevar y por supuesto que todos pensamos en el campeonato por eso estamos todos aquí".   Estos siete jóvenes están a un paso del título mundial. Se mantienen invictos en el torneo donde participan 62 países y este domingo podrían cumplir su sueño y proclamarse monarcas del Homeless World Cup.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×